Pais
Sábado 02 de Abril de 2016

Chanti: "Me gusta dibujar el pensamiento desprejuiciado de los chicos"

Así lo cuenta el ilustrador creador de la ya emblemática saga infantil "Mayor y menor", galardonada con el premio Santa Clara de Así­s por la forma de abordar el ví­nculo entre dos hermanos pequeños y que por estos dí­as alcanza su novena entrega.

La edición de Sudamericana refleja el vivir cotidiano de Nacho y su hermano menor Tobi, quienes viven con sus padres, a veces protagonistas de las viñetas, y donde se desarrolla un mundo que empatiza perfectamente con los lectores.

Las tí­picas competencias por ganar en un juego, sus aventuras cotidianas con la vida escolar o con sus amigos; las travesuras de la mascota de la casa, los celos por ganar el amor o los privilegios de sus padres, son algunos de los temas desarrollado con mucho humor en el texto.

Esta historieta nació hace 13 años, viendo a sus primeros sobrinos jugar y pelearse. "Siempre quise hacer una historieta protagonizada por chicos y cuando los vi, me pareció una buena idea desarrollar la relación entre hermanos porque da para mucho, no es lo mismo ser el más grande que el más chico", reflexiona Santiago González Rigael
.
¿Por qué eligió niños como personajes? "Además de tener una buena relación con los chicos, un buen feeling, siempre me llamó la atención cómo razonan, ese pensamiento tan desprejuiciado, tan libre y cómo explican el mundo desde su propia óptica", explica el mendocino, también escritor.

Descontando que "son entusiastas y tienen la imaginación a flor de piel y eso es lo que nos resulta gracioso a los adultos, que ya estamos encasillados y estructurados", sentencia el autor que desde 2003 publica semanalmente la tira en la revista dominical Rumbos.

Chanti cuenta que su vocación nació cuando era muy chico, antes de saber leer y escribir: "Me gustaba dibujar historietas y mi hermano completaba los globitos", recuerda.

Comenzó a publicar profesionalmente a los 21 en un suplemento infantil de la provincia de San Juan. "Fue golpear puertas y viajar mucho a Buenos Aires. Así­ entré en Billiken y después La Valijita, donde estoy desde que comenzó, haciendo primero 'Facu y Café con Leche' y después 'Pico Pichón'", enumera.

Pero ahora "la historieta argentina está teniendo un nuevo renacer: tuvo su época dorada donde las revistas eran la estrella y se publicaban millones de ejemplares; después vino el cierre de esas editoriales y hace unos años empezó un nuevo resurgir en libros y a través de las redes".

"Actualmente en Argentina hay una nueva generación de historietistas muy talentosos que están haciendo historia", asegura el dibujante que en abril lanzará un libro sobre "los problemas de nuestra sociedad protagonizado por animales".

Nacho y Nico, los protagonistas de "Mayor y menor", tienen una ternura desbordante, su objetivo, asegura, "es sacarle una sonrisa a la gente (y si es una carcajada mejor) por verse reflejada, por pensar que esos personajes están vivos".

¿Qué tienen de especial estos dos nenes? "Son especiales para mí­ porque tienen mucho de mis sobrinos y también porque Nacho tiene muchas cosas de cuando yo era chico, como no querer ir a la escuela; pero Tobi es el que más me gusta dibujar. A ambos les debo mucho porque fueron los que me dieron popularidad", revela el autor.

"Los historietistas tenemos, a veces, incorporada una sensibilidad que hace que rescatemos cosas de la realidad que a otros les pasa desapercibida, es algo que se da de manera natural, nunca se sabe dónde te va a encontrar la inspiración", reflexiona Chanti.

A Chanti le gusta hablar en sus viñetas de las relaciones humanas pero también de la fantasí­a. "Rescato las pequeñas grandes cosas cotidianas, el volver a las pequeñas cosas que nos hacen felices, como lo hacen los chicos, que logran ser felices con tan poco".

Fuente: Télam 

Comentarios