A Fondo
Martes 14 de Julio de 2015

Cargas, ajustes, plazos y recetas

Martín Macor / De la Redacción de UNO
mmacor@uno.com.ar


La carga tributaria argentina representa entre un 47% y un 62% del ingreso total de una familia asalariada, advirtió un informe privado, el cual también señaló que una persona debería trabajar entre 173 y 225 días para cumplir con el fisco. 

Según el sondeo elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), un trabajador asalariado formal en la Argentina debería trabajar en 2015 entre unos 173 y 225 días para cumplir con las obligaciones tributarias de los tres niveles de gobierno. 

Por ello, el “Día de la independencia tributaria”, es decir cuando el ciudadano “deja de trabajar para el fisco”, se ubica en el país entre el 21 de junio y el 12 de agosto, en función de cuáles sean sus ingresos.

El estudio subrayó que durante la última década se registró en Argentina “un incremento en la presión tributaria sin precedentes”, mientras argumentó que “los tres niveles de gobierno aumentaron la carga que ejercen los tributos sobre personas físicas y empresas, tanto debido a cambios en la normativa como a subas indirectas”. 

Los últimos resultados exhibieron que la carga tributaria durante 2015 se ubicaría entre el 47,3% y el 61,6% del ingreso total de una familia, según los tramos de ingresos considerados. 

A todo esto, Javier Goñi conduce desde hace seis años los destinos de Alpargatas en Argentina. Además fue elegido para presidir la edición 51 del tradicional Coloquio de IDEA que se llevará a cabo a mediados de octubre en Mar del Plata, justo dos semanas antes de las elecciones que definirán si el país sigue siendo gobernado por el kirchnerismo o da un cambio de rumbo. 

Durante el Precoloquio de IDEA organizado la semana pasada en Rosario, Goñi reconoció que la próxima gestión deberá encarar cambios. Pero advirtió que no se debe hablar de ajuste, “palabra que remite a épocas pasadas muy duras del país”. Prefiere hablar de acuerdos “que permitan pensar en un proyecto de mediano y largo plazo”.

Goñi también defendió la necesidad de acordar políticas públicas pero del mismo modo que la economía, siempre pensando en el largo plazo. Según su visión, los problemas cambiarios, fiscales, inflacionarios, laborales y el estancamiento económico son temas que deberán ser analizados para modificar la actual realidad del país. De todos modos insiste en no nombrar la palabra ajuste, sino de acordar grandes temas.

En tanto que el ministro de Economía, Axel Kicillof, aseguró que en los últimos 12 años de gestión kirchnerista “ganó más plata el que puso un peso en el banco que quien compró un dólar”. En una entrevista con el diario Página/12, Kicillof se preguntó: “¿Cómo se hace para convencer a la gente que pasó el Plan Bonex, el Plan Austral, el plan Primavera, la devaluación, de que no se vaya al dólar en cuanto junta unos pesos?”. Y se respondió: “Con continuidad en la política económica. Cuando los argentinos terminen de convencerse que ahorrar en pesos es una opción real y que no te vas a dar el tortazo”.

Luego, concluyó: “Es lo que hemos hecho durante 12 años, en los que ganó más plata el que puso un peso en el banco que quien compró un dólar”.  “Las grandes devaluaciones en la Argentina fueron porque no se podía pagar la deuda externa”, analizó quien en sus primeros meses al frente del Palacio de Hacienda convalidó una depreciación del peso del 20% y luego acusó a algunas empresas, como Shell y el banco HSBC, de estar detrás de una suerte de corrida.

 

Comentarios