Policiales
Martes 01 de Diciembre de 2015

Caso Lizarraga: “La pena es razonable”, dijo la querella

Se formalizó el acuerdo entre la Fiscalía y cuatro de los que participaron del asalto y homicidio

Un robo, una fuga, una persecución y un asesinato: todo transcurrió en muy pocos minutos, pero terminó en distintas condenas para los acusados de participar en la secuencia de hechos que terminó en una tragedia aquel 22 de agosto del año pasado en la zona de Puerto Viejo de Paraná.

Fueron seis los jóvenes que asaltaron y le sustrajeron la moto Honda XR 400 a Hernán Lizarraga, cuando llegaba  a su casa de calle Estrada; todos huyeron y fueron perseguidos por el muchacho y su padre, Ricardo Lizarraga; uno de los ladrones llevaba la pistola calibre 9 milímetros con la que disparó hacia atrás en el escape y mató al hombre de 62 años.

Jhonatan Eduardo Roda, alias Chocho, defendido por el abogado Javier Aiani, fue el único condenado por el homicidio, mientras que su cuñado Julio Hernández, conocido como Pepe, fue asistido por el defensor Juan Pablo Temón, y será sentenciado por el asalto. Otros dos que tenían 16 y 17 años al momento del hecho, también se hicieron cargo de participar en el atraco, pero será el Juzgado Penal de Niños y Adolescentes donde se analizará la pena que deberán cumplir. En el caso de los menores, el de 17 fue representado por Martín Navarro, en tanto que los defensores oficiales Jorge Sueldo y Jorge Balbuena tomaron la representación del chico de 16. Y los otros dos quedaron afuera de la causa por ser inimputables, dado que tenían 15 años.

Tal como anticipó UNO ayer, se formalizó el acuerdo de juicio abreviado en el que Roda aceptó cumplir 15 años de prisión por el crimen del contador público, pero además la pena le comprende otro asesinato cometido cuando era menor, por el que debía purgar cuatro años tras las rejas.

Su cuñado (novio de su hermana) se desligó del homicidio: Hernández dijo que Roda llevaba el arma. Así, la acusación por la muerte de Lizarraga avanzó contra Chocho, mientras que Pepe logró que le imputen solo el robo y así obtener una pena menor, de ocho años de prisión. Pero también esto llevó a que la relación entre ambos se quiebre para siempre. A su vez, fue clave en este sentido la declaración testimonial de Hernán Lizarraga, quien en la rueda de reconocimiento señaló a Roda como el ladrón que le apuntó con el arma para robarle la moto.

La misma suerte que Hernández corrió para los dos menores imputables, de quienes tampoco se probó que hayan querido cooperar con el homicidio. Aceptaron que se los declare como autores materiales y responsables del delito de Robo agravado por uso de arma de fuego, para que el Juzgado Penal de Niños y Adolescentes integre la sentencia.

El abogado de la familia de la víctima, Javier Martínez, indicó que tiene expresas instrucciones para aceptar el acuerdo del Ministerio Público Fiscal con los imputados y sus defensores. “La familia Lizarraga quería que se investiguen y esclarezcan los hechos, y se sancione a los responsables. Creemos que hay pruebas sobre los hechos y los roles de cada imputado, y que la pena convenida es razonable” manifestó el querellante.

El Tribunal integrado por José María Chemez (presidente), Elbio Osir Garzón y Miguel Ángel Giorgio analizará las pruebas del expediente  antes de homologar el acuerdo entre la fiscal Carolina Castagno y los imputados, en una sentencia.
 

Comentarios