Tiempo sindical
Jueves 05 de Mayo de 2016

Casaretto: “Necesitamos ponernos la patria al hombro”

El obispo emérito afirmó que la Iglesia “trabaja por una cultura del encuentro”, tras reunirse con dirigentes sindicales.  

El obispo emérito de San Isidro, Jorge Casaretto, consideró que “se debe trabajar por una cultura del encuentro” como lo pretende el papa Francisco, al participar en la reunión que los miembros de la Comisión Episcopal Pastoral Social mantuvieron con representantes de las cinco centrales obreras, en la sede de la CGT Azopardo.    

“La relación entre la Iglesia y el mundo del trabajo es histórica. De este modo nos unimos al papa Francisco en la construcción real de la cultura del encuentro. Estamos a disposición para presentar la unidad del movimiento obrero. La renuncia de las partes es el costado más difícil de la unidad”, señaló Casaretto al dirigirse a los dirigentes sindicales presentes en el encuentro. En la reunión, ambas partes coincidieron en la necesidad del “reencuentro de los dirigentes gremiales”, y analizaron los aumentos de precios y tarifas, que los sindicalistas tildaron de “desmedidos”. Fue el titular de la CGT Alsina, Antonio Caló, quien remarcó como “desmedidos” los aumentos registrados en tarifas y alimentos y precisó que los anuncios formulados por el presidente Mauricio Macri el sábado “son un paliativo”.

En el marco del encuentro celebrado en Azopardo 802, Caló explicó: “Fue un encuentro cordial, donde los obispos nos invitaron a concurrir a la Semana Social de la Iglesia y del que vamos a participar”.

Tras destacar que “en esa semana Social los compañeros del movimiento obrero van a exponer sobre distintos temas”, Caló explicó que en la reunión de hoy conversaron de “los problemas que hay en el país, de la falta de trabajo y de un flagelo como es la droga”.
Asimismo, indicó que coincidieron “en el reencuentro de los dirigentes gremiales, como pidió el papa Francisco, camino que estamos transitando, de la marcha del 29 de abril y del 22 de agosto, que haremos el Congreso Normalizador para que haya una sola CGT”.

Sobre la unidad, Caló manifestó que “el país la necesita y los trabajadores la están pidiendo” y al ser consultado sobre si los unía el amor o el espanto, respondió que “a veces el amor y a veces el espanto”.

Luego de destacar que “el 22 de agosto habrá nueva conducción en una CGT unificada”, Caló se manifestó partidario de “un solo secretario general, porque cada vez que elegimos una conducción colegiada no funcionó”.

Además de Caló participaron el titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, Sergio Palazzo (bancarios), Juan Carlos Schmid (CATT), Gerardo Martínez ((Uocra), Andrés Rodríguez (UPCN), Gerónimo Venegas (rurales) y en representación de la CGT Azul y Blanca que conduce Luis Barrionuevo, lo hicieron los dirigentes Juan Martini (tabaco) y Luis Cejas (viajantes). También estuvieron presentes Hugo Yasky por la CTA de los Trabajadores y Ricardo Peidró por la CTA Autónoma.  En representación de la Iglesia Católica estuvieron los obispos Jorge Casaretto y Fernando Maletti; los sacerdotes Adalberto Odstricil y Jorge Lagazio; y el laico Emilio Inzaurraga, presidente de la comisión de Justicia y Paz.

Durante el encuentro, la Pastoral Social invitó formalmente a las centrales obreras a la tradicional “Semana social” que organiza todos los años en Mar del Plata, y que en esta edición se realizará entre el 20 y el 22 de mayo en un hotel sindical de la ciudad balnearia, con el lema “Queremos ser Nación. Necesitamos ponernos la patria al hombro”. Según le dijeron los sindicalistas a los representantes de la Iglesia, la “Semana social” será un “espacio oportuno para seguir gestando la unidad de los trabajadores”, indicaron a Télam fuentes que participaron del encuentro. Además, la Pastoral Social invitó a las centrales obreras a participar de un momento de oración “por todos los trabajadores”, que se realizará el 2 de mayo en la sede nacional de la Acción Católica, con motivo de celebrarse el 1° de mayo el Día del Trabajador.

En cuanto a la “Semana Social”, se transmitió que los objetivos de la Iglesia son “realizar aportes para mejorar la calidad de vida democrática, generar un espacio de diálogo y encuentro con el objetivo de generar aportes y propuestas que busquen el desarrollo integral y promuevan el bien común”, así como “promover un espacio federal de intercambio entre los distintos sectores, que permita discernir una agenda común de prioridades”. Para ello, durante los tres días que dure el encuentro, se realizarán mesas de debate y conferencias con los siguientes ejes: marginación y pobreza, derecho a la educación, administración de justicia, dignidad del trabajo, custodia de la tierra, y familia y techo.

Monseñor Jorge Lozano con las organizaciones sociales
El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Eduardo Lozano, recibió el lunes a representantes de organizaciones sociales con los cuales analizó la situación que “atraviesan los sectores más postergados”, y recibió de parte de estos grupos una serie de propuestas destinadas a “la contención de los jóvenes y los jubilados”.

Lozano mantuvo un encuentro en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina con las organizaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP). “Hemos compartido con Lozano un diagnóstico del avance de la pobreza en nuestro país. Le hemos acercado las propuestas que conforman la declaración de la emergencia social”, señaló tras la reunión Daniel Menéndez, de Barrios de Pie. Los representantes de estas organizaciones plantearon también “la implementación de una tarifa social para los servicios públicos; políticas sociales de contención para los jóvenes ante la droga; actualización de jubilaciones y de salarios de cooperativas de trabajo; y freno a los despidos”.

“Los anuncios del presidente (Mauricio) Macri no alcanzan para revertir el avance de la pobreza. La preocupante desigualdad. En épocas de ajuste económico como las que vivimos, se requiere de medidas que contemplen y reviertan las situaciones de injusticia social”, puntualizó Menéndez.

Comentarios