Policiales
Martes 07 de Junio de 2016

Banda neuquina sería la que asaltó a la familia de un empresario en Paraná

Con apoyo logístico local, siete hombres llegaron a la ciudad  para cometer el robo. Tres están detenidos   

Una banda de neuquinos sería la autora del violento robo que sufrió el año pasado la familia del empresario Bourdin en la ciudad de Paraná. 

El minucioso trabajo investigativo de la División Robos y Hurtos de la Policía de Entre Ríos permitió determinar que al menos siete personas de Neuquén llegaron a la capital entrerriana para cometer el millonario atraco. Tres de esos hombres fueron arrestado. Los otros todavía no fueron identificados. El apoyo local ya está identificado. 

Para los delincuentes no fueron un escollo los 1.361 kilómetros que separan a Paraná de la capital neuquina. Según pudo averiguar UNO, los hombres viajaron en dos autos y se instalaron en un barrio de la zona oeste de la ciudad. Una vez instalados habrían comenzado a realizar inteligencia. 

El jueves 20 de agosto de 2015, los hombres llegaron a la casa del empresario Bourdin en calle San Lorenzo de Paraná, reventaron la puerta con una barreta y se metieron. Del interior de la casa huyeron con 20.000 dólares, 10.000 euros, unos varios miles de pesos y joyas de un valor inestimado. 

Ayer, los tres detenidos fueron sometidos a una rueda de reconocimiento y según trascendidos quedaron comprometidos. Los hombres están presos a disposición de la fiscal Patricia Yedro. 

***
Importante robo 


UNO contó el año pasado que alrededor de las 10.45 del jueves 20 de agosto los ladrones llegaron hasta la puerta de la casa y posiblemente con una barreta la abrieron. Cuando entraron, se encontraron que estaba el hijo de la familia, de 18 años, y la empleada. Los encañonaron con armas de fuego, los redujeron y ataron de manos y pies con precintos mientras les pedían dinero. Unos minutos después llegó la madre, que regresaba de hacer las compras en el supermercado. Le llamó la atención el estado de la puerta pero ingresó igual. A los pocos pasos le pusieron una pistola en la cabeza y la maniataron junto a su hijo y la trabajadora. Sin golpes ni mayor violencia física, pero con un trato verbal muy intimidatorio, les exigieron la entrega de dinero. Una hora después de ingresar se retiraron con un importante botín: 20.000 dólares, 10.000 euros y algunos miles de pesos, así como joyas que podrían tener un valor económico superior a todo el dinero junto. Uno de los delincuentes se comunicó con alguien por teléfono antes de salir, que los pasó a buscar cuando finalizaron el atraco. 

La tonada y haber actuado a cara descubierta fueron dos cosas que llamaron la atención de los investigadores que recolectando datos llegaron hasta Neuquén donde detuvieron a los supuestos autores.  

***
Allanamiento 


Personal de Robos y Hurtos recupero elementos sustraídos el miércoles 1 de un laboratorio  de análisis clínicos ubicado en calle Artigas al 1000 de la ciudad de Paraná. La Policía logró aprehender a un hombre que tenía en su poder la computadora y otros elementos que habían sido robados.  
 

Comentarios