A Fondo
Jueves 12 de Febrero de 2015

Cambiar entre todos es bueno

Marcelo Medina / De la Redacción de UNO
mmedina@uno.com.ar

 

 

Hay personas que siguen enojadas con los controles de Tránsito, en especial algunos motociclistas que se resisten a usar el casco y trasladarse con los papeles como ordenan las leyes. En los últimos días se conocieron datos que demuestran lo importante que son los controles: en enero hubo sólo un motociclista muerto en accidentes de tránsito en Paraná. El dato adquiere más relevancia aún si uno observa que los últimos cuatro motociclistas que perdieron la vida en un accidente no llevaban casco y las lesiones que les costaron la vida fueron en la cabeza. Estos accidentes sucedieron en Chajarí, Concordia, Herrera.


Muchos dirán ¡otra vez insistir con el tema de los controles en el Tránsito! Sí. Es importante seguir machacando en una medida que salva vidas. Tenemos que lograr, entre todos, que cada vez haya menos familias destruidas por el flagelo de la inseguridad vial. En este sentido es muy importante mejorar las formas de registro de estadísticas, ya que las personas que tienen un accidente y mueren tiempo después, no ingresan en los registros, generando información parcial que puede llevar a no dimensionar la gravedad de la situación. Generar información certera nos permitirá sacar conclusiones que sirvan para mejorar las políticas que se aplican y hacer balances objetivos para disponer mejores medidas. El jefe de Terapia Intensiva del Hospital San Martín, Guillermo Grieve, destacó hace pocos días a UNO que pasaron de tener tres o cuatro muertes por mes a una o cero, como se registró en noviembre y diciembre. El médico calificó el dato de “significativo”.  Además, el funcionario recordó que “en enero (2015) disminuyó en más de un 70% la cantidad de pacientes que ingresaron a Terapia Intensiva y que pasan a Cuidados Críticos por accidentes con motos. Y desde setiembre, que es el mes en que se iniciaron los controles, pasamos de tener entre 10 y 12 traumatismos graves internados en Terapia Intensiva a cuatro o cinco casos; es decir, que en este aspecto el descenso fue del 50%”. Las cifras son fuertes. Además, esto impacta positivamente en la administración del presupuesto en Salud porque la prevención de los accidentes permite destinar los ingentes recursos que demanda la atención de fracturas, lesiones e internaciones, a sectores de las unidades asistenciales que necesitan un dosis de oxígeno en forma de recursos contantes y sonantes.

 

Algún desprevenido cuestionará: “Secuestraron todas las motos; que más quieren”. Creo que algo había que hacer con el tránsito y la medida, por molesta que sea para muchos, está siendo efectiva, porque ademas de permitir direccionar recursos a áreas que los necesitan, salva vidas; y contra esto no hay argumentos válidos para oponer. El doctor Grieve abundó en que desde hace cinco años, desde el área a su cargo en el hospital San Martín, se lleva un registro de accidentes en moto y uso de casco: “Los últimos cinco años fueron catastróficos: tuvimos en el seguimiento casi 600 accidentes graves, más de 160 muertes y más de 190 lesionados”. “O sea que en esto tenemos 350 lesiones graves o muertes y solamente fueron 250 los pacientes que lograron recuperarse. Es increíble que recién después de 33 conferencias de prensa explicando esto y tras siete años de pedirlo, recién hubo cambios en setiembre 2014”, concluyó.

 


Leer aquella realidad y mirar esta da aliento, esperanzas que por lo menos en algo estamos cambiando. Faltan cosas, sí, obvio que tiene que haber más política de prevención y menos de recaudación, pero la mayoría de los municipios necesitan plata. Igual, el tema tránsito tiene que ser abordado en las escuelas. No solo hablar del uso del casco y el cinturón, sino también hablar de las leyes para evitar ser víctimas de las coimas en las rutas. Por ejemplo, saber que si uno no tiene botiquín, no lo pueden multar. Saber que llevar una sábana blanca no es obligatorio.

 


Conocer que no se puede manejar en ojotas o descalzo. Difundir que con el comprobante de vigencia del seguro basta para poder circular. Si enseñamos las normas de tránsito tendremos mejores conductores y también evitaremos que los que se encargan de los controles no nos roben la plata. Algo que incoherente es lo que sucede con las multas por exceso de velocidad que llegan dos meses después.

 


¿Qué efecto preventivo tiene la medida? Ninguno. Es obvio que los intendentes buscan plata. Esto, lo único que provoca es enojo en los conductores y mal estar en la sociedad. Cambiar siempre es bueno, pero siempre y cuando sea entre todos.

 

 

Comentarios