Pais
Martes 01 de Diciembre de 2015

Boudou quedó cerca de ir a juicio oral y sumó un nuevo llamado a indagatoria

El juez Lijo dio por concluida la investigación en la causa Ciccone y ahora debe expedirse el fiscal. Por otra parte, Oyarbide indagará al vicepresidente el 15 de diciembre por el presunto delito de dádivas.

El juez Ariel Lijo clausuró la investigación en el caso Ciccone, que tiene como procesado al vicepresidente Amado Boudou, y ahora el fiscal Jorge Di Lello tiene seis días para resolver si pide elevar la causa a juicio oral.
Por otra parte, Boudou fue citado a indagatoria por el juez federal Norberto Oyarbide para el 15 de diciembre próximo, en el marco de una causa en la que se lo acusa de recibir dádivas. De esta manera, Boudou deberá pasar por Tribunales cinco días después de dejar su cargo.
Lo resuelto por Oyarbide fue tras un pedido del fiscal Carlos Rívolo, quien días atrás también reclamó que se imponga la prohibición de salida del país al presidente del Senado. La investigación por la que fue citado Boudou tiene que ver con la realización de vuelos gratuitos a Necochea, el 17 de diciembre de 2011.
Boudou está bajo investigación porque utilizó un avión Learjet 60, matrícula LV-CRB de la empresa Alas del Fin del Mundo SRL para volar desde Aeroparque al aeródromo de Necochea.
Ese mismo 17 de diciembre de 2011, desde el aeródromo de Necochea, Boudou tomó un helicóptero Bell 407 Long Ranger de la empresa constructora Ecodyma S.A., que es contratista del Estado nacional.
En el helicóptero viajaron Boudou y el entonces intendente de Necochea, Horacio Tellechea, con destino al "Parque Lilio" de esa localidad, donde participaron de un acto oficial con el director ejecutivo de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) Diego Bossio, y otros funcionarios.
El vuelo estuvo a cargo del piloto Marcelo Juan Scaramellini, quien además es director de la firma Ecodyma S.A. Cuando declaró ante Rodríguez, Scaramellini había dicho que no le abonaron el viaje sino que fue "una gauchada" tras una petición de Tellechea. Scaramellini confirmó el carácter de contratista del Estado nacional, y de diferentes provincias y municipios de la firma Ecodyma S.A .
Respecto del vuelo en avión dio explicaciones en la causa el broker Ángel Roberto Becerra, quien confirmó que aquel viaje, hecho en el Learjet propiedad del empresario Nazareno Natale, lo organizó luego de recibir el llamado de "alguien" del Senado, y que fue un viaje de demostración debido a que la empresa estrenaba un avión.
Sostuvo Rívolo en el primer pedido de indagatoria, que se trató de una dádiva encubierta y hasta lo equiparó con un caso similar por el que el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime fue condenado por recibir vuelos gratuitos que pagaban empresarios a los que debía controlar.
En el caso Ciccone, el paso procesal implica que el fiscal federal, Jorge Di Lello, ahora tiene seis días de plazo para dictaminar si coincide con el juez en el cierre de la instrucción y elevar la causa a juicio oral o no, en cuyo caso deberá fundamentar un eventual pedido de ampliación de pruebas.
Desde junio pasado, Boudou afronta un procesamiento confirmado por la Cámara Federal de Casación Penal por los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho, junto a su amigo José María Nuñez Carmona y el empresario Alejandro Vandenbroele.
Boudou siempre aseguró que no conoce a Vandenbroele, titular de "The Old Fund", la empresa radicada en Uruguay que se convirtió en controlante de la ex Ciccone Calcográfica, y señalado como supuesto "testaferro" del vicepresidente. 
También están con procesamiento ratificado Nicolás Tadeo Ciccone, uno de los cofundadores de la imprenta, y su yerno Guillermo Reinwick, y los ex funcionarios de Economía César Guido Forceri y de la AFIP Rafael Resnick Brenner.
Según la investigación, Boudou negoció con la familia Ciccone, a través de Núñez Carmona, el levantamiento de la quiebra de la empresa para luego garantizarle negocios desde el Estado que se concretaron, entre ellos la contratación con la Casa de Moneda.
Ciccone le cedió el 70 por ciento de las acciones a "The Old Fund" y luego la AFIP le acordó un plan de facilidades de pago que hasta ese momento le negaba a Ciccone, por lo que fue necesaria la participación de los entonces funcionarios Forceri y Resnick Brenner.

Comentarios