Pais
Lunes 26 de Enero de 2015

Berni cuestionó al hombre que le entregó el arma al fiscal

El secretario de Seguridad de la Nación le apuntó a Diego Lagomarsino, colaborador de Nisman. El funcionario entiende que debe dar explicaciones en la Justicia por su sospechoso accionar

Buenos Aires.- Ayer se cumplió una semana de la muerte del fiscal Alberto Nisman, en la cual la Justicia aún no pudo aclarar si se está frente a un suicidio, un suicidio inducido o directamente un homicidio. En medio de los cruces verbales entre funcionarios del Gobierno, dirigentes de la oposición, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, se despachó con una serie de interrogantes contra el colaborador del responsable de la causa AMIA, la persona en definitiva que fue la última en verlo con vida luego de entregarle el arma calibre 22.


La fiscal Viviana Fein, tras haber dado a conocer las últimas novedades sobre las pericias, espera ahora nuevos informes con el resultado de la visualización de las imágenes de las cámaras de seguridad.


También se espera que las pericias que comenzaron a realizarse en las últimas horas arrojen datos significativos para esclarecer el hecho.

 

 

“Explicaciones”

 


El técnico en informática reconoció esta semana ante la fiscal Viviana Fein que era suya el arma de la que partió el disparo que terminó con la vida de Nisman. El hombre de 35 años aclaró que su jefe se la había pedido para guardarla en la guantera del auto a modo de protección cuando se desplazara con sus hijas, pese a que ya contaba con una custodia oficial de 10 policías.


“Lagomarsino tendrá que explicar su versión y la fiscal tendrá que corroborar si esa versión es verdadera o no”, insistió Berni, en diálogo con el periodista Mauro Viale, en el canal América TV. A continuación, el secretario de Seguridad se excusó de seguir opinando “hay muchos medios a los que no les importa la verdad, sino generar contradicciones”.


El viernes, Fein había solicitado que se impidiera la salida del país del técnico informático, tras haber intentado sin éxito comunicarse con él en reiteradas ocasiones. Incluso se especuló con la posibilidad de que su status fuese llevado de “testigo” a “sospechoso”. Pero eso no llegó a suceder: a las pocas horas, Lagomarsino se comunicó con la fiscal y aclaró que se encontraba en la casa de un amigo.


Además, Sergio Berni destacó que “todas las fuerzas federales están a disposición” de la Justicia para realizar con la mayor celeridad” las pericias y diligencias que se necesiten para resolver la muerte del fiscal fallecido. “Estamos todos pendientes del avance de la investigación de la fiscal”, Viviana Fein, apuntó.


En ese sentido, el funcionario nacional señaló: “La fiscal es la única que conoce, por lo menos, no sé si la verdad, pero los testimonios de aquellos a quienes ha interrogado”.


En esa línea, indicó que el colaborador de Nisman que le entregó el arma “(Diego) Lagomarsino tendrá que explicar su versión y la fiscal tendrá que corroborar si esa versión es verdadera o no”.


Consultado por sobre si la muerte del fiscal que denunció a la Presidenta por encubrimiento en la causa AMIA se trata de un “crimen político”, Berni dijo: “No quiero opinar”.


El allegado al fiscal que trabajaba en la misma oficina tiene prohibición de salir del país y frente a las características de la investigación es que la jueza Fabiana Palmaghini ordenó que desde el sábado personal de Gendarmería Nacional custodie a Lagomarsino luego de ofrecimientos concretos de custodia formulados por el Ministerio de Seguridad a cargo de María Cecilia Rodríguez.


El testigo clave del hecho estaba sin custodia desde el lunes, después de haberse presentado voluntariamente a prestar declaración ante la fiscal que investiga la causa.

 

 

“Admiración del espía”

 


A una semana de la muerte de Alberto Nisman, un amigo del fiscal fallecido dio detalles de la relación que mantenía el funcionario judicial que apareció muerto en su departamento de Puerto Madero con el espía clave que tiene el caso.


Se trata de Gustavo Perednik, quien en una entrevista al diario Perfil contó que Nisman “le tenía admiración” a Antonio Stiusso y que lo describía como “el típico espía de las películas”.


“Siempre decía que es uno de los tipos más inteligentes de Argentina, con capacidad para entrar a un lugar y darse cuenta de todo. Nisman se mostraba sorprendido ante la rapidez y certeza con la que Stiusso conseguía la información que él mismo le requería. Se tenían un gran respeto”, agregó en declaraciones al matutino.


En otro orden, aseguró que Nisman le había anticipado que iba a presentar la denuncia contra la Presidenta y otros funcionarios del gobierno. “No me habló de fechas, pero decía que estaba esperando el momento adecuado. Le preocupaba sobre qué juez podría recaer la denuncia”, señaló Perednik.


Consultado sobre cómo impactó la noticia en su exmujer Sandra Arroyo Salgado y sus hijas, respondió: “Es un golpe durísimo. No me animo a llamar a la madre, es de bajo perfil e imagino que no quiere hablar. En cuanto a su familia, sé que entre ellos desde siempre había cierto temor por la gravedad de los casos que investigaba Alberto Nisman”.

 

 

“Contra Clarín”

 


“Todo lo que hace Clarín tiene la intencionalidad de perjudicar la gobernabilidad de Argentina”, aseguró el canciller Héctor Timerman  respecto de la denuncia que lo alcanza a él y a la presidenta Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento de los acusados iraníes de haber volado la sede de la AMIA.


El ministro de Relaciones Exteriores dijo que ese diario manipula información, luego de que publicara un cable de la agencia estatal iraní IRNA que en marzo de 2013 sostenía que la firma del memorándum tendría como consecuencia la caída de los alertas rojos de Interpol sobre los involucrados.


Esa publicación “es una nueva muestra de cómo Clarín manipula la información”, porque publica “un cable de 2013 que anuncia algo que no ocurrió”. Mientras todos discuten y polemizan, sigue siendo un enigma como murió Nisman.

 

 

Comentarios