Policiales
Lunes 30 de Noviembre de 2015

Cayó un narco del barrio Paraná XVI con cocaína y marihuana

Tras la denuncia de un tiroteo en barrio Humito, la Policía de Paraná requisó varias viviendas y detuvo al soldadito de un conocido narco de la zona oeste, y le secuestró una importante cantidad de droga

La investigación por un tiroteo, en el que la víctima denunció a un hombre vinculado al narcotráfico en Paraná, derivó en varios allanamientos, el secuestro de una importante cantidad de droga y la detención de un presunto vendedor en el barrio Paraná XVI.

La tarde del sábado cayó una lluvia de balas sobre una vivienda del barrio Humito. Dos hombres habían bajado de una camioneta Toyota Hilux y descargaron una pistola calibre 3.80 hacia el frente de la casa, sin lograr lesionar a nadie. Los habitantes del lugar conocían a los que disparaban, eran padre e hijo, y en la denuncia dieron el nombre y apellido del mayor, que sería  jefe de una banda narco de la zona oeste de la capital provincial.

El hecho calificado como Abuso de arma fue informado a la Fiscalía, y la Jefatura Departamental Paraná comenzó con la búsqueda de los agresores. Se montó un rápido operativo en el que no se logró detenerlos. Pasaron las horas y alrededor de las 23 los encontraron en jurisdicción de la comisaría quinta. Se dispuso el secuestro de la camioneta, pero por disposición del fiscal el conductor quedó en libertad.

Según informó a UNO el jefe de la Policía de Paraná Mario Leiva, tras las averiguaciones de los uniformados, se solicitaron al Juzgado de Garantías una serie de allanamientos, los cuales fueron autorizados para la tarde de ayer. Fueron en total seis procedimientos, la mayoría en viviendas ubicadas en el barrio Paraná XVI, que serían lugares donde operaría la banda narco, especialmente de soldaditos del jefe de la organización.

En dos de estos lugares se secuestraron proyectiles calibre 3.80, iguales a los utilizados en la balacera en Humito. Luego, en otra una de las casas se encontró la droga.

Cuando llegaron los uniformados, el hombre que vive en la casa corrió hacia el fondo y arrojó una mochila hacia la casa del vecino por encima del tapial. Esto fue observado por lo policías, que pidieron permiso al vecino y la secuestraron. En el interior había dos trozos de marihuana y varias bolsas de cocaína. Además, en la vivienda allanada encontraron una balanza de precisión y otros elementos que indicarían que en el lugar se practicaría el fraccionamiento y comercialización de las sustancias.

Por esto se dio intervención al personal policial de la Dirección Toxicología, que realizó las pericias de rigor. El pesaje de la droga arrojó que se trató de dos kilos de marihuana y un kilo de cocaína.

Todas las actuaciones fueron puestas en conocimiento del Juzgado Federal de Paraná, a cargo de Leandro Ríos, quien ordenó la detención de un hombre de 39 años, quien fue trasladado a la Unidad Pena N° 1 de Paraná.

Supuestos vendedores de droga en bici

La Policía de Colón intervino ante una denuncia telefónica de que en la esquina de calles Paso de los Andes y Sourigues había dos personas en una bicicleta en actitud sospechosa. El personal policial llegó en una patrulla del Comando Radioeléctrico, los identificó, efectuó un palpado y les solicitó que exhiban todos los elementos que tenían en su poder.

Así se pudo advertir que entre la vestimenta que llevaban puesta llevaban porros y envoltorios con una sustancia que podría ser marihuana, dinero en efectivo y dos teléfonos celulares.

Se dio intervención a efectivos de la Delegacía de Tóxicos de esa Departamental, quienes corroboraron que la sustancia enunciada precedentemente es marihuana, y en la pericia a los celulares se observaron mensajes enviados a otras personas, como también los recibidos, cuyo contenido hace presumir que la droga que tenían iba a ser comercializada.

Se informó lo sucedido al Juzgado Federal de Concepción del Uruguay, que ordenó el secuestro de la droga y los teléfonos, la identificación de los dos jóvenes (uno mayor de 18 años y otro menor de 17, ambos domiciliados en Colón). El más chico fue trasladado a la Comisaría del Menor y luego entregado a sus padres, y el mayor también quedó libre.
 

Comentarios