Mundo
Viernes 26 de Junio de 2015

Casi 160 muertos en Siria durante ofensiva del Estado Islámico

Un sangriento intento del grupo yihadista Estado Islámico (EI) por recuperar el enclave kurdo sirio de Kobani, lindante con Turquía, donde aún hay combates, costó la vida en las últimas 24 horas a no menos de 138 civiles y heridas a otros 200, mientras que un atentado, en Al Hasakah, causó la muerte de al menos 20 soldados del ejército sirio.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), ONG con sede en Londres y opositora al gobierno sirio, precisó en base a fuentes médicas y a testigos que los civiles, entre los que hay decenas de menores y mujeres, perdieron la vida por disparos de los yihadistas.
La organización afirmó que esta es la segunda mayor masacre de civiles cometida por el EI en Siria, después de la matanza en agosto último de 930 miembros de la tribu Al Shaitat, que se opuso al EI, en la provincia nororiental de Deir Ezzor.
En Al Hasaka, el EI destruyó parte de un edificio de la Seguridad Criminal cuando hizo estallar dos coches bomba, en el distrito de Neshua, informaron el OSDH y la agencia siria de noticias SANA.
Posteriormente, la aviación siria bombardeó este viernes un convoy del EI en la carretera que une Al Hasakah con la localidad de Al Milbia y que causó un número indeterminado de bajas en las filas de los yihadistas.
En declaraciones a SANA, el gobernador de Al Hasaka, Mohamed Zaal al Ali, afirmó que la localidad es "segura", la situación es "estable", y fuerzas armadas y las milicias progubernamentales permanecen "firmes" en sus posiciones.
El control de la localidad está repartido entre las milicias kurdo-sirias del YPG y las fuerzas del ejército nacional sirio. En las últimas horas las fuerzas kurdas lograron cercar a los combatientes del (EI) que lograron penetrar ayer en la ciudad disfrazados de miembros de las Unidades de Protección del Pueblo y de rebeldes sirios, informó la agencia de noticias EFE.
En un comunicado en su página web, las fuerzas kurdas explicaron que tienen rodeados a los yihadistas desde cuatro puntos distintos en los barrios de Kani Korda y Butan, y en las zonas de la mezquita del Hach Rashid y el hospital de Médicos sin Fronteras. Kobani se convirtió en un símbolo de la resistencia kurda frente al EI, tras soportar durante más de cuatro meses entre septiembre y enero pasado el asedio de los radicales, que al final fueron expulsados de allí gracias a una campaña de ataques aéreos de una coalición encabezada por Estados Unidos.
Hasta ahora, sin embargo, la coalición no hizo movimientos para detener al EI desde que reinició su ataque a Kobani, señaló SANA, que además asegura a partir de fuentes locales que la población apunta a una corresponsabilidad del gobierno de Turquía porque los yihadistas entraron desde ese país.
En cambio, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, condenó de forma tajante el ataque "atroz" del (EI) contra Kobani, durante una alocución emitida hoy por la cadena CNNTürk. "Condeno en los términos más duros este ataque, que se dirige contra civiles inocentes; lo maldigo", dijo Erdogan en un discurso pronunciado anoche tras la cena ceremonial del Ramadán.
En la oportunidad el presidente turco se adelantó a posibles críticas de quienes intentaran "mostrar a Turquía en la misma línea de terror", en referencia a las sospechas de que Ankara hubiese permitido el paso de yihadistas por su terreno. En ese marco, los videos del ataque con coches bombas demuestran que los vehículos del EI no entraron a Siria desde la frontera turca, según explicaron a la agencia de noticias EFE fuentes del Gobierno turco.
Algunos medios de prensa señalaron el cambio de tono de Erdogan, quien evidenció una diferencia sustancial respecto a lo que era habitual en sus discursos en los que solía señalar que las milicias kurdas eran "tan terroristas" como los yihadistas del EI.
En tanto, Turquía informó que en sus hospitales trató a 135 heridos trasladados desde Kobani, de lo que 82 siguen en tratamiento en Suruc y en la capital provincial Sanliurfa, mientras que cuatro han fallecido. El Estado Islámico proclamó hace casi un año un califato en Siria e Irak, donde logró conquistar un amplio territorio de ambos países.
Fuente: Télam

Comentarios