Hoy por Hoy
Domingo 03 de Julio de 2016

Caras y caretas

Opinión.

"Medios periodísticos de la provincia y el país buscaron todo el día a la maestra vialense Yohana Fucks por su notable carta a Lionel Messi pidiéndole que no se vaya de la Selección Nacional. Cada vez que pudo, la docente y dirigente gremial recordó los padecimientos de los maestros del interior, en especial en barrios muy humildes, y cómo viven esos alumnos. La gran mayoría de esos medios, en especial de Entre Ríos, que pelearon codo a codo por minutos al aire con Yohana, son los mismos que hace años le vienen negando espacios cuando la maestra denunció, en varias instancias, las formas en que el narcotráfico ingresaba sin pedir permiso en las escuelas de Paraná y hasta mataba a sus alumnos o a alguno de sus familiares". La cita encabeza una nota de la revista Análisis del periodista Daniel Enz publicada el miércoles.

"Luego de dos años de denuncias por hechos de violencia y delictivos ocurridos en el barrio Lomas del Mirador II de Paraná, en la Justicia se presentó un acuerdo que busca llevar paz al lugar y terminar con el conflicto por el cual un grupo de personas mantuvo en vilo a los vecinos y pretendía quedarse, bajo amenazas y agresiones, con las viviendas de un grupo de mujeres que vivían solas con sus hijos. Tres jóvenes aceptaron cumplir distintas penas, y de este modo se cerraría una causa que acumuló una gran cantidad de exposiciones, declaraciones, indagatorias, allanamientos, detenciones, medidas restrictivas, más delitos y más denuncias". Este puñado de oraciones es el que eligió el periodista de UNO José Amado para describir la situación del barrio en la edición del martes.

El viernes, cuando la mujer ya había ganado fama nacional por su carta al crack, en el canal América contó que gana 4.000 pesos en blanco, que en negro llega a los 9.000, y remató: "Hemos hecho protestas por salario, transportes, comedores y por el narcotráfico en el barrio donde doy clases y llegue acá por Messi".

Que tanto revuelo sirva para algo. Que el Lomas y su contexto de violencia, pobreza y muerte empiecen a formar parte del pasado. Que se haga justicia para los pedidos de Yohana, Enz, Amado y tantos otros cientos de anónimos que denuncian la agria realidad del barrio entrerriano donde las cosas todavía se resuelven a hierro y muerte. Hablamos de un rincón de la capital entrerriana que no es muy diferente a tantos otros, pero que tiene la inmejorable posición estratégica de salir del fondo de la marginalidad porque ya todos saben lo que ahí sucede. Que se haga la paz y que se acabe el verso. Que ganen fama y fuerza los que dan la cara y desaparezcan los caretas.

Comentarios