La Provincia
Sábado 23 de Enero de 2016

Cerca de 100.000 concordienses permanece sin suministro de agua potable

La emergencia se produjo por la rotura de dos bombas. Abastecen a los barrios y al sistema de salud con  autobombas de Bomberos

Primero recibió el golpe de una furiosa tormenta a mediados de diciembre, después se sumó el drama de las inundaciones y ahora Concordia sufre por la falta de agua en gran parte de su ejido. Sucede que hace un par de  días se dañaron dos bombas de agua en la planta potabilizadora y ello generó numerosos inconvenientes en el abastecimiento del suministro en la Capital de citrus.
El panorama asoma como complejo y solamente un número revela la gravedad de la situación: hasta ayer eran 100.000 los vecinos afectados por la situación, de un total de habitantes que según el último censo de 2010 se ubicó en 170.000. En un relevamiento de las roturas que afectan a las bombas de la planta potabilizadora
UNO se comunicó con el intendente de la localidad, Enrique Cresto. Al hacer una radiografía de este nuevo frente de crisis, Cresto eligió calificarlo como “complicado”, y afirmó que todo esto llevó a declarar la emergencia hídrica en la ciudad. Explicó que la vieja planta potabilizadora funcionaba originalmente con siete bombas, pero que dos de ellas están dañadas. “Soportan 18 metros de presión de agua y el río llegó a los 16 en el puerto local”, consignó.
Tamaña presión de agua hizo que las estructuras se rompieran, resintiendo la prestación del servicio en una semana signada por una ola de calor que afecta a la región centro del país y que en Concordia quedó reflejada en la marca del termómetro:  la máxima se ubicó en 38º. Cresto señaló que el lunes enviaron a  Buenos Aires a reparar las bombas con desperfectos y se estima que recién para la semana que viene estarán arregladas.
“La solución más inmediata es que llueva y descienda la temperatura, porque la planta es vieja y estuvimos reunidos con el gobernador para gestionar la construcción de una nueva planta”, admitió el titular de la comuna. Sobre cómo se está enfrentando la emergencia, sostuvo que dotaciones de bomberos de Chajarí prestaron su colaboración con camiones cisterna, quienes asisten con agua a hospitales, entidades y dos veces por días en los barrios más afectados. “Hasta la zona céntrica está afectada”, resumió el presidente municipal.

Asistencia e incendios
La tarea de Bomberos Voluntarios de Concordia en la asistencia a los vecinos que padecen la falta de abastecimiento de agua no ha tenido respiro en las últimas horas. Es que así como distribuyen el vital elemento en diferentes zonas del ejido urbano, también deben apagar ocho incendios forestales diarios que se registran en sectores de montes nativos.  “Los problemas se producen en pastizales y basurales”, dijo a UNO el comisario Cristian Bravo.
En relación a las tareas de ayuda para paliar la falta de agua, Bravo informó que con dos vehículos abastecen a hogares, hospitales, geriátricos y a una importante cantidad de habitantes. “El 70% de la ciudad está afectado, incluso estamos trabajando durante la madrugada”, detalló el rescatista. Mencionó que los barrios más complicados son los que están ubicados en la zona norte y noroeste de la Capital del citrus. Consultado por el estado de las bombas de agua  y  el plan de reparación que se está encarando, detalló: “Se está completando el arreglo de las bombas y en forma paulatina está regresando la presión a todo el sistema hidráulico”.
El cuerpo de Bomberos de la localidad tiene varios frentes que atender, ya que por un lado trabajan en forma coordinada con el municipio  para afrontar de la mejor forma esta crisis, también tienen intervención en el seguimiento de los concordienses que siguen en los centros de evacuación. En función de brindar la mejor respuesta, además de Bomberos, en la ciudad siguen apostadas varias de la fuerzas de seguridad que  acudieron cuando se produjo el pico de la inundación: Gendarmería, Prefectura y el Ejército.
Una fuente perteneciente al cuartel de Bomberos informó que dos veces por días transportan un caudal de agua cercano a los 12.000 litros. En el edificio cuentan con cinco vehículos, dos de ellos utilizados para transportar agua: una autobomba de 4.000 litros de capacidad y una cisterna de 13.000 litros. Además en la dependencia tienen a disposición otras dos autobombas y una camionera para actuar en caso de incendios forestales.

Falta inversión
Además de los numerosos inconvenientes que está generando en la comunidad la escasez desde hace varios días del suministro, el sistema de salud público y privado presumiblemente sea el más afectado. El hospital de niños Ramón Carrillo no cuenta con el servicio desde hace cuatro días y solamente disponen de bidones para el consumo personal. Aunque lo que resulta más preocupante es que el agua escasea para que se pueda higienizar el personal, los baños y la ambulancia.
Acerca de esta situación opinó el secretario gremial de ATE Concordia, Pedro Suchuat, que en diálogo con UNO afirmó: “El jueves estuvo toda la ciudad sin agua y solamente volvió el servicio ayer por la mañana”. El gremio atribuyó el problema a que durante no menos de 20 días estuvo en un nivel de 16 metros y esto ocasionó una falla en la toma de agua.
En su apreciación personal comentó que “las redes de abastecimiento estaban previstas para cierta cantidad de habitantes, aunque no hubo inversión en infraestructura, y la presión de agua, si no se invierte como se necesita, no alcanza para atender la demanda de la población”.
Paradójicamente, la ciudad que se encuentra en la ribera del río Uruguay, primero debió enfrentar la furia del gigante marrón que al crecer registró marcas históricas y hace tres semanas dejó 10.000 evacuados por la inundación generada por lluvias incesantes. Otra es la realidad por estos días: una de calor y la falta de precipitaciones que desataron una crisis por la falta de agua potable.

Comentarios