La Provincia
Martes 17 de Febrero de 2015

Cientos de entrerrianos repudiaron la utilización política de la muerte de Nisman

Referentes de derechos humanos, la cultura, la política y otros sectores firmaron un documento que cuestiona "todo intento de desestabilización institucional".

Intelectuales, juristas, académicos, trabajadores de la cultura y referentes políticos, sindicales, estudiantiles y de derechos humanos de distintos puntos de Entre Ríos manifestaron su adhesión a un documento en repudio a la marcha denominada 18F, que motorizan sectores del Poder Judicial y de diversos partidos de la oposición. El texto, que se pronuncia “contra todo intento de desestabilización institucional”, fue redactado por el dramaturgo Roberto Tito Cossa, el escritor Mempo Giardinelli, el sociólogo Fortunato Mallimaci, Emilce Moller, Laura Conte, Verónica Piccone y Alejandro Mosquera.

La búsqueda de adhesiones en la provincia estuvo a cargo de la Multisectorial de Derechos Humanos, que consiguió cientos de firmas, que se suman a las más de 25.000 recolectadas a nivel nacional. El estricto cumplimiento de la Constitución, la salud de la democracia, el saneamiento de la Justicia, el respeto irrestricto por los derechos humanos y el imperio de la paz en la república son algunos de los puntos planteados en el manifiesto, que recibió un amplio apoyo en Entre Ríos.

Referentes de derechos humanos como Margarita y María Ema Papetti, Julián Froidevaux, María Luz Piérola, Manuel Ramat, Sabrina Gullino, Alicia y Liliana Dasso, Clarisa Sobko, Eduardo Ayala, Florencia Amestoy, Mariana Fumaneri, María Estela Solaga, María Luisa Grianta, Adriana Grane y Celina Kofman, entre muchos otros, suscribieron el documento, junto a académicos como Aníbal Sattler, Rosario Badano, Susana Cazzaniga, Angelina Uzín Olleros, Sandra Arito, Miguel Pita, Laura Salazar y Gloria Tarulli.

Médicos, psicólogos, arquitectos e ingenieros también pusieron sus firmas junto a las de artesanos, jubilados, vecinalistas, ex presos políticos, periodistas, trabajadores, estudiantes, profesionales de distintos ámbitos y deportistas, entre los cuales se cuenta el boxeador Wenceslao Mansilla.

Figuran trabajadores del arte y la cultura como los fotógrafos Gustavo Germano y Raúl Perriere, los artistas plásticos Néstor Medrano, Guillermo Hennekens, Sergio Damonte, Germán Yujnovsky, Elsa Yausaz y Nicolás Passarella, el músico Gari Di Pietro y el actor Gabriel Cosoy, junto a los abogados Raúl Barrandeguy, Florencia Amore, Sofía Uranga, José Iparraguirre, Juan Méndez, Marta Merlotti de Churruarín, Solange Grand, Miguel Cullen, Edgar Olivera y Bernardita Zalisñak, entre muchos otros.

“Nos manifestamos en contra de toda forma de violencia. Incluso la aparentemente sutil y subliminal, como la que se incita desde el terrorismo periodístico disimulado, la financiera, la empresaria y cualquier otra. Exigimos que se cumplan las leyes, todas, sin chicanas ni cautelares como las que es costumbre político-judicial disponer en beneficio de los poderosos, sean personas o grupos empresariales”, se lee en el texto al que también adhieren destacadas personalidades de todo el país.

“Rechazamos la parodia democraticista de un pequeño grupo de fiscales, desprestigiados casi todos, apadrinados por los medios hegemónicos en la convocatoria a una marcha a todas luces sectaria y provocadora. Y rechazamos también el siempre renovado oportunismo de dirigentes políticos capaces de todo tipo de inconductas y servilismos a gobiernos extranjeros, y a irritantes violencias verbales”, se añade en el documento.

La lectura del comunicado se realizó este martes en el Teatro del Pueblo, en la ciudad de Buenos Aires. “La República Argentina necesita seguir trabajando en paz, para avanzar aún más en las conquistas sociales y laborales ya logradas, la inclusión social, la defensa del patrimonio público, la independencia económica y la soberanía política que la ciudadanía ha recuperado después de la crisis terminal de 2001 y 2002”, concluye el texto, en el que se exigen “una investigación seria y honesta sobre la muerte del Fiscal Alberto Nisman, la designación de una Corte Suprema de Justicia completa y una transformación democrática y profunda de las estructuras de inteligencia”.
 

Comentarios