Crimen del soldado
Lunes 11 de Julio de 2016

Caso Fabricio Bermani: siguen sin aparecer los prófugos

A tres semanas del asesinato del soldado voluntario de Chajarí los supuestos autores no han sido arrestados

La investigación por el crimen del soldado voluntario de Chajarí, Fabricio Bermani, ocurrido el domingo 19 de junio en inmediaciones del regimiento está centrada en la captura de Brian Joel Escobar y su padre Antonio.

Mientras la Policía entrerriana está abocada a la búsqueda de los supuestos autores de la ejecución, el fiscal Maximiliano Larroca Rees espera los resultados de las pericias realizadas al vehículo Chevrolet Corsa propiedad del soldado voluntario Brian Joel.

El sábado 9 UNO informó que mientras sigue la búsqueda por cielom y tierra de Brian Escobar y su padre Antonio, por el homicidio del soldado voluntario de Chajarí, Fabricio Bermani, surgió un testimonio que podría ser clave en la investigación.

Se trata de un remisero que trasladó al joven de 19 años hacia la afueras de Concordia, luego de que Escobar huyera de Chajarí hacia esa ciudad, para dejar abandonada su moto en la casa de un familiar y emprender la huida. Esta información comprometería aún más a la madre de Brian, ya que la mujer había denunciado que su hijo había desaparecido, cuando de la investigación surge que ella habló a Concordia con un familiar para que alojara a su hijo por unas horas.

Los policías saben que están tras los pasos de dos peligrosos delincuentes, ya que se conoció que Antonio Escobar fue parte de la famosa banda del Gordo Valor, que asaltaba bancos y blindados.

Antonio Escobar (padre del soldado que también es sospechoso del crimen) tiene 59 años y al parecer no piensa retirarse del ambiente delictivo. En su larga trayectoria dio importantes golpes, con muertos de por medio. En 2012 junto a su hijo Luciano mató a un joven en una plaza del barrio Mitre de Hurlingam, provincia de Buenos Aires. Desde ese día se mantiene escondido de la Policía. En tanto que su hijo Luciano se quitó la vida al poco tiempo de un disparo.

Hoy la familia Escobar está desintegrada. La madre de Brian está detenida con prisión preventiva, mientras que Antonio y su hijo están prófugos.

Comentarios