La Provincia
Viernes 18 de Diciembre de 2015

Celíacos harán su propio pan de miga para poder pasar las Fiestas

En ACER dan talleres para elaborar en casa los productos que no se pueden encontrar en las góndolas 

En las reuniones familiares en las fiestas de Navidad y Año Nuevo es tradición consumir determinados alimentos y suele ser difícil resistirse a la tentación si se está llevando adelante una dieta especial. Budines, pan dulce, turrones, garrapiñadas, algún tipo de carne al horno o asado, y sandwich de miga son algunos de los más típicos que se sirven en la mesa.

En este contexto, los celíacos deben cuidar especialmente lo que ingieren, ya que consumir algún producto que contenga gluten puede resultar nocivo para su salud. No siempre resulta sencillo, y algún paciente puede sucumbir ante la atracción de alguna de las posibilidades que incluyen los menús navideños. Es por eso que desde la Asociación de Celíacos de Entre Ríos (ACER) incluyeron en los últimos talleres que llevan adelante el tercer sábado de cada mes recetas alusivas a estas fechas. “Buscamos que no se generen situaciones donde alguien se tiente por comer algo que le va a afectar su salud. Muchas veces es tentador comer un pedacito de pan dulce que no es apto para celíacos, porque se piensa que no pasa nada, y en realidad puede arruinar un tratamiento de años, que en el caso de las personas que tienen intolerancia al gluten consiste en la prevención, llevando una alimentación sin TACC”, comentó Cecilia Pautasso, presidenta de la institución.

Sin TACC significa que no deben contener una proteína que se encuentra en las semillas de cereales como trigo, avena, cebada y centeno. De allí surge la sigla que identifica en los paquetes de las góndolas de los supermercados y dispensarios qué productos están exentos de esta particularidad. 

Si bien Pautasso destacó que este año se consiguen más artículos de primeras marcas aptos para celíacos, como turrones, garrapiñadas y confituras, indicó que las grandes compañías no fabrican sin embargo pan dulce, budines y otros alimentos a base de harinas. “Se consiguen de marcas específicas y hay más lugares que los fabrican en Paraná. El tema es que las harinas son muy volátiles y solo 10 miligramos de gluten pueden contaminar una preparación que no lo lleva, por eso tiene que haber un lugar específico de fabricación de productos para celíacos”, aclaró.

En la capital provincial hay negocios que solo se dedican a la venta de este tipo de alimentos, y un pan dulce de 260 gramos se consigue a 60 pesos, los budines rondan los 40 pesos y el pionono vale 36. Pan de miga no se vende prácticamente en ningún comercio y es por eso que quien sea celíaco y quiere consumir este tipo de panificados tiene que hacerlo indefectiblemente en su hogar.  “La técnica de elaboración es un tanto compleja, con lo cual en la asociación compartí una receta de mi autoría para que la gente pueda elaborar artesanalmente su propio pan. Tiene su secretito y se requiere paciencia para hacerlo”, comentó Pautasso, a la vez que recordó que el sábado a las 17 se realizará el taller de este mes en Maipú 522 de Paraná para que la gente pueda aprender esta y otras recetas de platos y panificados sin TACC. La ventaja es que, además de ser alimentos que contribuyen a la salud a quien tiene que llevar esta dieta especial, puede abaratar costos, que en las localidades del interior suelen incrementarse más aún. “Los productos para celíacos suelen ser sensiblemente más caros. Depende de cuáles sean, llegan a costar entre tres y 10 veces más”, aseguró Pautasso, quien recordó que los talleres son libres y gratuitos, aunque se pide una colaboración para los materiales y destacó que este sábado en especial van a brindar por los logros obtenidos –entre ellos, a nivel legislativo–, con el anhelo de que en 2016 puedan avanzar para conseguir la baja de los costos de los alimentos sin TACC.

Población celíaca

Si bien se conoce que el 1% de la población es celíaca, hay además un 10% que es sensible al gluten, según afirmó Cecilia Pautasso, y señaló que en Entre Ríos son entre 12.000 y 15.000 las personas que son sensibles. “Un celíaco cuya enfermedad es detectada tempranamente puede llevar una vida normal”, aseguró.

La celiaquía es una enfermedad genética, por lo tanto no contagiosa. Además es multisistémica y autoinmune y tiene distintos síntomas, según la edad. 

Productos habilitados

En Paraná se venden productos específicos para celíacos en una panadería ubicada en avenida De las Américas y mañana van a ofrecer sandwich de miga por encargo libres de gluten, además de budines, pan dulce y otros productos alusivos a las Fiestas. Los interesados pueden contactarse llamando al (0343) 4352574.

Cecilia Pautasso recordó que al comprar alimentos, estos deben estar autorizados por ANMAT y señaló que el listado de los que son aptos se puede consultar en la página del organismo: www.anmat.gov.ar, o vía WhatsApp (0343) 154283779.
 

Comentarios