La Provincia
Miércoles 30 de Marzo de 2016

Cada botón antipánico costaría para el gobierno cerca de 4.500 pesos

Contra la violencia de género. El proyecto de ley obtuvo despacho favorable en Diputados. Aseguran que su aplicación dependerá de la inversión realizada por el Estado  

Las medidas tendientes a proteger a mujeres víctimas de violencia de género se limitan a propuestas cuya efectividad parecieran no estar a la altura del riesgo en que se encuentran estas personas. Organizaciones, entidades intermedias y colectivos sociales en defensa de mujeres agredidas plantearon la necesidad de garantizar que se cumpla con las restricciones de acercamiento, una imposición judicial que hoy parece difícil de controlar. Así en la provincia de Entre Ríos, en 2013, la Cámara de Diputados de la provincia impulsó el proyecto de ley del “Sistema Provincial de Botones Antipánico para Víctimas de Violencia Doméstica” firmado por ocho legisladores. La iniciativa durmió un largo tiempo sin demasiados avances, aunque algo similar sucedió con un proyecto de ordenanza que abordó el Concejo Deliberante de Paraná en 2014. A principios de este mes, la puesta en práctica de este sistema se volvió a discutir en la Cámara Baja y ayer tuvo despacho favorable de la Comisión de Legislación General, que preside la diputada Rosario Romero (FpV). El autor de la iniciativa, Diego Lara, confirmó en diálogo con UNO que en caso de que el proyecto prospere tendrá un costo para el gobierno de 4.500 pesos por dispositivo, aunque dentro de ese presupuesto se debe contemplar además el sistema requerido para la instalación de un centro de monitoreo de atención telefónica de emergencia 911, donde se recepcionará la señal de alerta.

El legislador precisó que hace 15 días se reunió en Santa Fe con el subsecretario de Prevención y Seguridad Ciudadana de la Municipalidad de Santa Fe, Mariano Hoet, para conocer el funcionamiento del mecanismo instrumentado por este municipio desde 2013. Lara recordó que con la misma intención visitó hace tres años la localidad de Tigre, una de las ciudades pioneras en este tipo de políticas contra la violencia de género. El diputado se mostró convencido de que la ley tendrá media sanción en el recinto, pero advirtió que su aplicación va a depender de la inversión que pueda llegar a disponer el Ministerio de Gobierno. En definitiva, la cartera que dirige Mauro Urribarri será la autoridad de aplicación de la norma, según versa en el proyecto.

“Lo mejor es tener una ley provincial que regule y armonice todo esto”, dijo el legislador del FpV, y a su vez sostuvo que las partidas destinadas a la instrumentación del botón antipánico tendrán que “ser graduales, progresivas, atendiendo a las grandes ciudades, como Paraná, Concordia”.

De acuerdo a estadísticas de organizaciones gubernamentales y que también se encuentran en poder de autoridades estatales, Paraná y Concordia son las dos ciudades con mayor cantidad de denuncias de violencia contra la mujer y de violencia familiar. “Los jueces disponen medidas restrictivas para proteger a la víctima. ¿Cuál es el gran problema? Que esas medidas no se cumplen, y a veces terminan en casos más graves de violencia que sabemos que son previsibles. Entre Ríos es la sexta provincia con mayor cantidad de femicidios en el país. Son datos alarmantes

Sobre el proceso de inversión que nutrirá al sistema de los elementos necesarios para funcionar, Lara evaluó: “No se puede pretender que sea de un día para el otro y aplicarlo en todas partes”.

“Esto va a ser un marco regulatorio del sistema para prever a futuro, para que en todas las ciudades donde empiece a implementarse sean homogéneos los sistemas, para que todos sean útiles”, argumentó el diputado.
Su funcionamiento
El mecanismo, que tiene como objetivo prevenir nuevos episodios de violencia contra mujeres golpeadas, le confiere un rol fundamental a la Justicia. “Es la que dispone a quién se le entrega el botón antipánico, que además deben contar con resolución judicial de exclusión de hogar y/o prohibición de acercamiento”, subrayó Lara.

Al respecto agregó: “El que esté en el centro de monitoreo, que reciba el alerta, también intentará comunicarse con la víctima o con los vecinos”. En relación a las características del dispositivo señaló: “Es un llavero portátil que contiene un GPS y que emite una señal para ubicar las coordenadas”.

Actualmente el botón antipánico tiene sus primeras experiencias en las ciudades de Gualeguaychú, Concordia y Chajarí, donde, según Lara, se avanzó recién en la elaboración de proyectos de ordenanza. “Se estaba averiguando qué inversión tendría que hacer el Estado municipal. Tengo entendido que no se puso en marcha la experiencia”, concluyó en su alocución.
Por políticas integrales
Este método se implementó antes en provincias como Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba. En Entre Ríos, la Red Alerta había promovido esta medida en el marco del pedido de declaración de emergencia pública por violencia de género, a través de un proyecto de ley presentado por sugerencia ciudadana en la Cámara de Diputados.

En ese momento, la organización liderada por Silvina Calveyra había planteado que la iniciativa requería de presupuestos acordes y que para que se constituyera en un verdadero avance era necesario que vaya acompañada de una política integral, en pos de erradicar la violencia hacia las mujeres. La declaración de emergencia pública promovida desde la ONG no ha sido tenido en cuenta por las autoridades.

El sistema DAMA
Un botón antipánico de alerta para las mujeres víctimas de violencia fue impulsado por el municipio de Tigre para quienes sufren el acecho de exparejas que hayan sido separadas del hogar por sentencia judicial. El Dispositivo de Alerta para Mujeres Agredidas (DAMA) sirve para dar aviso a un centro de operaciones y móviles policiales para prevenir casos de violencia de género. Uno de los elementos que se tomó en cuenta a la hora de desarrollar esta política fue que, en general, la mayoría de los hechos graves de violencia hacia las mujeres suceden cuando éstas denuncian a sus agresores y la Justicia dicta la exclusión del hogar de la pareja o cónyuge.

Se trata de uno de los municipios pioneros en esta materia, bajo el impulso del diputado Sergio Massa.

Santa Fe, una adelantada
En la vecina provincia cuentan con una vasta experiencia en este tipo de programas. El sistema se puso en marcha a mediados de 2013, y los funcionarios de esa provincia son habitualmente fuente de consulta para transmitir el resultado de dicho proyecto. En Santa Fe, también desarrollaron un botón antipánico para celulares. Se trata de una aplicación que envía un mensaje y el área aproximada de localización, alertando una situación de peligro o un inconveniente de salud. Se trata de un desarrollo informático de dos santafesinos, Maximiliano Macedo y Nicolás Ribas. Ambos profesionales, egresados de la Universidad Nacional del Litoral, crearon el sistema como proyecto final de la carrera Ingeniería en Informática.

Comentarios