Ovacion
Viernes 10 de Abril de 2015

Barsanti: “Me quedó un sabor amargo”

Básquet. Torneo Nacional de Ascenso. El entrenador Ignacio Barsanti hizo un balance tras la eliminación de Echagüe en cuartos de final ante Unión de Santa Fe: “Estábamos para más”, manifestó.

Martín Macor/ Ovación
mmacor@uno.com.ar

Seguramente por varios días y semanas, Ignacio Barsanti soñará y pensará constantemente con el cierre del quinto punto de la serie que su equipo, Echagüe, terminó perdiendo ante Unión de Santa Fe, que en definitiva la valió la eliminación en los Cuartos de Final de la Zona Norte del Torneo Nacional de Ascenso. “La verdad que teníamos una gran ilusión de pasar de ronda, me quedo con un sabor amargo terrible”. Esa es la primera reflexión de Barsanti, el joven coach (29 años), que logró dar un giro rotundo en la plantilla (reemplazando a Martín Amden) desde su asunción en enero. Ahora llega el momento de balance tras el 3-2 ante el Tate donde la temporada se terminó en la segunda de cambio (pasó solamente la reclasificación) y ahora es momento de descanso y reflexión.

“Es una pena no clasificar. El equipo estaba sólido, en lo grupal, en lo anímico. La realidad es que nos enfrentamos con un gran equipo como Unión en una serie muy pareja. Estuvimos a un minuto y medio de conseguir el pasaporte. Estaba para cualquiera de los dos, pero por mala fortuna no pudimos cerrar el juego”, agregó el Titi.

Sobre la sede del quinto juego en Sunchales (y no en el Ángel Malvicino de Unión) ante los hechos de violencia, argumentó: “Una lástima que el público no pudiese compartir un quinto juego a cancha llena. Esto no le hizo bien a nadie. Son cosas para aprender de cara a futuro”, entendió el técnico.

“¿Si voy a soñar con los triples de Vildoza e Isola (jugadores de Unión) sobre el final? Tal cual, van a quedar en mi memoria. Sabíamos del potencial de ellos y nos costó resolver el cierre. El básquet tiene estas cosas, pero quiero dejar en claro que los chicos dejaron todo para ganar. No se pudo”, argumentó.

Barsanti, una vez concluido el juego en Sunchales, se refugió en el vestuario y lloró de bronca. “Fue así. El tema es que soy muy pasional, visceral, lo vivo con mucha intensidad. Terminé quebrado pero con la frente en alto. Sin dudas que al golpe lo sentimos ya que uno vuelca mucho en esto. Estábamos con la ilusión de poder estar entre los ocho mejores”.

Sobre su futuro, dijo: “La idea es seguir. El club es de renombre en el país. Me siento muy cómodo pero la dirigencia debe tomar una decisión”.

 

 

¿Dodson a México?

En la jornada de ayer corrió la versión de que el extranjero de Echagüe, Darnell Dodson, y antes de que finalizara la serie con Unión (SF), ya tenía arreglada su incorporación a la Liga de México y que se estaría sumando a la brevedad. A muchos les extrañó el flojo rendimiento en el quinto partido ante el Tate. De Paraná se va el fin de semana.

 

 

 

Comentarios