La Provincia
Miércoles 10 de Junio de 2015

Ceder y circular con prudencia y respeto, claves para evitar accidentes

En el Día Nacional de la Seguridad Vial, UNO dialogó con el comisario Ricardo Galliussi, licenciado en Accidentología Vial, acerca de los beneficios de incorporar el manejo defensivo y los pilares de la seguridad vial. 

Cruzar la calle, conducir un auto, una moto o una bicicleta son acciones simples que, mal realizadas, pueden ser la causa de un siniestro vial, provocar lesiones graves y hasta pérdida de vidas humanas.
Este miércoles, en el Día de la Seguridad Vial, el comisario Ricardo Galliussi, licenciado en Accidentología Vial y parte de la división Accidentología Vial de la Policía de Entre Rios, dialogó con UNO sobre los pilares de la seguridad vial, la necesidad de implementar el manejo defensivo, de ceder y circular con prudencia y respeto.

Bajo el lema "Todos somos el otro" en este 10 de junio, se invita a reflexionar y concientizar sobre el respeto a las normas de tránsito. “Somos muchas personas las que estamos trabajando por la seguridad vial y queremos lograr que disminuya la cantidad de siniestros. Ojalá podríamos llegar a siniestros 0, pero es una labor a muy largo plazo porque, más allá de los controles, de las sanciones y de las actividades de prevencón, los accidentes continúan y están vinculados a la imprudencia”, dijo el especialista.

También aseguró que desde el área de Accidentología intentan brindar herramientas para que quienes circulan por la via pública tengan manera de evitar o disminuir lesiones y daños que se sufren a raíz de los siniestros viales.

El comisario destacó los resultados de los operativos de control de motos a cargo de la Policía de Entre Ríos en toda la provincia, iniciados el 12 de septiembre de 2014. “La disminución de los siniestros viales es muy buena, hoy estamos viendo los resultados”, dijo.

Para Galliussi, los operativos de control integran la “tercera pata del taburete” que conforma la seguridad vial que es la educación, el control y la sanción.

En ese sentido puso énfasis en que la seguridad del tránsito se compone de tres grandes factores. Primero “la ingeniería del tránsito (vehículos y vías en condiciones)”; segundo, “la educación: saber que un semáforo en rojo no se pasa, que una senda peatonal no es para estacionar, cosas comunes que no son respetadas”; y tercero: “Control y sanción: si una persona no respeta tiene que haber un órgano que aplique la sanción que corresponde. Porque si no la ‘costumbre’ es que no pasa nada. Hasta que pasa y tiene consecuencias terribles”.

Manejo defensivo
Al hacer un repaso sobre las recomendaciones a quienes circulan por calles y rutas, el comisario promovió la implementación de un manejo defensivo, en el cual la primera regla es ceder.

“Si llegamos a una intersección de varias arterias, debemos saber que, por normativa, la prioridad de paso es por mano derecha. Los siniestros producidos en encrucijadas ocupan hoy en nuestro territorio el primer lugar. Si implementamos maniobras de manejo defensivo, que en concreto es ceder el paso, evitaríamos riesgos que se generan en las intersecciones”, señaló.

También hizo referencia a la necesidad de respetar las normas de tránsito. “Si el conductor tiene la licencia otorgada por el organismo correspondiente, se sobreentiende que conoce la reglamentación y sabe discernir acerca de lo que es el límite de velocidad, el semáforo y una encrucijada con prioridad de paso por mano derecha. Remarcó además, evitar la conducción bajo los efectos de alcohol o estupefacientes e implementar el conductor designado en su grupo”.

Factor imprudencia
“Hoy seguimos interviniendo en siniestros donde hay motocicletas involucradas y si bien observamos que el conductor va con casco, luces y patente el siniestro ocurre igual, pero al analizar la causa nos encontramos con exceso de velocidad o el incumplimiento de alguna norma”, detallo el comisario.

Reeducar y confiar en las generaciones futuras
“Nuestra generación no tuvo un plan de educacion vial. Por eso, aún sin quererlo, todos somos infractores y debemos reeducarnos. Nuestra apuesta fuerte es a las generaciones futuras, a los chicos que hoy están en el ciclo inicial. Si les brindamos una educacion vial concreta y eficiente en la escuela primaria, cuando lleguen a la edad de obtener la licencia ya tendrán todos los conocimientos necesarios adquiridos”, consideró el comisario.
Con años de trabajo en la temática, Galliussi destacó, para finalizar, la necesidad de cumplir las normativas para cuidarse y cuidar al otro y apuntó a un cambio cultural que genere ciudadanos más responsables a la hora de circular.a hora de circular.

Comentarios