Pais
Martes 09 de Febrero de 2016

Carniceros afirman que los precios no bajan "porque el mercado no lo permite"

Así lo aseguró el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital, Alberto Williams, al respecto de la discusión sobre los precios de comercialización del asado.

El vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, Alberto Williams, aseguró que el asado en los mostradores de los comercios se ofrece entre 100 y 115 pesos por kilo, y que esos valores no descienden “porque el mercado no lo permite”.

En diálogo con Radio 10, Williams fue consultado sobre los conceptos del ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien este lunes había afirmado que el kilo de asado debería comercializarse en las carnicerías a cerca de 90 pesos el kilo.

“Dicen que las plantas frigoríficas venden el asado a 65 pesos el kilo. ¿Pero dónde? ¿En la planta o en la carnicería? Ya lo hicieron los exportadores y había que ir a buscar la carne a los frigoríficos a 30, 40 kilómetros. A ver cuáles son los frigoríficos que ofrecen ese asado”, desafió.

Se le recordó que en diciembre último, por cuestiones especulativas, la carne subió 50 por ciento, por lo que se le preguntó cuál debería ser el precio de equilibrio actual, a lo que Williams respondió: “La carne tiene distintas categorías y clasificaciones. Está la vaca, el novillo pesado, el bueno y el regular. El novillo pesado, gordo, más engrasado, bajó de precio. Es el que habla el ministro Buryaile”.

Describió que “la carne chica, de 800 kilos, el feed lot, en el mercado está al mismo precio, de 30, 32 pesos el kilo, desde diciembre último, con variaciones de 50 centavos a un peso por día”.

Definió que el asado de la carnicería se ofrece entre los 100, 110 y 115 pesos por kilo, y que “también hay asado de vaca a 45 pesos”.

Cuando se le indicó que el Gobierno responsabiliza de las subas tanto a las carnicerías como a los supermercados, respondió que el margen comercial histórico de las carnicerías fue “toda la vida de 20 a 30 por ciento”, y que eso varía según el local sea alquilado, en qué barrio está ubicado y si el personal está en blanco. “No es lo mismo un local en Barracas que uno en Belgrano”, graficó.

Consultado sobre los motivos por los cuales el asado no se vende a menos de 100 o 115 pesos el kilo, respondió que es “porque el mercado no lo permite”.

Describió que “lo chico en el Mercado de Hacienda de Liniers vale entre 30, 32 pesos el kilo y no hay. El lunes pasado entraron solamente 560 cabezas. No hay cantidad suficiente. La demanda viene tranquila porque hay mucha gente de vacaciones. Tampoco hay sustituto que puede reemplazar a la carne en el precio. El pollo subió”.

Respecto de cuánto saldrá el precio de la carne en marzo próximo, dijo que calcularlo sería “hacer futurología. No podemos saber. Vamos a ver qué pasa con los aumento de la luz. Tenemos el mayor gasto con la corriente eléctrica, no podemos apagar la heladera. Además están las paritarias, va a aumentar la nafta otra vez”, calculó.

“No creo”, respondió Williams al ser consultado sobre si iba a aumentar nuevamente la carne. “Falta arreglar paritarias que no es algo suavecito. Se está hablando de 40 por ciento” de pedidos de aumentos, y consideró que “hablar de lo que va a pasar en marzo es imprevisible”.

Comentarios