La Provincia
Lunes 01 de Junio de 2015

Canarios de Paraná competirán con las mejores especies del país

Asociación de Canaricultores realizó su exposición. Fueron seleccionadas 40 aves que participarán de una instancia nacional

A más de media cuadra del Salón Guardia del Paraná, en Mancilla y Gobernador Febre, ya se escuchaban los cantos de los cientos de canarios que fueron expuestos por la Asociación Amigos Canaricultores de la capital provincial. Hubo dos jurados que llegaron desde Buenos Aires y Rosario para seleccionar a 40 campeones y reservados que competirán con los mejores del país.

  La Asociación Amigos Canaricultores de Paraná está adherida a la Federación Argentina de Canaricultura que a su vez forma parte de una confederación internacional. 

En la capital provincial hay dos organizaciones sobre el tema: una trabaja con aves ornamentales como el diamantemandarín y el calafate entre otras especies exóticas y la que realizó la exposición el fin de semana, que se encarga en exclusiva de los canarios. 

Guillermo López, presidente de la Asociación, dijo a UNO: “Somos unos 12 criadores y en Paraná hay más o menos la misma cantidad de criaderos;  algunos socios los comparten para poder llevarlo adelante. Es  un trabajo diario y nos reunimos una vez al mes para realizar actividades”. Otros integrantes que ayer estaban en el salón destacaron que la asociación es un lugar de encuentro  y donde se puede aprender.

Rubén Mendoza, por su parte, explicó: “Hay dos grandes variedades de canarios: aquellos que se caracterizan por el color y los que se destacan por su postura: por el color existen 608 variedades desde los blancos hasta terminar en casi un pájaro negro. Además los hay de todos los colores como azules o verdes y otros con líneas en el lomo. Después existen 300 especies más que se destacan por la postura de su cuerpo, la forma en que se paran”.

Muchos de los canarios que estaban expuestos llevaban un anillo de color en una pata. Este tiene un número de serie y es una de las maneras de distinguirlos. 

“Para nosotros esto es algo que llevamos adentro, es un gusto. No es algo barato de hacer, sacar canarios buenos de raza tiene su costo desde el momento en que compramos un macho y una hembra, hasta sacar los pichones es todo un proceso con mucho trabajo para mejorar  la línea y hay que prestar atención a la medicación, la alimentación, la sanidad y estar atentos a los cambios climáticos”, agregó Mendoza. 

Alberto Giacomini, otro integrante de la Asociación, contó que el trabajo de criador es durante todo el año y varias horas por día para poder sacar aves campeonas. “Tener un canario campeón da reputación al criadero. La genética ya viene con el animal, lo que hacemos es buscar las mejores razas. Para eso hay que dedicarle una hora a la mañana, un rato a la tarde y otro tanto a la noche. Cuando tiene crías es el doble de tiempo. Es una pasión”, destacó. 

Todos los años hacen una exposición donde asisten jueces de la federación. En esta oportunidad, llegaron dos desde Buenos Aires y Rosario para evaluar a 110 animales. De esa cantidad, Mendoza contó que 40 salieron seleccionados –campeones y reservados– para un futuro torneo nacional  donde van a competir contra las mejores especies de canarios de Argentina.  

Este año, además, los ganadores de ese certamen participarán en un campeonato mundial frente a otros criadores latinoamericanos. 

Un canario a la venta hoy, si es de buena raza, tiene un precio que parte de los 300 pesos. En la exposición algunos eran más baratos, pero el promedio inicial del costo es ese. Algunos criadores tienen aves que no venden, pueden ser machos o hembras que se cuidan porque tiene buena calificación y se usan para reproducción.

Lo cierto es que todo depende del tipo de ave, los hay de 600 u 800 pesos y se sabe de algunos campeones que llegaron a costar 10.000.

La polémica de tener los pájaros en una jaula

Según contaron, las Islas Canarias son el hábitat natural de estas aves y desde hace 400 años, cuando España las invadió, los jesuitas comenzaron a criar y reproducir estas aves. De ahí, y ya en jaula, emigró a Italia, luego a Alemania hasta recorrer Europa y el mundo. Alberto Giacomini, contó: “Son canarios de jaula con 400 años en cautiverio, no saben vivir afuera. Hay muy pocos canarios silvestres en las Islas Canarias y ya son diferentes a los que nosotros conocemos.

Las que tenemos acá no conocen los elementos necesarios para vivir fuera de la jaula y el trabajo que hacemos es con responsabilidad; no es lo mismo tener un cardenal que un canario que dejó de vivir en la naturaleza”. 

Los interesados en contactarse pueden comunicarse a los teléfonos: (0343) 154680421, (0343) 154554262 o (0343) 156238907.
 

Comentarios