Ovacion
Sábado 30 de Enero de 2016

Bullrich anunció un fuerte operativo y ratificó la decisión de “ir a fondo contra las barras”

Un total de mil quinientos agentes controlarán el amistoso de verano entre River y Boca en Mendoza. Además, también se perseguirá a los cómplices de los barras, “sean dirigentes, políticos o policías”.

La funcionaria, después de encabezar una reunión del Consejo de Seguridad en el Fútbol en esa provincia cuyana, adelantó también que hacia marzo próximo "el Estado informará sobre los barras alcanzados por el derecho de admisión", cuyo Registro Nacional fue creado ayer por decisión de su cartera.

El segundo Boca-River del verano 2016, que se jugará mañana desde las 22.10 en el Malvinas Argentinas, estará custodiado por 1.200 policías de la provincia cuyana y otros 300 de fuerzas nacionales (Policía Federal y Gendarmería), que estarán a cargo de monitorear las rutas y el acceso al estadio.

La ministra ratificó "la decisión del presidente Mauricio Macri de ir a fondo contra las barras bravas y sus cómplices", después de la reunión que mantuvo esta semana con el secretario general de AFA, Daniel Angelici, y el tesorero Matías Lammens, en la que se comprometió a que el gobierno nacional quedará a cargo de costo de los operativos en los partidos del fútbol argentino.

"En marzo próximo, el Estado informará sobre los barras que sean alcanzados por el derecho de admisión", informó Bullrich durante una conferencia de prensa que brindó en la víspera del superclásico.

"Nuestro objetivo es que los barras bravas no concurran más a las canchas, porque lo que nosotros queremos como gobierno es que en los operativos que hoy llevan 1.200 policías, en un futuro cercano lleven 600, y así en todos los casos. Los policías tienen que estar al servicio de la sociedad, no de estas puestas en escena en donde vemos como se emplean recursos y tiempo para llevar a las barras a las canchas", agregó Bullrich.

Consultada por la forma en que se realizarán las listas de quienes sean alcanzados por el derecho de admisión, la funcionaria indicó que "de aquí hasta marzo hablaremos con los clubes y con la AFA, y si ellos no colaboran, el Estado hará sus propias listas con la información que se obtenga".

Al respecto, la ministra dijo que en la gestión anterior en el Ministerio de Seguridad (a cargo de Cecilia Rodríguez y con fuerte influencia de Sergio Berni) "no se ocuparon seriamente del tema", al tiempo que Guillermo Madero, Director de Seguridad en los Espectáculos Futbolísticos, señaló que "cuando buscamos los registros de barras bravas el resultado fue cero, nada, ningún nombre registrado".

Finalmente, consultada sobre los límites que se analizarán para la inclusión de nombres de barras que no puedan ingresar a los estadios, Bullrich expresó que "sabemos bien hacia dónde debemos dirigirnos, porque sabemos distinguir entre un hincha que va a alentar a su equipo y a disfrutar de un partido de fútbol, y un barra que lucra con la violencia".

Fuente: Télam 

Comentarios