La Provincia
Martes 13 de Enero de 2015

Calle Celia Torrá: los 100 metros abandonados

La calle de tierra se encuentra entre Hoffman y Churruarín. Viven cerca de 20 familias sobre la arteria

Los vecinos que viven sobre Celia Torrá dicen estar “abandonados” porque cada vez que llueve la calle se inunda y tienen graves problemas para salir de sus hogares  a realizar las actividades diarias.


Las fotos fueron enviadas al buzón de Mensajes de UNO por un vecino del barrio. Aseguró que todos los días sale a trabajar a las 5 y padece las complicaciones.  


“Estoy cansado del barro, ya no se qué más hacer”, aseguró ayer vía telefónica describiendo la situación que se generó luego de la lluvia que cayó el fin de semana.


La arteria se encuentra entre avenida Churruarín e Israel Hoffmann, en el este de la capital provincial.


Son unas 20 familias las que  habitan en la zona y todas miran cómo por las esquinas de sus hogares pasan los servicios y ellos siguen esperando. La jurisdicción pertenece a la vecinal Lomas del Mirador y al parecer algunos vecinalistas escucharon los reclamos, pero nunca se concretaron las mejoras. El barrio se reconoce como “loteo Churruarín Uno” y desde que se construyeron las primeras viviendas se generaron inconvenientes.


El lector de este diario manifestó que hace una década comenzó a construir su casa y en la primera lluvia que afrontó se inundó porque “la calle estaba a la misma altura que la vivienda”.


Durante un tiempo pasaron algunas máquinas que hicieron trabajos esporádicos y que sirvieron para bajar el nivel de la calle.  Hoy el agua se tendría que ir por Churruarín, pero al no tener salida queda estancada.


Los vecinos piden que por lo menos “tiren un camión de broza” para poder transitar sin llenarse los pies de barro.


“A esta altura es una vergüenza que existan calles de tierra en Paraná”, reflexionan entre los vecinos mientras aseguran que hicieron todos los pasos burocráticos para recibir los servicios.

 

 

Comentarios