Caso Fernanda Aguirre
Martes 16 de Agosto de 2016

Caso Fernanda Aguirre: "No puedo decir que se trate de un crimen impune", dijo Canaletti

El periodista Ricardo Canaletti abordó en la charla con UNO uno de los casos criminales más resonantes: la desaparición de Fernanda Aguirre. "Se transformó en un caso nacional", dijo. Presentó su nuevo libro

En la ciudad italiana de Milán fue lechero, empleado municipal y ferretero, pero su verdadera vocación siempre fue el periodismo. Esto explica en cierta manera porque nunca ejerció la abogacía y se especializó en desentrañar los más resonantes casos criminales de la Argentina. Ricardo Canaletti, de 61 años, pisó por primera vez Paraná y la provincia de Entre Ríos para presentar su libro Crímenes sorprendentes de la historia Argentina II, en el marco de una actividad organizada por la secretaría de Cultura de la Municipalidad de Paraná. "Estaba pensando venir para alguno de los carnavales", confesó el conductor de Cámara del Crimen y columnista de policiales de TN.
—¿Incluyó en el libro algunos casos de la provincia de Entre Ríos?
—Es una manera indirecta de referirse a Entre Ríos, porque el caso es el fallido atentado a (Domingo Faustino) Sarmiento. Yo no sabía antes de comenzar a investigar los casos del libro que después terminaron siendo un índice, que habían atentado contra la vida de Sarmiento siendo Presidente. Investigando ese caso descubro una historia que tiene que ver con (Ricardo) López Jordán y a través de López Jordán es inevitable hablar de (Justo José) de Urquiza y de su familia. Casi de manera indirecta me metí en un tema que tiene que ver con Entre Ríos. El asunto era el atentado que se produjo contra Sarmiento en Buenos Aires en 1872: los partidarios de Sarmiento, los liberales, los partidarios de Mitre decían que ese era un plan pergeñado por López Jordán. El caudillo muere en Buenos Aires y siempre quedó la duda de si aquel que lo mató en un atentado, que en un principio se dijo que era anarquista, no era un hombre pago por familiares de Urquiza. Porque se decía que aquella partida que llegó hasta el Palacio y termina matándolo a Urquiza era un movimiento que tenía órdenes de López Jordán, lo que se desmintió y son cuestiones históricas. Hay una mirada que tiene que ver con un hecho colateral, pero muy importante al fundamental que es el atentado contra un Presidente. Lo que se cuenta en el libro es el atentado contra la vida de Sarmiento que se produce en su carruaje cuando iba a la casa de Vélez Sarsfield. No deja de ser sorprendente.
—A la distancia, ¿qué visión tiene del caso Fernanda Aguirre?
—A través de los corresponsales y de algún otro periodista que hemos enviado desde Buenos Aires se cubrió el caso de Fernanda Aguirre. No puedo decir que es un crimen impune, pero es un crimen que no está del todo cerrado, porque falta saber dónde está el cuerpo o qué se hizo del cuerpo después de tantos años, sobre todo teniendo tan cerca el río Paraná.
—Otra de las hipótesis apuntaba a los hornos de las ladrillerías.
—Sí, hay muchas hipótesis al respecto. Pero bueno, es un caso que después seguimos con la actividad de la mamá hasta que murió. Ese caso lo recuerdo mucho porque además fuera de Entre Ríos nos hicieron meter mucho la gamba diciendo que podía estar viva y tal vez en una red de Trata. Era una esperanza, legítima, pero de la mamá. Incluso la última vez que se habló de eso se mencionó un prostíbulo de España y creo que hasta un juez se interesó por eso. Lo seguimos a la distancia y a mí me parece que se transformó en un caso nacional.
—¿En Buenos Aires la causa Ilarraz tomó visibilidad a partir de la relevancia que adquirió la película ganadora del Oscar Primera Plana?
—No, al caso Ilarraz lo seguíamos desde mucho antes que se conociera la película. Sucede que con la película lo volvimos a hacer. Siempre tratamos de seguir ese tipo de casos.

Caso Nisman y la trata de personas
—De acuerdo al conocimiento que tiene del expediente, ¿a Nisman lo mataron, se suicidó, que interpretación puede hacer?
—Es una desgracia argentina. Es probable que el caso termine de una manera en la cual no todo el mundo crea en la conclusión y se puedan crear leyendas. Como la leyenda de que (Alfredo) Yabrán está vivo en Las Bahamas tomando daikiri o que (Adolf) Hitler vino aquí y murió de viejo en Bariloche, como otras tantas que todo el mundo conoce. Como dijo el autor italiano, Leonardo Sciascia, con relación a su país: "La Argentina es un país sin verdad". No sé qué pasó con Nisman, y es difícil que se sepa, y cualquier conclusión a que se llegue acerca de Nisman seguramente va a dejar inconforme a la mitad de la población. Y es una lástima, porque era una gran oportunidad para aclarar un caso que nos involucra a todos y que tiene que ver con la vida pública. Nada menos que un crimen ligado estrechamente con el mayor atentado terrorista que sufrimos.
–¿Por qué no se puede avanzar en la lucha contra las organizaciones criminales vinculadas a la Trata de Personas?
–El crimen organizado está muy ligado en este país a sectores corruptos de fuerzas de seguridad, en una época militares, en otra época fuerzas de seguridad. Lamentablemente uno de los grandes problemas para no avanzar está ahí. El crimen organizado tiene mucho que ver con estructuras corruptas de agencias de seguridad del Estado, las noticias de todos los días es una constatación. En la medida que no se encare la criminalidad de las fuerzas de seguridad, va a ser muy difícil erradicar este tipo de crimen organizado. Estamos muy acostumbrados a las cajas chicas de la fuerza de seguridad desde la fundación de esta Nación. Y es una cuestión que no debe ser. Entiendo que no ganen bien, pero eso no los habilita a nada. Por otro lado, es el Estado mismo el que comete delito, con lo cual hay que tener más controles y a ser mucho más duros con la sanción. Digo el Estado, no solo con relación a las fuerzas de represión sino también a sus funcionarios. Por ejemplo: un funcionario que comete actos de corrupción administrativa, que coimea, recibe una pena máxima de 6 años de prisión. ¿De qué vale tanta cobertura acerca de un tipo que tira bolsos por sobre el muro de un convento, si a la larga ese delito in fraganti va a tener como mucho cinco años de prisión o tres de prisión en suspenso?

Violencia de género
—Las estadísticas sigue sumando muertes violentas de mujeres en todo el país. ¿En otra época se registraban tantos casos de violencia de género?
—Es un tema netamente cultural. Si a las medidas implementadas por el Estado aún así se reiteran los casos, debe haber algo más profundo que tiene un anclaje en cuestiones culturales. En algunas regiones del país está bien visto pegarle a las mujeres, y en otras zonas la propia familia ofrece a sus hijas de 11 años. Es muy difícil encarar esto solamente con la mirada unidireccional de Buenos Aires. El Estado debe encarar campañas de concientización que no van a dar resultados inmediatos, sino que es una apuesta que se proyecta a largo plazo.

Fanático del Xeneize
Canaletti nació en La Boca, pero la mayor parte de su infancia la pasó en Barracas. En la entrevista se confesó ferviente hincha del Xeneize. Lleva publicados cinco libros y en el último repasó más de 20 casos a lo largo de 351 años. La actividad contó con la organización de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Paraná.

Comentarios