La Provincia
Viernes 26 de Agosto de 2016

Buscan regulaciones para la saturación comercial en Entre Ríos

Pretenden modificar la Ley de Hipermercados para avanzar en el control de los mayoristas y proponen un índice para el equilibrio entre la superficie de los establecimientos y la población

El Consejo Provincial de Comercio Interior (Coprocin) tiene dos propuestas concretas para modificar la ley que regula la instalación de grandes superficies en la provincia y van a una reunión en octubre: buscan regulaciones para los comercios mayoristas y medidas que eviten la saturación y la concentración.

La Ley Nº 9.393 que refiere a la instalación de grandes superficies comerciales, regula la habilitación, ampliación o modificación, y el funcionamiento de estos establecimientos en la provincia. La misma fue aprobada hace 14 años, pero fue reglamentada mucho después.

José Pérsigo es el secretario del Coprocin, el consejo encargado de establecer si se cumplen los requisitos de la legislación. Explicó a UNO que la norma es buena, pero después de tanto tiempo hubo cambios en el comercio que no quedaron incluidos.

Desde el organismo proponen entonces dos modificaciones. Por un lado quieren un control de las grandes superficies comerciales, no solo del rubro minorista sino también del mayorista. "Se fueron sumando grandes superficies mayoristas y no están contempladas en la ley", dijo Pérsigo. Explicó además que hay establecimientos de ese rubro que también tienen ventas al por menor y crecieron sin regulación. Entre otros aspectos, el espíritu de la legislación buscó la protección de las pequeñas y medianas empresas. Por esa razón tienen la necesidad de realizar estas modificaciones.

Por otro lado pretenden incluir el índice 8. Se trata de un número que se obtiene de manera simple con una fórmula matemática conocida a nivel internacional y que da cuenta de la saturación del mercado.

A la cantidad censada de población de una ciudad, se la divide por ocho. El resultado son los metros cuadrados cubiertos que debe haber de comercio minorista en ese lugar. Es el punto de equilibrio. Pérsigo contó que el origen del cálculo es una invención del comercio francés con su propio poder adquisitivo, pero que se toma a nivel mundial.

"En Concordia, por ejemplo, la superficie debería ser de 20.000 metros cuadrados en el rubro alimenticio. Ese es el punto de saturación. Si sumamos los almacenes, los supermercados y los hipermercados, no podríamos superar esa cantidad. En la ciudad, entre 2012 y 2013 ya estábamos en 60.000 metros cuadrados, es decir está saturado", explicó. Además contó que solo una gran cadena concentra 18.000 metros cuadrados y según los datos que manejan, entre las grandes tres o cuatro grandes marcas realizan el 78% de la facturación. "Entonces no solo está saturado, también está concentrado", agregó, y es eso lo que quieren incluir en la ley para poder analizarlo en cada ciudad y avanzar en una regulación que proteja al comercio local.

***
Políticas concretas


"El promedio de vida de una pyme en Concordia es de un año y dos meses. Lo tenemos por las altas y las bajas. Es el tiempo promedio que subsisten", sostuvo Pérsigo, y explicó que esto se repite como una fotografía en numerosas ciudades de la provincia y entre ellas en Paraná. A esto, le sumó la presión fiscal y la venta ilegal como factores que no ayudan al sostenimiento del comercio pequeño y mediano.

Frente a esa situación desde el sector plantean que los gobiernos provinciales y municipales deben tomar políticas de defensa de la pequeña y mediana empresa, sobre todo porque la manera en que se desarrolla el comercio avanzó en la pérdida de puestos de trabajo. Una gran superficie contrata una persona cada 120 metros cuadrados, mientras que un comercio normal requiere de un empleado cada 30. "Para revertir esto se necesita una política a mediano y a largo plazo", reafirmó.

En el último tiempo varias municipalidades de la provincia emitieron resoluciones donde retrasan por un tiempo determinado la instalación de algún supermercado en su localidad. Sin embargo se sabe que si no hay una política que tome este problema en sus manos, al poco tiempo, o cuando se vence el plazo, otra vez aparecen los inconvenientes y muchas veces las grandes cadenas logran imponerse.

La ley que pretenden modificar fue aprobada con mucho consenso, pero luego hubo demoras en su reglamentación, hecho que se logró recién en 2010. "De todos modos con la ley sola no alcanza si no existe la voluntad para cumplirla", agregó Pérsigo, y señaló que esperan en octubre la segunda reunión del Coprocin para poder avanzar en estas problemáticas.

Comentarios