Hoy por hoy
Martes 22 de Noviembre de 2016

Caso Peñarol: un mal precedente

La inusitada violencia que semanas atrás envolvió al Club Atlético Peñarol de la ciudad de Paraná y que ya venía de arrastre, sabido es que generó la renuncia (extraoficialmente se dice que de palabra y a través de los medios) de quien era su presidente: Cristian Montero. Con el fin de lograr la pacificación o al menos no acrecentar los males, las autoridades que resisten en la populosa entidad ubicada a pocas cuadras del centro de la capital entrerriana tomaron la determinación de no jugar los tres últimos partidos de la fase clasificatoria del Torneo de Primera A que organiza la Liga Paranaense de Fútbol (LPF).
A modo de solidaridad, los presidentes y representantes de otros clubes liguistas avalaron en forma unánime la medida del retiro voluntario. Eso sí, desde el punto de vista deportivo y mostrando que cada uno intenta llevar agua para su molino, hubo quienes pidieron la no entrega de puntos para sus ocasionales rivales como Ciclón del Sur y otros que no votaron como: Belgrano, Atlético Paraná, Argentino Juniors y Los Toritos de Chiclana (los dos últimos representantes del ascenso).
La determinación del Tricolor de retirarse de la competencia se puede considerar entendible desde el punto de vista del sentido común, pero desde lo deportivo merecía una sanción. En un certamen normal, la deserción de un equipo en tres partidos (de manera continua o alternada) merece la determinación de la pérdida de categoría.
El caso Peñarol envuelve un sinfín de desprolijidades. Primero porque se lleva la discusión de un problema institucional a un ámbito estrictamente futbolístico. ¿Por qué debatir en la LPF un problema que no le es propio? Y la disposición liguista de aceptar la deserción sin ningún costo es un eslabón más de la cadena de desaciertos continuos que se vienen registrando, a través de sus autoridades, desde hace muchísimos años.
La postura de la Liga Paranaense sienta un mal precedente de cara a los tiempos por venir. Como podrá decir que no en el futuro a un club que argumentando cualquier motivo, razón o circunstancia (pérdida de dinero por dar un ejemplo) resuelve marcharse con compromisos por cumplir. El caso Peñarol, lo avalará.
Caso Peñarol: un mal precedente.

Comentarios