La Provincia
Jueves 03 de Diciembre de 2015

Bordet dice que armó el gabinete y Bahl, que a él no le preguntaron

La discusión sobre la composición del equipo de gobierno que asume el 11 tendió ayer a apaciguarse, aunque dejó en claro que hubo diferencias en el seno del nuevo gobierno. Se confirmó que habrá una Secretaría General de perfil alto

Carlos Matteoda / De la Redacción de UNO
cmatteoda@uno.com.ar


El gobernador electo Gustavo Bordet  se refirió ayer a la conformación del gabinete de ministros que lo acompañará inicialmente en la gestión. “Tuve la plena libertad y facultad para elegir a todos mis ministros”, indicó el actual intendente de Concordia, 36 horas después del anuncio, y luego de que se escucharan en el oficialismo quejas por la integración y numerosos rumores de supuestos acuerdos incumplidos que derivaron en que algunos aspirantes a esos cargos finalmente no fueran designados.

El otro dato que brindó Bordet es que el gabinete tendrá definitivamente siete ministros, despejando el rumor respecto de la eventual designación de un ministro de Educación. “Yo tuve la plena libertad y facultad para elegir a todos mis ministros, a punto tal que reducimos de 10 a siete el número de ministerios y cada uno tendrá su propia impronta de gestión”, indicó.

La reducción de número de carteras no resultó sorpresiva porque esa intención de Bordet había trascendido ya durante la campaña. La otra cuestión, si se quiere algo más novedosa, fue la confirmación de Edgardo Kueider al frente de la Secretaría General de la Gobernación. Se sabía también que ese rol estaba previsto para quien es hoy un colaborador de extrema confianza de Bordet y también se sabía que se perfilaría a partir del 11  una Secretaría General  de perfil alto, lo que encuadra con la eliminación de la figura del jefe de Gabinete, y posiblemente también con algún recorte de funciones al Ministerio de Gobierno.

Kueider es actualmente secretario de Comunicación y Participación Ciudadana de Concordia, función que desempeña desde la primera gestión de Bordet en la Intendencia. De la Secretaría General de la Gobernación, que conducirá desde la semana próxima, dependerán las secretarías de Comunicación, Telecomunicaciones y Cultura; que forman parte hasta hoy del Ministerio de Comunicación y Cultura .

La continuidad

Bordet, tras reunirse con sus futuros ministros en un hotel del Parque Urquiza, hizo algunas declaraciones hablando del perfil de su gobierno. “Somos parte de un proceso que se inició en el año 2007 y tiene la particularidad de que en este cambio de gestión hubo cambio de funcionarios. (...)  Pero tenemos un proyecto político que lo compartimos con Sergio Urribarri, y que lo vamos a continuar con este gabinete que he armado de acuerdo a mi criterio y eligiendo a hombres y mujeres que sabrán estar a la altura de las circunstancias”, manifestó.

Desde sectores de la oposición, ayer se intentó azuzar el ánimo beligerante que se instaló en algunos dirigentes peronistas  tras conocerse el gabinete. Incluso el exintendente de Paraná, José Carlos Halle, atribuyó la conformación del mismo a Urribarri y a su deseo de castigar a Paraná por la derrota de Blanca Osuna en la disputa por la Intendencia.

Tratando de profundizar esta grieta hubo declaraciones como las del diputado radical electo Sergio  Kneeteman dijo estar sorprendido  y preocupado porque “el gabinete sea más representativo del gobierno que se va”.

Para algunos sectores del peronismo el problema parece ser otro. Lo cierto es que el nuevo gabinete tiene un solo integrante domiciliado en Paraná: el médico Ariel De La Rosa, pero no en función de la situación del peronismo sino -además de sus condiciones para el cargo- de un acuerdo con el diputado José Allende y el gremio Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

Ese dato no pasa inadvertido en el peronismo de Paraná y en algunos sectores se entiende que las decisiones tomadas en la formación del equipo de principales colaboradores de Bordet apuntan a recortar la injerencia del vicegobernador electo Adán Bahl.

El actual ministro de Gobierno dejó a varios enojados en el Departamento Paraná cuando aceptó integrar la fórmula con Bordet y declinar su postulación, aún hoy se encuentra a dirigentes peronistas que dicen que hubiera podido ganarle la interna al concordiense, y además sostienen debe convertirse en una referencia del peronismo de la costa del Paraná marcando distancia con el urribarrismo. “Todo lo que huele a Bahl  no tiene cabida en esta gestión provincial, por eso lo bajaron a Halle y a Bahillo”, aseguraban ayer varios  militantes de Convicción Peronista, el grupo que lidera el compañero de fórmula de Bordet.

“No me daré por vencido”

Bahl, por su parte, no hizo demasiados intentos por apaciguar los ánimos y dejó en claro que no lo consultaron para armar el gabinete: “No tuve oportunidad de opinar en el armado del Gabinete, todo fue decisión de Bordet”, aseguró. “De los nombres de los ministros me enteré casi simultáneamente con los medios de comunicación. No tuve ninguna oportunidad de incidir”, sostuvo.

Luego aclaró:  “No estoy cuestionando o diciendo esto de una manera negativa. Solamente quiero decir que esta es la verdad y que no participé en ninguna decisión”.

“No he podido opinar en la confirmación de los ministros o funcionarios, pero de ahora en más voy a trabajar en apoyar la decisión que haya tomado el gobernador electo”, agregó en declaraciones a radio De la Plaza.

Luego deslizó una frase cuanto menos sugestiva: “Quiero dejar en claro que por la experiencia que acumulé, voy a aportar mucho a la gestión, eso lo pueden tomar o no, pero mi responsabilidad es trabajar. No me voy a dar por vencido de ponerme a disposición para poder trabajar en conjunto”.

También deslizó algún malestar con los medios que dieron cuenta que sectores del urribarrismo le atribuían haber motorizado el supuesto malestar en  sectores policiales frente a la designación de Mauro Urribarri en el Ministerio de Gobierno. La situación descripta ayer por UNO (la acusación) es real y describe las tensiones internas del oficialismo, lo que no quiere decir que Bahl haya tenido algo con ver con el tema policial. 

Sabido es que en  una fuerza policial tan politizada como la entrerriana, lo que sobran son las internas; aún al margen del ministro o del jefe de la fuerza. La disyuntiva que posiblemente enfrente Bahl tiene que ver con actuar en consecuencia con los sectores del peronismo capitalino que le demandan convertirse en una referencia política de mayor peso, y con la forma de realizarlo. Si se toman las declaraciones que formuló ayer el vicegobernador electo, queda claro que priorizará la participación en la gestión, prometiendo incluso no darse por vencido en ese objetivo si alguien intenta obstaculizarlo.

Urribarri presidirá Diputados

El actual presidente de la Cámara de Diputados, José Allende, anunció oficialmente ayer que el gobernador Sergio Urribarri lo sucederá en el cargo. “Ha sido un gran gobernador que transformó a Entre Ríos, por lo que resulta una muy buena noticia que ahora como legislador Sergio Urribarri presida la Cámara de Diputados” expresó Allende.

“Para todos los compañeros y compañeras peronistas que integramos el bloque del Frente para la Victoria es un orgullo grande que un militante como es el Pato acepte ser presidente de la Cámara”, dijo el legislador  y dirigente gremial.

“Se viene un tiempo de mucho trabajo, de intensos debates porque se pone en juego un nuevo modelo de país, muy diferente al que supimos construir en todos estos años, y las diferentes legislaturas van a ser ámbitos de discusión para que las conquistas conseguidas con tanto esfuerzo no se pierdan”, agregó.

Urribarri va a mantener un encuentro con los diputados del oficialismo en las próximas horas para “comenzar a articular el trabajo en la Cámara baja”, se informó.
 

Comentarios