Abusos en el Seminario
Jueves 23 de Junio de 2016

Caso Ilarraz: desmintieron que Monseñor Puiggari haya ofrecido dinero

El vocero de la Arquidiócesis de Paraná Ignacio Patat lamentó "profundamente" la información difundida porque "siembra cizaña, maldad y duda en la gente"

El Arzobispado de Paraná se pronunció oficialmente en respuesta a la nota publicada por UNO en la que una de las víctimas del cura Justo Ilarraz acusó a monseñor Juan Alberto Puiggari de haber ofrecido 500.000 pesos para frenar las denuncias por abuso sexual ocurridas en el Seminario de Paraná. Sin nombrar a este matutino, el vocero de la Arquidiócesis de Paraná Ignacio Patat, desmintió "categóricamente" la información y acto seguido lamentó "profundamente" el contenido del artículo porque "siembra cizaña, maldad y duda en la gente".

En declaraciones al programa Arriba la Vida que se emite por FM Corazón de Paraná, Patat rechazó "categóricamente" que esa denuncia realizada por uno de los exseminaristas haya existido, porque "iría en contra de lo que nuestro obispo ha dicho públicamente una y mil veces, que él lo que busca es la verdad, que esto se resuelva y que sea cual sea el resultado él lo que busca es la justicia".

En ese sentido remarcó que esta cuestión ya no está en manos de la Iglesia, ni mucho menos del Arzobispado de Paraná, que ya ha puesto todo y pone todo a disposición para llegar a la verdad.

"Hemos colaborado y lo seguiremos haciendo en todo aquello que se nos requiera y de alguna manera estas cosas duelen porque dañan al común de la gente y a todos los que tienen fe", expresó Patat.


Encendida defensa

"Nosotros vamos a colaborar con aquello que la Justicia pida y segundo esperar que la Justicia se expida. El Arzobispado no solo colaboró en declarar, que ha sido casi como un pasillo de hotelería la cantidad de curas que han desfilado por Tribunales", repasó el religioso.

Patat, además, dudó de la veracidad de los dichos de la víctima y denunciante, que en la entrevista reveló que otra de las víctimas participó de una reunión junto a un abogado, donde Juan Alberto Puiggari habría ofrecido 500.000 pesos para silenciar el caso Ilarraz. "Tiene 41 años, no sé que es lo que busca, yo puedo decir qué es lo que causa en la gente simple: dolor. Puiggari va a seguir siendo Puiggari, y no pensemos que esto es el final de la Iglesia", subrayó.

"Monseñor está tranquilo, porque tiene su conciencia tranquila frente a Dios. Por supuesto que está dolido, y le preocupa que hablen mal de él. Lo que han dicho de nuestro padre y pastor, es absolutamente mentira", recalcó.

Comentarios