La Provincia
Viernes 12 de Febrero de 2016

Caso Nisman: Es "imposible" demostrar que el hacker actuó desde Paraná

“Podés decir que tenés un indicio. Salvo que sea un hacker muy tonto. Es como si un ladrón va a un banco y deja las huellas”, aseguraron a UNO Néstor Flores y Exequiel Aramburu, licenciados en Sistemas de Información.  

Juan Manuel Kunzi/De la Redacción de UNO
El 19 de enero el diario Clarín informó que “la Justicia dispuso una serie de tareas de inteligencia sobre un proveedor de servicios informáticos de Paraná, Entre Ríos, para determinar si fue el hacker que mandó un virus espía al teléfono celular del fiscal Alberto Nisman”.
Hoy Néstor Flores y Exequiel Aramburu, licenciados en Sistemas de Información, miembros del Laboratorio de Investigación Gugler que funciona en la Facultad de Ciencia y Tecnología de Uader, aseguraron a UNO que tal afirmación es prácticamente imposible de comprobar.
“No te podés instalar una aplicación en el celular que no sea de las tiendas oficiales, salvo que al teléfono le bajés la seguridad y habilités que te lleguen programas de “orígenes desconocidos”. Además cuando instalás una aplicación, te pide permiso. Vulnerabilidades hay pero es muy difícil. En el país trabajan cuatro o cinco personas que pueden hacer ese trabajo pero justo uno de ellos es de Paraná”.
“Es como si un ladrón va a un banco y deja las huellas”, reiteraron los dos especialistas en la mesa de un bar céntrico, todavía incrédulos de la liviandad con que se nombró la pista Paraná en el caso del fiscal asesinado.   
“En la computadora si es posible (que ingrese un hacker) porque virus salen todos los días. Es poco probable demostrar de dónde viene ese virus. Instalar esa clases de virus lo podés hacer mirando un tutorial en Youtube. Es decir que lo puede hacer un principiante. Es probable que el hacker ingresó a un equipo de Paraná desde cualquier parte del mundo pero, para confirmarlo tenés que tener muchas pruebas que son imposibles de comprobar”, insistieron los miembros de Gugler que están preparando los talleres que dictan dentro de la Universidad en forma habitual. La Seguridad Informática siempre está entre sus temas prioritarios.   
“Tiene que haber colaboración de todas las empresas de telecomunicaciones y, además, no hay infraestructura para comprobar el camino que se recorrió. Sobre todo, si llegás al nivel de comprometer un teléfono que, no es nada fácil”, remarcaron. Además, en caso de encontrar el camino, la información que contiene está cifrada
Cuba o China, por nombrar algunos países, los usuarios buscan “servidores puentes” para ingresar a páginas que están prohibidas. Los especialistas en Sistema de Información locales están seguros que, antes de llegar a la la computadora del fiscal Nisman, el hacker pudo recorrer diferentes servidores y uno de ellos fue el de la dirección de Paraná.

Comentarios