Ovacion
Sábado 13 de Junio de 2015

Borghello: “Me gustaría y sería muy feliz jugando en Paraná”

El Memo Borghello se tomó unos días por el receso, y aunque tiene contrato con Huracán no le cierra las puertas a...

Sebastián Gálligo/Ovación
sgalligo@uno.com.ar


A pesar de tener mucho hilo en el carretel tiene una mirada del fútbol analítica, como si fuera un entrenador. Claro, estudioso e informado, Iván Borghello, habló de fútbol. Con unos días de descanso en Paraná, la ciudad que lo vio nacer hace 32 años, y en la que anhela vivir, el delantero de Huracán viene de un año de títulos y alegrías, pero con ganas de más. Con seis meses más de contrato en la institución de Parque Patricios no descarta seguir su carrera en otro club y le abre los brazos al fútbol de Paraná.
Aunque aclara que no se “postula”, parece deseoso de poder seguir trabando en la ciudad que nunca lo vio jugar como profesional. El ex-Newell’s declaró que el fútbol local está “viviendo el mejor momento de la historia”, pero remarcó que se deberá seguir trabando “para que no quede todo acá”.

—¿Cómo definís tu año en Huracán?
—Ha sido un año movido y raro. Empezamos en la B Nacional y llegué con el torneo arrancado. Los primeros dos o tres meses fueron negativos a nivel grupal, no nos salía nada y después hicimos un cierre muy bueno. Ascendimos, ganamos la Copa y la participación mía fue media. No tuve muchos partidos desde el arranque. Este año jugamos la Copa Libertadores y en Primera, que es un club que lo necesitaba y para mí fue un año raro, con un sistema de juego que no me benefició del todo, pero he disfrutado mucho con un grupo de compañeros con los cuales también le ganamos la Supercopa a River. Por ese lado muy contento y por otro con ganas de tener más minutos en cancha.

—¿Tenés contrato hasta diciembre, vas a volver o si surge alguna oferta la vas a analizar?
—En principio tengo contrato y si tengo alternativa veré si es productiva o no y veré con la gente del club. Por el momento sigo en Huracán y tal vez de acá a un mes la historia es otra. La vida del jugador no es del todo clara, sobre todo en la época de mercado, así que me preparo para un semestre movido.

—¿Cómo ves este momento del fútbol de Paraná?
—Es el mejor momento de la historia del fútbol paranaense. Estoy muy contento como hincha y como persona del fútbol de que podamos ser representados por dos instituciones que para la ciudad son emblemáticas. Patronato luchó mucho tiempo por esa chance y está puntero y Atlético Paraná, subiendo muy rápido, también muestra una imagen, al menos de lo que se ve de afuera, muy buena a nivel futbolístico y de la institución. Lo llamativo es que se haya adaptado tan rápido. Ojalá que pueda ser acompañado con un proyecto largo y mantenerlo. Poder gestar jugadores de juveniles, promoverlos, invertir en la cantera, en el crecimiento y profesionalizando áreas para que esto no quede acá y se pueda mantener. Y si Dios quiere y lo permite el tiempo poder encontrarnos con un equipo de la ciudad jugando en Primera División sería el broche de oro.

—¿Si te llama un club de Paraná y se dan las condiciones te interesaría jugar acá?
—Soy de acá, tengo mi familia acá y me gusta mucho la ciudad. Soy jugador de fútbol y no hay mejor cosa que trabajar en tu lugar, pero sé que no es fácil. Por ahí el momento de los jugadores no es el mismo que el de los clubes o viceversa. Claro que me gustaría y sería muy feliz. También entiendo que tanto Patronato como Paraná tienen muy buenos delanteros y tienen prioridades en este momento de consolidar un plantel. No me postulo ni nada por el estilo, simplemente como jugador me gustaría representar a un equipo de la ciudad.

—Por lo pronto hay una generación que crece con las camisetas de Patronato y de Paraná y es un proceso que llevará su tiempo.
—Está bueno y me gusta poder remontarnos a épocas pasadas en la cual la gente se identificaba mucho con los colores. Recuerdo mi abuelo, que me contaba que iba a la cancha todos los domingos y que pueda pasar eso, que el nene vaya a la cancha y cuando veo a mi sobrino con los colores de los equipos de acá, me emociono. Es hermoso porque es nuestro, no es ajeno y no nos lo contaron. Es lo mejor que le puede pasar al fútbol paranaense porque es parte de lo que necesitan las instituciones para seguir creciendo. El rédito lo vas a ver de acá a 10 años con la pasión más cerca de los colores.

—¿Cómo ves el fútbol argentino, cada vez se marca más y es más difícil?
—El fútbol mundial ha evolucionado mucho. Se han incorporado mucha tecnología y herramientas para que el margen de error sea menor. Y el fútbol argentino no es ajeno. Hoy encontramos mucho cuerpo técnico joven, muy didáctico, con muchas ganas de trabajar. Desde nutricionista a edición de video, a la neurociencia en el fútbol, psicólogo y perfeccionamientos físicos que hacen que el fútbol sea cada vez más competitivo. Y bueno, parte de esa competitividad significa el crecimiento de todo en conjunto y está bueno. Es cada vez más difícil y cada vez más complejo interpretar a los jugadores, también porque van cambiando las modas y el fútbol se va regenerando y adopta cosas nuevas y traer cosas viejas que parecían guardadas en un baúl. Hoy te ponen un sistema táctico que no se usaba hace 50 años como es jugar con wines con pierna cambiada y a los alas, que hace muchos años se los llamaba así, se los baja 10 metros y se llaman interiores o internos. El fútbol trae lo nuevo y lo viejo y hay que adaptarse.
 

Comentarios