La Provincia
Miércoles 13 de Julio de 2016

Bordet quiere asegurar obra pública con financiamiento del BID

El gobernador Gustavo Bordet confirmó desde EEUU, donde realiza gestiones por el ingreso de cítricos dulces a ese país, que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó el proyecto técnico para financiar la construcción de la nueva planta potabilizadora de Concordia. Indicó que también planteó ante la entidad internacional la continuidad de otros proyectos, como la ruta 38 entre San Salvador Y Ubajay, que une la 18 con autovía de la ruta nacional 14, la ruta provincial 20, y la reparación del puente sobre el río Gualeguay que conecta Mansilla con Urdinarrain, entre otras.

El mandatario se reunió con Luis Alberto Moreno y Alexandre Meira da Rosa, presidente y vicepresidente del BID, y confirmó queda habilitado el llamado a licitación de la obra de la nueva planta potabilizadora de Concordia que demandará cerca de 500 millones de pesos.

Recordó que la gestión de este proyecto comenzó cuando inició su administración como intendente de Concordia. "Nos demandó más de cuatro años hacer al análisis ejecutivo del proyecto porque no teníamos fondos para pagar a una consultora. Lo hicimos todo con nuestros técnicos, que tienen un gran mérito en la elaboración del mismo", señaló.

"Después había que calzarlo en una operatoria del BID, contestar una cantidad enorme de requerimientos técnicos hasta llegar a este momento de la aprobación y obtener un financiamiento que es seguro porque es en dólar. Esto garantiza que se realizará. Estamos muy contentos porque es una muy buena noticia para nuestra zona", resaltó el mandatario.

"El proyecto aprobado se remitió a la Secretaría de Obras Públicas de la Nación para establecer el convenio entre la provincia y la Nación para ya llamar a licitación con esta operatoria. Es una gran noticia para la Concordia el poder tener una planta potabilizadora de agua que resolverá los problemas durante los próximos 30 ó 50 años", sostuvo Bordet.

Sostuvo que la realización de esa planta implica la contratación de mucha mano de obra. "Es una gran obra que tendrá un desembolso de cerca de 500 millones de pesos para todo lo que es la infraestructura. Es una obra que tiene un gran beneficio social como es proveer el principal alimento que consumimos que es el agua potable", indicó.

Gestiones por los cítricos

El gobernador también se refirió a las gestiones que realiza en Estados Unidos por el ingreso de frutas entrerrianas a ese país. "Es muy alentador el panorama que tenemos por delante habida cuenta que los limones tienen prácticamente un dictamen esperando la aprobación de ingreso a un mercado que se presentaba más complicado para esa fruta. Esto abriría automáticamente las puertas para los cítricos dulces, como naranjas y mandarinas, que se producen en nuestra zona", dijo.

"Nosotros fuimos con este planteo acompañados por autoridades de la Federación del Citrus, de la Asociación de Citricultores de Concordia y de la Cámara de Exportadores de Citrus del NEA. Independientemente de las gestiones que se habían realizado por el limón, pedimos tener en cuenta que no ofrece dificultades y son muchas menos las objeciones que se platean para el ingreso de los productos que se envían desde nuestra región, es decir naranjas y mandarinas", explicó Bordet.

Dijo que en este sentido hubo avances "realmente notables" y apuntó que hablaron con el subsecretario del Departamento Agricultura del país del norte, acompañados por el embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau, donde realizaron esta solicitud, con un "muy interesante intercambio en la reunión que duró una hora y media".

Detalló que en el encuentro se expuso la situación sobre la posibilidad de ingresar la fruta a ese país y explicó que se logró "un avance realmente notable en esta materia".

"Esto posibilitaría abrir las puertas a un mercado como el de Estados Unidos que es altamente rentable por varios motivos. Primero porque es un país estable y no hay posibilidades de devaluaciones bruscas como en el caso de otros mercados, y también porque el trayecto de envío es mucho más reducido. No son los 52 días que va la carga al sudeste asiático, a Filipinas por ejemplo", explicó Bordet.

Comentarios