Pais
Viernes 17 de Julio de 2015

Choferes de larga distancia amenazan con realizar un paro

El secretario general de UTA, Roberto Fernández, acusó a los empresarios de querer "sacar más subsidios y compensaciones al Estado". La medida perjudicaría el turismo de la temporada invernal en plenas vacaciones. 

La Unión de Tranviarios Automotor (UTA) se declaró en “estado de alerta” tras fracasar las negociaciones salariales en el marco de las paritarias, advirtió el secretario general Roberto Fernández.
El sindicalista adelantó que las medidas de fuerza serían inminentes e incluso podrían comenzar este viernes. De esta manera, podrían generarse problemas en el transporte de larga distancia durante las vacaciones de invierno en la mayoría de las provincias.
UTA ya había sellado acuerdos para los choferes de corta y media distancia. Mientras que en la rama de larga distancia a nivel nacional es la única que resta firmar, ya que las negociaciones llevadas a cabo en la secretaría de Transporte no llegaron a buen término, de acuerdo con lo señalado a Infobae por Fernández y el secretario de prensa del sindicato, Mario Caligari.

Desde el Sindicato, su titular Roberto Fernández, advirtió: "Los empresarios son unos sinvergüenzas que nos faltan el respeto y nos quieren usar para cubrir sus costos. Si esto sigue así corre peligro el servicio en vacaciones de invierno".

El dirigente indicó que la cámara empresaria de micros de larga distancia demora la firma de la paritaria con el propósito de "sacar más subsidios y compensaciones" del Estado.

Desde el Ministerio de Transporte les ofrecieron a las compañías aumentar en 20 millones de pesos los desembolsos que realiza cada mes como sostén salarial. Desde el año pasado el Estado les compensa a los dueños de micros por tres ítems: la competencia en algunas rutas con Aerolíneas Argentinas; los pasajes que están obligados a bonificarles a los discapacitados, y un aporte de 1.500 pesos por cada chofer, indicó el diario Ámbito Financiero.

La UTA pretende aplicar en larga distancia el mismo acuerdo que cerró para los colectiveros de Capital Federal y las provincias: es decir, una suba salarial de más del 40% retroactiva a enero y con vigencia hasta mitad de 2016, a través de un primer ajuste del 27,8% y el resto desde principios de año.

Si bien existe acuerdo sobre este esquema en general, en la audiencia del jueves en el Ministerio de Trabajo la UTA y Celadi no lograron acordar la mecánica del aumento. 
 

Comentarios