La Provincia
Martes 05 de Enero de 2016

Cayó el contrato para el examen del carné de conductor en Paraná

El intendente Varisco dejó sin efecto la contratación de Verde Vida, que realizaba los exámenes psicofísicos a quienes tramitaban su licencia de conducir. El costo era cercano al millón de pesos por mes. Ahora lo realizará el municipio  

La Municipalidad de Paraná decidió ayer no continuar con el contrato que vinculaba a la empresa Verde Vida SA en el otorgamiento de registro de conducir. Dicha empresa -cuyo titular es el ciudadano chileno Fernando Ovalle- tenía a cargo la realización de los exámenes psicofísicos para otorgar el carné de conducir y se estima que la contratación de dicha tarea le significaba al municipio una suma de alrededor de un millón de pesos mensuales.

Según trascendió ayer en el Palacio Municipal, a la decisión la tomó el intendente Sergio Varisco, luego de ser informado por los secretarios de Legal y Técnico, Walter Rolandelli, de Tránsito y Transporte Rubén Amaya y el Fiscal de Estado, Francisco Avero. También se decidió que, de manera inmediata, la prueba sea tomada personal municipal capacitado para tal fin.

La gestión saliente había convocado a una licitación y como única oferente se presentó la empresa Verde Vida SA, a la que le fue adjudicada la realización de los exámenes psicofísicos para obtener el registro de conducir. El monto que pagaría la comuna para 2016 se había fijado en un millón de pesos y para una renovación en 2017 se había previsto ascender a 1,5 millones de pesos, según trascendió ayer. No obstante ello, una cláusula permitió a la nueva gestión municipal desvincularse de esa obligación.

“El artículo 29 del pliego de bases y condiciones establecía que la comuna se reservaba el derecho de prorrogar la apertura o dejar sin efecto la misma licitación, sin derecho a reclamo alguno por parte de los interesados en participar. Tomando ese artículo, el intendente Varisco decidió dejarla sin efecto y quedó desierta la concesión. Al mismo tiempo se tomó la determinación de que la realización de los carné de conducir se realice con el propio personal municipal”, explicó Rolandelli.
El secretario Legal y Técnico agregó que no advirtieron irregularidades por parte de la empresa. “Sí observamos el monto que recaudaba por mes, que era prácticamente un millón de pesos. Se habló con el intendente Varisco, y luego con el personal municipal de la repartición de calle Alem para ver si estaba capacitado para realizar la tarea que realizaba la empresa privada, y en conjunto se decidió optar por rescindir el contrato. Los empleados de la empresa no tienen ninguna clase de vínculo con la comuna. La decisión que se tome sobre ellos, es responsabilidad de la empresa con sus empleados”, añadió Rolandelli.
El dato de la no existencia de irregularidades es importante, dado que hasta ahora la mayoría de la información que durante la gestión de Varisco trascendió sobre el estado en que hallaron el municipio supone situaciones no del todo claras. Tal el caso de lo que el varisquismo denuncia como el pase a planta subrepticio de más de 500 contratatos, realizado a una semana del cambio de autoridades; la falta de información sobre la situación financiera de la Municipalidad, que motivó una denuncia desde la Fiscalía de Estado comunal ante el Tribunal de Cuentas de la provincia y la demora en la entrega de autos oficiales de la planta vehicular municipal.

Se contrató a los médicos
Rolandelli detalló que la desvinculación de la empresa en su relación con el municipio se produjo ayer luego de una reunión mantenida por la mañana en la sede de Habilitaciones de Registro para Conducir ubicado en de calle Alem 826, donde la empresa prestaba su servicio. “Acudí junto al Fiscal de Estado, Francisco Avero; la escribana municipal, Cristina Arbitelli, y por la parte privada lo hicieron el titular de Verde Vida SA, Fernando Ovalle y su hijo, el gerente Daniel Cuesta, una abogada y una escribana. En la reunión, que se dio en muy buenos términos, le comunicamos la rescisión del contrato y nos pidieron una semana para retirar todo el equipamiento a lo cual accedimos de la mejor manera”, indicó.

Francisco Avero precisó: “Hoy la Municipalidad comenzó a hacer el psicofísico y si bien había mucha gente para hacer el trámite, no hubo congestionamiento. Los médicos que estaban contratados por la empresa, seguirán haciendo sus exámenes ahora para la comuna vinculados a través de un contrato de obra”. El contrato con la empresa Verde Vida SA, data de tres años atrás y venció el 31 de diciembre.


 

Comentarios