Derechos Humanos
Miércoles 28 de Septiembre de 2016

Casi atrapan a un falso prófugo buscado por delitos de lesa humanidad

Carlos Carvallo, ex policía buscado por la Justicia Federa de Paraná, fue visto en Misiones. Pero se trató de una falsa alarma.

En la tarde del martes un hombre canoso y con barba crecida, que realizaba compras en un supermercado de Villa Cabello de la ciudad de Posadas, disparó todas las alarmas. Un llamado anónimo indicó que se trataba del represor acusado de delitos de lesa humanidad, Carlos Carvallo, prófugo desde 2014, cuando la Justicia pidió su detención acusado de cometer secuestros y torturas en Paraná, durante la última dictadura, cuando se desempeñaba como agente de la Policía de Entre Ríos.
Carvallo se ocultó en Misiones pretendiendo hacer olvidar su pasado y durante muchos años fue el locutor estrella de la radio FM Show. Era integrante de la patota de la Dirección de Investigaciones durante la dictadura y agente del Batallón de Inteligencia 601. Desde noviembre de 2014 está prófugo después de que el juez Leandro Ríos ordenara su captura luego de que un ex detenido político lo señalara como la persona que lo secuestró y torturó en la Comisaría de El Brete de la capital entrerriana.
La última actividad pública que tuvo en Misiones fue la conducción de un evento deportivo, horas antes de escaparse. Esa tarde ya estaba nervioso y huía de las fotos. Sabía que lo estaban buscando y por eso se esfumó de la localidad misionera de Garupá. Hasta ahora se sospecha que está en Paraguay o Brasil, pero no hay datos certeros.
Este martes un llamado anónimo alertaba sobre un hombre que estaba en un supermercado de Villa Cabello, a metros de la radio donde trabajaba hasta que se ocultó de la Justicia. Zapato negro de puntas cuadradas, saco azul, pantalón negro y barba de tres o cuatro días, con varios kilos de más, describía la llamada. La Policía provincial envió una comisión urgente y dio conocimiento a la Federal, aunque finalmente resultó ser una falsa alarma.
Todavía ofrecen 500.000 pesos de recompensa por cualquier dato sobre el locutor prófugo.

Fuente: Misiones On Line

Comentarios