La Provincia
Martes 26 de Julio de 2016

Buscan generar un hecho político que destrabe la Ley de Comunas

Diputados de Cambiemos reunirán el jueves a los 53 presidentes de junta de ese sector político para emitir una declaración reclamando la norma que esperan desde 2008. Bordet dijo en junio que el gobierno trabajaba en un proyecto

El bloque de diputados de Cambiemos intentará generar un hecho político que vuelva a poner en agenda la postergada sanción de la ley de comunas. Para ello convocó para el miércoles a los 53 presidentes de juntas de gobierno de ese espacio, que se hará en la sede partidaria. Estarán allí también autoridades del radicalismo y otros referentes de la oposición.

La idea es, claramente, volver a poner el tema en la agenda política entrerriana. Los diputados más interesados en esto son los radicales, porque a la vez son radicales la casi totalidad de los presidentes de junta de ese sector.

No se trata de una idea novedosa. Desde 2008, cuando se reformó la Constitución de Entre Ríos, está pendiente la regulación del artículo 246 de la carta magna provincial que señala que las comunas recibirán un porcentaje no menor al 1% de la coparticipación nacional y provincial, con lo que se abriría una nueva etapa basada en la administración de sus propios recursos.

Si bien se presentaron varios proyectos, ninguno pasó de la media sanción, básicamente porque el Poder Ejecutivo de turno no deseaba o no podía cumplir con el envío de la coparticipación a las 130 comunas aproximadamente que surgirán de las 197 juntas de gobierno que hay en la provincia, tras la unificación de algunas de ellas.

Se estima que con la nueva ley se distribuirían más de 170 millones de pesos, de acuerdo a los mondos de coparticipación de 2015; los que obviamente aumentarán con la devolución gradual del 15% de coparticipación, que en 2016 es de tres puntos porcentuales.

Actualmente espera en Diputados un proyecto que tiene media sanción del Senado, elaborado durante la gestión anterior por los senadores oficialistas César Melchiori y Enrique Cresto. Existieron otros proyectos para regular la cuestión, los cuales fueron considerados para elaborar la norma que logró la aprobación en el Senado, como por ejemplo el que impulsó el diputado Diego Lara en junio de 2012; o el del diputado Jorge Bolzán, presentado en junio de 2009. Ambos legisladores son oriundos de Paraná Campaña (de María Grande el primero y de Seguí el segundo) que es la zona del Departamento Paraná donde se ubican 36 juntas.

La iniciativa de Cresto y Melchiori se aprobó el 1º de abril de 2015 y se extiende en 62 artículos para determinar la forma de gobernar todo centro poblacional que vaya entre 200 y 1.500 personas y no esté comprendido en ningún ejido municipal.

A los legisladores de Cambiemos no los satisface completamente ese texto, pero tienen la intención de tomarlo para avanzar en el debate, pensando incluso en que si le realizan modificaciones a la ley que el Senado votó el año pasado, podrían discutirlas con la nueva composición de la Cámara. Los anima el espíritu dialoguista del presidente del cuerpo, el vicegobernador Bahl, y de la mayoría de los senadores.

También saben que el diálogo y el consenso son indispensables para resolver la falta de fondos, que es la única razón por la cual la creación de las comunas tiene casi siete años de retraso, teniendo en cuenta que debió haberse aprobado en el año posterior a la jura de la Constitución reformada.

No buscan los legisladores opositores poner a Gustavo Bordet en un brete insalvable, sino en todo caso, manejarle un poco la agenda. Igualmente, para el gobernador el tema no es nuevo. El 16 de junio, en Arroyo Barú, le dijo a los vecinos de esa junta: "Estamos buscando la forma más inteligente de reglamentar lo que está establecido en la Constitución para que las juntas de gobierno puedan tener la autonomía necesaria, el poder de decisión y fundamentalmente la estructura de ingresos que permitan generar más desarrollo en cada uno de los pueblos".

Este diario ya había publicado que uno de los objetivos del ministro de Gobierno, Mauro Urribarri, era lograr un acuerdo político en torno de esa norma. El hijo del exgobernador Sergio Urribarri (oriundo de Barú) había hablado públicamente del tema con integrantes de juntas de gobierno del Departamento San Salvador, a quienes interiorizó de la elaboración de un marco normativo "para que las juntas de gobierno tengan su propio financiamiento".

Los legisladores de Cambiemos saben, entonces, que si el gobierno provincial no avanzó más en el tema es por falta de fondos. Por ello, están dispuestos a buscar variantes y analizar diferentes posibilidades. Podría discutirse, en este contexto, una conversión gradual de las juntas a comunas, empezando por las de mayor cantidad de población, o por aquellas en las que las autoridades se eligen por el voto de los ciudadanos porque su territorio coincide con el distrito electoral.

Cambiemos conduce varias juntas, especialmente en Paraná Campaña, Diamante o Federación.

En el plano de la valoración política, los diputados de Cambiemos entienden que este año hubo avances significativos en la Legislatura, producto de la armonía entre oficialismo y oposición. Citan, por ejemplo, lo que se avanzó en la Ley de Ética o en la regulación del Tribunal de Cuentas. Entienden, entonces, que en lo relativo a la Ley de Comunas podría ocurrir lo mismo.

Comentarios