Policiales
Lunes 30 de Mayo de 2016

Caudana volvió a quedar en libertad y su esposa fue encarcelada

Está acusado de organizador del negocio de la prostitución en la capital entrerriana. Se le impusieron varias medidas coercitivas, entre ellas, "abstenerse" de molestar a las víctimas o sus familiares.

El narcotraficante Elbio Gonzalo Caudana volvió a quedar en libertad el domingo al mediodía, por resolución de la jueza de Garantías de Paraná, Marina Barbagelata. El conocido recluso estaba detenido desde los primeros días de mayo, al ser acusado de organizador del negocio de la prostitución en la capital entrerriana, donde tenía a cerca de diez mujeres a cargo, a quienes le cobraba determinadas sumas de dinero para que pudieran desarrollar su tarea.

En la medida, la jueza lo obliga "abstenerse" de molestar a las víctimas o sus familiares, como así también a los testigos. En tanto, pudo saberse que su mujer, Laura Spoturno, fue retornada ayer a la Unidad Penal de Mujeres, tras el beneficio domiciliario para el cuidado de sus hijos pequeños mientras Caudana estaba detenido.

Los detalles
Caudana, considerado uno de los jefes del narcotráfico en Paraná, recobró su libertad este domingo al mediodía, por disposición de la jueza de Garantías número 1 de la capital entrerriana, Marina Barbagelata. La decisión se adoptó al vencerle el plazo de la prisión preventiva carcelaria, dispuesto el 30 de abril por el fiscal Alvaro Piérola, en el marco de la investigación que se le inició como organizador de la prostitución, regenteando a unas 10 mujeres, en la zona del Parque Industrial, a las que le cobraba un determinado canon para llevar adelante dicha tarea. La jueza Barbagelata hizo lugar al planteo del abogado de Caudana, Matías Arguello De la Vega, pero le aplicó una serie de "medidas coercitivas". Por un lado, le impuso al jefe narco "abstenerse de realizar todo tipo de actos molesto y/o perturbador respecto de las víctimas y sus familiares, como así también de los testigos de la presente causa, por sí o por interpósita persona y por cualquier medio".

A la vez, dejó constancia del domicilio de calle Francisco De Bueno y le exigió "comparecer ante cualquier citación" del Ministerio Público Fiscal, a la vez que le recordó que queda ligado a "la investigación penal preparatoria".

Quienes trabajan en la causa contra Caudana investigaron de modo exhaustivo los cinco teléfonos celulares que le encontraron la semana pasada en el Pabellón 5 -donde siempre se alojan ex policías y ex funcionarios, los que tienen un trato diferente al resto de la población carcelaria-, pero no pudieron encontrar demasiados elementos que le pudieran servir para ampliar la prisión preventiva en la UP1. En el celular personal que usaba Caudana solamente aparecieron mensajes de texto con su mujer Laura Spoturno -condenada por una causa de narcotráfico-, como así también con otras dos mujeres. También ayer, Spoturno terminó con el beneficio de la prisión domiciliaria que había dispuesto el Tribunal Oral Federal de Paraná (para el cuidado de sus hijos, mientras Caudana estaba preso) y retornó a la Unidad Penal de Mujeres.

En el 2012 se inició una investigación judicial para determinar quiénes eran los organizadores del negocio de la prostitución en la zona del Parque Industrial, para lo cual cobraban un alto porcentaje de los servicios ofrecidos. En los hechos aparecieron tres personas vinculadas a ello y el jefe de la banda era Gonzalo Caudana. Se dio intervención al Juzgado Federal de Paraná, desde donde se dispusieron una serie de medidas, como la citación y traslado de mujeres para que realicen la denuncia correspondiente, con identidad reservada, pero al poco tiempo se declararon incompetentes en la tramitación de la causa. Por ende, el expediente pasó a la justicia entrerriana y allí comenzó a actuar uniformados de la División de Trata de Personas, en las primeras semanas de abril, bajo la conducción del fiscal Álvaro Piérola, quien dispuso la prisión preventiva de Caudana, que ahora recuperó la libertad.

Según publica Análisis Digital, el jefe narco tendrá que afrontar el 27 y 28 de julio, el juicio oral y público por "amenazas calificadas" a la hija de otro narcotraficante, en un episodio iniciado en proximidades de la Escuela Centenario, el año pasado, que derivó hasta un barrio de Paraná, con tiroteo mediante. En esa causa, Caudana es defendido por el abogado Walter Rolandelli, a su vez funcionario municipal.

Comentarios