Homicidio
Lunes 31 de Octubre de 2016

Caso Comas: se esperan para este lunes a dos testigos claves

Los citados a declarar en la segunda jornada del juicio podrían complicar más al imputado Albornoz

En la primera jornada del juicio a Héctor Rafael Albornoz, de 50 años, por el homicidio de Alejandro Comas, una testigo comprometió al imputado por el hecho ocurrido hace más de 13 años. El paso del tiempo no borró de la memoria de Silvina Hollotte el día en que lo vio ensangrentado y riéndose de que había matado a alguien, junto a un joven que falleció hace unos años. Esto ocurrió el viernes, y para hoy se esperan otros dos testimonios que podrían complicar aún más al acusado.

Se trata de la expareja de la anterior testigo, Oscar Giménez, y de la expareja del imputado, María Inés Todoro. El hombre podría ratificar lo que manifestó Hollotte el viernes, ya que también lo vio a Albornoz en la misma circunstancia. En tanto que la exmujer de Albornoz, que había declarado en el inicio del caso que el sospechoso había estado toda la noche en su casa, ahora que cortó la relación hace un tiempo podría llegar a decir otra cosa. De todos modos, Todoro debía presentarse el viernes a declarar, pero no lo hizo, por lo que fue buscada por la Policía durante todo el fin de semana y mañana se sabrá si la encontraron.

Además, declarará hoy el médico forense Luis Moyano, quien realizó el informe de la autopsia en el que refirió las 52 puñaladas padecidas por la víctima, sus características y las causas de la muerte. Asimismo, entre otros, está citado el oficial de la Policía de apellido Liberatore, quien reactivó la investigación luego de que la causa estuviera paralizada durante mucho tiempo. También hay testigos citados por la defensa, por lo que se espera una jornada larga como la del viernes. Los alegatos están pautados para realizarse mañana, donde se escucharán los planteos de la fiscal Matilde Federik y del defensor Luis Pedemonte, que posteriormente serán analizados por el Tribunal integrado por José María Chemez, Miguel Ángel Giorgio y Gustavo Maldonado.

El crimen ocurrió el 14 de junio de 2003 en el barrio Paraná XVI, y la Justicia demoró en llevar el caso a juicio como pocas veces se ha visto, y esto encuentra menos explicaciones aún con una testigo que aportó información clave para consolidar la sospecha contra Albornoz.

Ahora, al fin, se está más cerca de saber la verdad, al menos respecto de la responsabilidad de Albornoz en el brutal asesinato.


***
Mucho dolor acumulado


La familia Comas esperó 13 años este momento, y no les resultó nada fácil afrontar el juicio: mucho dolor y angustia acumulados, más los disgustos que se llevaron con algunas autoridades judiciales. El viernes, poco antes del inicio del juicio y de tener que declarar, Mario, el padre de la víctima, se descompuso, sufrió un ACV y terminó internado en una clínica de Paraná. Ayer ya lo habían pasado de Terapia Intensiva a una sala, estaba consciente y se aguarda por su recuperación.

Comentarios