Ovacion
Jueves 18 de Febrero de 2016

Buscó el triunfo, pero no tuvo ideas ofensivas

Patronato igualó sin goles como local ante Arsenal. Se encontró con un rival mezquino al que nunca le encontró la vuelta.  

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


En sus dos primeras presentaciones se encontró con contrincantes que desplegaron un juego abierto, frontal. Anoche tuvo ante sí a un rival mezquino que vino a achicar espacios, cerrar los caminos de acceso a su arco con el firme propósito de mantener el cero. Patronato nunca le encontró la vuelta, fue el que siempre buscó quebrar la paridad pero generalmente equivocó las formas. Finalmente debió conformarse con una igualdad sin tantos ante Arsenal en un trámite apenas discreto. Fue en el marco de la tercera fecha de la Zona 1 del Torneo de Transición de Primera A, que organiza la Asociación del Fútbol Argentino. Hubo poco público en el Presbítero Bartolomé Grella. El lunes el Negro, visitará a Quilmes en el sur bonaerense   

PRIMER TIEMPO. La inesperada baja de Mauricio Carrasco (ausente por un problema lumbar), no modificó la estructura táctica en la escuadra paranaense. La entrada de Nicolás Bertocchi fue para posicionarse como punta (cuando sus condiciones naturales son las de volante) y mantener el, a priori, ambicioso 4-3-3 como dibujo táctico. 

A pesar de tener inferioridad numérica en la zona de gestación, Patringa se hizo dueño de la iniciativa y fue sobre el arco contrario en los instantes iniciales. Tras un buen desborde del mencionado Bertocchi por izquierda y posterior conexión de Comas acreditó la primera chance a los 4’, pero la buena intercepción de Pellegrino evitó la prematura conquista que le hubiese resuelto varias complicaciones.

El elenco del Viaducto lograba tenencia cuando entraban en la misma sintonía Miguel Caneo y Gonzalo Bazán; con ambos en acción llevaba el trámite al ritmo cansino que más le convenía. Cuando intentó avanzar eligió el sector izquierdo. Ante la pasividad de Fernando De La Fuente, por momentos dobló a Iván Furios pero prácticamente nunca logró inquietar al Seba Bértoli.  

Con Matías Garrido rodeado por adversarios, Patrón carecía de un conductor y limitaba sus ataques a pelotazos largos, sin sorpresa y con lanzadores carentes de precisión. 

Recién a los 30’, el conjunto de Forestello logró su primera triangulación cerca del área contraria. La manejaron entre Fernando Telechea y Comas, pero el cabezazo final de Garrido, entre los zagueros centrales, careció de precisión y se fue lejos.

El crecimiento en su andar de Telechea, en el cuarto de hora final, aguantando de espaldas y descargando para los costados, le otorgó mayor presencia al Rojinegro de tres cuarto de cancha hacia adelante, pero no la suficiente para comprometer a la retaguardia bonaerense que no era vistosa, pero si efectiva.        

El cero compartido con el que se fueron al descanso fue el fiel reflejo de un equipo que quiso pero no pudo (Patronato) y otro que se conformó con aguantar en su terreno (Arsenal). 

SEGUNDO TIEMPO. A pura actitud se lo intentó llevar por delante Patrón en el reinicio. En los primeros minutos le rodeó la manzana al Arse y generó algunas opciones con pelota parada en las inmediaciones de Pellegrino, bien resueltas por una defensa sin fisuras. 

El Negro mostró mayor movilidad en sus mediocampistas, sumó equipistas del medio hacia adelante y mostró la escalada de Garré por izquierda como sorpresa. Un centro del ex-Argentinos Juniors fue cabeceado por Telechea, pero el envío pasó por encima del arco en la aproximación más seria antes de los 15’. 

El Santo llenaba el área contraria de envíos aéreos que ocasionaban riesgo cuando iban de un lateral a otro, como a los 18’ cuando Bertocchi habilitó a Garrido, pero el sanjuanino definió desviado.

Forestello comenzó a mover el banco en busca de encontrar las variables que el equipo no mostraba. Con Marcos Quiroga por Lemos buscó garantías en el primer pase, con el Flaco Quiroga en lugar de Bertocchi mayor presencia por arriba y con Leo Acosta por Comas, el desborde que Lauti, no le otorgó. Por su parte Rondina introdujo a Sánchez Sotelo para que acompañe a Boghosián e intentó oxigenar la mitad de la cancha.

A los 37’, el Rojinegro tuvo la situación más clara para encontrar el gol que siempre buscó, pero una gran tapada de Pellegrino le ahogó el grito a la Pantera Quiroga. En tiempo cumplido, Luna tuvo la única opción para la visita pero Bértoli dio un respuesta solvente.  

Es verdad que Patronato fue el único que buscó pero equivocó los caminos. Enfrente tuvo a un Arsenal que vino a buscar su negocio y lo pudo concretar.    

Las claves 
* Sin variantes. La intención de atacar Patronato la tuvo, pero no se vio acompañada por variantes para comprometer a un rival que solo apostó a defender. 
* Bajo nivel. Lo individual hace a lo colectivo. En ese sentido hay jugadores de Patronato que hasta el momento no rinden en el nivel esperado 
* Muy mezquino. Arsenal vino a proponer un trámite cerrado destina a mantener en cero su arco. Logró su objetivo y terminó celebrando el empate. 

Cómo  jugaron
Sebastián Bértoli. No tuvo muchas situaciones comprometidas. Cuando debió resolver alguna pelota cruzada en su área lo hizo con solvencia. En tiempo de descuento apareció en toda su dimensión para mantener virgen su arco.
Iván Furios. Sufrió en parte del primer tiempo cuando Arsenal cargó el juego por su sector con Caneo y Bazán. En el complemento se asentó y hasta tuvo aventuras más allá de la mitad de la cancha.
Walter Andrade. Fue el que levantó los aplausos más efusivos de los hinchas de Patronato. Certero en cada cruce  y empujando al equipo desde atrás para intentar doblegar a un rival complicado. 
Jonathan Ferrari. Armó una buena dupla con Andrade para controlar a Boghosian. Demostró que rinde más posicionándose en la zaga
Ezequiel Garré. Mostró una versión muy mejorada con respecto a sus estreno ante Gimnasia, en La Plata. Transmitió seguridad en su lateral y en el complemento pasó con convicción la mitad de la cancha.
Fernando De La Fuente. Otra pobre actuación del volante derecho de Patronato. Sin sorpresa cuando fue y con poco compromiso cuando se debió trabajar en el operativo de recuperación del balón
Damián Lemos. No tuvo un retorno brillante. Careció de precisión para darle una salida clara y prolija al equipo. Justificado su reemplazo.
Matías Garrido. De los pocos capaces de que el equipo no se repita en el pelotazo. Siempre intentando ocupar los pocos espacios vacíos que dejó Arsenal. 
Lautaro Comas. No lo utilizaron mucho en el primer tiempo. Le costó hacer pesar su velocidad ante una defensa bien parada.
Fernando Telechea. Aguantó de espaldas intentando generar opciones para los que iban por afuera. No tuvo compañía.
Nicolás Bertocchi. Arrancó bien, ganando reiteradamente las espaldas de Vella, después fue decayendo en su andar.

Desde el banco:
Marcos Quiroga (6). Le entregó una salida más clara al equipo. Tuvo la mejor situación de gol del equipo.     
Matías Quiroga y Leonardo Acosta. jugaron pocos minutos para ser puntuados. 

Apostillas
Baja de última. Mauricio Carrasco, que se anunciaba como titular, no pudo ser de la partida en Patronato por un problema lumbar.
Aguantó bien. Las intensas lluvias que se precipitaron ayer en Paraná quedaron reflejadas en la acumulación de agua sobre uno de los laterales del Grella. Igualmente el campo de juego aguantó muy bien. 
No se enciende. La llegada a Primera División de Patronato lejos está de movilizar multitudes. Después de una buena concurrencia ante San Lorenzo, ayer la asistencia no superó los 5.000 espectadores.
Reconocimiento. Para Bruno Motroni fue distinguido por la dirigencia de Patronato. El integrante de la Selección Argentina se sótfbol, tiene raíces Rojinegras.
Como en La Plata. La camiseta de Walter Andrade sufrió las consecuencias de un partido enredado y terminó rota a la altura de su hombro izquierdo. Los mismos padecimientos tuvo Federico Lértora en Arsenal.
Lo que sigue. El lunes, Patronato visitará a Quilmes. El encuentro está fijado para las 19, Pedro Argañaraz como árbitro.

Comentarios