La Provincia
Viernes 17 de Abril de 2015

Billetes deteriorados: todos los bancos tienen que cambiarlos

En las entidades crediticias aseguran que “son pocos” los reclamos que reciben. Comerciantes subrayan que están “cansados” de tener problemas con el dinero que llega destruido a sus manos.

En el mundillo bancario paranaense se repite la siguiente frase: “Los billetes rotos hay que llevarlos a la sucursal del Banco Nación”.

En la entidad crediticia de San Martín y España explicaron a UNO que “en realidad todos los bancos están obligados a cambiar los billetes que están en mal estado”.

Los empleados del Nación aseguraron que reciben “pocos clientes” que llegan a cambiar dinero que está inutilizable y que si lo hacen, ellos los toman y luego lo envían a la sede del Banco Central de la República Argentina (BCRA) que tiene sus oficinas en calle Monte Caseros.

UNO se comunicó con el referente de la agencia en la capital provincial para tener una aproximación de la cantidad de billetes rotos que reciben, pero el empleado se excusó en que tenía “prohibido  dar declaraciones”.

Algo que sorprende en una democracia del siglo XXI.

Diferente

Los comerciantes de Paraná dicen “estar cansados” de recibir billetes en mal estado que luego los llevan a los bancos.

El problema se genera cuando el  vendedor decide evitar el dinero  en mal estado y el cliente se empecina en “hacerlo pasar”.

En los locales hablan de una “situación muy estresante” que está lejos de tener una solución, ya que la plata nueva que circula es muy inferior a la vieja.

En los bancos cuentan, por lo bajo, que los billetes “nuevos” que aparecen son los que hace circular  el Nuevo Banco de Entre Ríos.  El resto se maneja con el dinero que  “está en la calle” todos los días.

Cuando les llegan los billetes en mal estado les hacen seis agujeros y los separan para luego enviarlos a la agencia local del Banco Central.

En el último gran canje de billetes se explicó que los “agujereados” van derecho a una máquina trituradora que los termina de sacar de circulación.

En su sede de Reconquista 266, en el microcentro porteño, el Central atiende canjes en horario bancario. Y en el 0800-999-6663 se reciben consultas. Salvo el caso en que el billete sea retenido para su inspección, el trámite no requiere llenar formularios. Y se excluyen las monedas que, aplastadas o alisadas, pierden su valor sin posibilidad de recupero.

Más billetes

El BCRA puso en circulación una nueva serie de billetes de curso legal de 50 pesos en homenaje a la defensa de la soberanía nacional sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.  

La nueva serie, que lleva el nombre de Islas Malvinas. Un amor soberano, será distribuida a través de las entidades financieras y las redes de cajeros automáticos, mediante los mecanismos habituales. Los nuevos billetes coexistirán con los vigentes. El problema es que la mayoría de los bancos ya no carga con billetes de 50 pesos los cajeros, por cuestión de espacio, y cuando se pretende extraer ese valor, obligan a sacar al menos 100.  El presidente del BCRA, Alejandro Vanoli, señaló en su momento que  “el objetivo de este billete es incorporar un elemento de uso diario el reclamo inclaudicable sobre las Islas Malvinas”.  El billete, diseñado y producido por la Casa de la Moneda, presenta en su anverso la imagen del mapa del archipiélago y un segundo mapa de Latinoamérica y el Caribe.  El reverso del billete tendrá la imagen del Gaucho Antonio Rivero, quien en 1833 encabezó la resistencia a la usurpación británica de las islas.

Algunas recomendaciones para que “la plata dure más”

Como aumenta la cantidad de billetes en mal estado que circulan por todo el país, en el sitio www.clientebancario.gov.ar postearon algunas recomendaciones para que “la plata dure un poco más” .

“Los billetes y las monedas que circulan en nuestra vida cotidiana son el instrumento para comprar y vender bienes y servicios en la economía, y como tal son parte importante del patrimonio nacional. Por ende, hay que cuidarlos y mantenerlos en buen estado. Con el tiempo sufren un desgaste natural, pero ese proceso puede ser postergado lo máximo posible”, explicaron.

Deteriorados

Un billete deteriorado es el que se encuentra roto, perforado, borrado, manchado, descolorido, sucio, quemado o cercenado involuntariamente. Para ser aceptado, su superficie debe abarcar, por lo menos, el 60% del billete completo.

Si el papel presentado está dividido o fragmentado, puede ser canjeado en un banco siempre que las partes presentadas pertenezcan con toda evidencia al mismo ejemplar y la superficie total alcance, por lo menos, al 60%  del billete completo. 

Para cambiar el billete deteriorado hay que ir a la sucursal del Banco Nación o de cualquier otra de las entidades que operan en la ciudad.

Dudosos

Los billetes rotos y pegados con cinta adhesiva tienen plena vigencia.

“Sin embargo, al recibirlos hay que tener cuidado y verificar detenidamente que todas sus partes correspondan al mismo billete.  Los bancos aconsejan que en general, es mejor no aceptarlos”, recomendaron desde el sitio digital especializado en temas monetarios y económicos.

Es decir que si se rompe hay que cambiarlo en forma directa.

Conservación

• Evite escribir leyendas en los billetes, esto los desgasta más rápidamente.

 • Una billetera o monedero siempre es mejor resguardo para trasladar dinero. Cuando ponemos los billetes sueltos en los bolsillos o en cualquier otro lado, el roce los deteriora.

• No guarde billetes en lugares húmedos. La humedad ataca el papel aún en mayor medida que el fuego.

• No guarde sus ahorros en lugares donde pueda afectarlo el calor excesivo.

• Revise bien sus bolsillos antes de lavar una prenda.
 

Comentarios