Policiales
Sábado 08 de Octubre de 2016

Balearon a una mujer en el Lomas II y detuvieron a un joven con varias causas

Otra vez. Por las balaceras en esta parte de la zona este de Paraná, señalan a jóvenes del barrio Municipal. La víctima tiene alojada la bala en la pierna y ayer arrestaron al agresor

Una moto con dos personas por calle Quirós; el de atrás va disparando, se pierden al final. La gente corre por los pasillos, se mete a sus casas, los chicos se tiran al piso, esperan para volver a salir. Tarde o temprano los agresores volverán a pasar. La escena era parte de la vida cotidiana en el barrio Lomas del Mirador II de Paraná. Durante un tiempo las balaceras habían menguado, aunque algunos tiros se seguían escuchando. La resolución de causas judiciales, la mesa socioeducativa integrada por la comisaría 12ª, la escuela, ONG y actores políticos e institucionales habían cambiado el panorama de violencia cotidiana en este barrio. Pero ahora la escena se volvió a repetir.
El jueves a la noche una mujer fue herida en la pierna cuando estaba en la vereda. Saben que fue el Remolacha Berón (hay testigos), un joven del barrio Municipal que cuenta con varios legajos en la Fiscalía, además de causas por hechos violentos de cuando era menor. Ayer lo detuvieron en su casa de calle Güiraldes.
Unos minutos antes de las 21, Olga había llegado del supermercado, dejó las bolsas y recibió un mensaje de su hijo para que lo llamara. Como adentro de las viviendas del barrio Lomas del Mirador II nadie tiene señal (es imposible hablar), salió a la vereda. "Cuando estaba hablando por teléfono escucho unos tiros por allá arriba que iban en una moto tirando", cuenta, y señala hacia calle Celia Torrá. Hasta su hijo escuchó los disparos por el celular. "Como se escuchaban a lo lejos, en ningún momento sentí que venían tan rápido, pero mi hijo me dice 'mami metete adentro'. Y cuando me meto escuché el tiro y sentí que me pegó en la pierna. La bala la tengo acá alojada", relata Olga.
Salió su hija a los gritos, pidiendo ayuda. Los vecinos llamaron al 911, llegó el personal de la comisaría 12ª y una ambulancia. La llevaron al hospital San Martín, donde le hicieron las curaciones, pero debe esperar para que le saquen el plomo.
"Cuando yo salí para ir al súper escuché como que tiraban, pero no se escuchó el disparo, sino las balas que pasaban, porque tiran con silenciador, como tiraban antes, y justo sale mi hijo que tiene 14 años que se iba a la casa de la tía, le digo 'andate por el pasillo porque estoy escuchando que tiran'. Y después que no escuché más me fui al súper. Cuando vine estaba todo tranquilo, pero al ratito se escuchó esa moto que tiraba para cualquier lado", recordó la mujer.
Olga está dolorida por el proyectil que tiene en la pierna y le cuesta caminar. Así y todo agradece que no haya sido peor: "Yo doy gracias a Dios que pasó mi vecina y se llevó a la nena (su nieta que apenas camina), porque me sigue a todos lados, y en ese momento hubiera estado conmigo".
Sobre el diagnóstico médico, Eva contó: "Me dijeron que tenía que esperar hasta el martes a ver qué pasaba con la bala. En ese momento no me la sacaron porque era todo muy reciente, encima no hay insumos en el hospital, y la bala tiene que encapsularse. Estaba todo bien, no había nada roto".
Hay testigos que vieron que al mando de la moto iba un tal Cata, y que el acompañante que efectuaba los disparos era Sergio Daniel Remolacha Berón. Este tiene causas por robo calificado y tentativa de homicidio. Hace unos años, cuando era menor, participó del ataque a balazos a un joven del Lomas II, que resultó con una pierna fracturada. Además, es el hermano de Sebastián, condenado por el asesinato del remisero David Farina en el mismo barrio, por calle Gobernador Crespo, en 2015.
En el lugar del hecho trabajaron los uniformados bajo las directivas del fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull. Levantaron indicios y reunieron testimonios, que apuntaron al mencionado sospechoso, aunque todavía se trata de identificar fehacientemente al que conducía la moto.
Según se informó a UNO, ayer por la tarde, tras el pedido del fiscal, el juez de Garantías N° 2 José Eduardo Ruhl ordenó la detención del acusado, de 20 años, en su vivienda de calle Güiraldes del barrio Municipal, y quedó alojado en la Alcaidía de Tribunales. El mismo jueves, Berón había sido trasladado al edificio del Poder Judicial para ser notificado acerca de otras causas penales, y a la noche protagonizó el violento episodio. Incluso, en un par de semanas deberá afrontar un juicio por otros hechos delictivos. En las próximas horas se resolverían medidas coercitivas para el joven mientras avanza la investigación penal preparatoria en la Fiscalía.

Nadie entiende porqué suceden las balaceras
"Es mentira que se terminaron los tiros en el Lomas, así sea una vez en el día escuchás uno o dos tiros", dice Ana, vecina pasillo de por medio de Olga y mamá de Emanuel Vásquez, el adolescente de 16 años que murió asesinado en 2013 en un episodio similar al ocurrido el jueves a la noche.
Ayer por la tarde, en horas de la siesta, se había producido otra balacera: "Tres y media, cuatro de la tarde, horario en que podés estar sentado en la vereda, estábamos ahí afuera y entramos todos corriendo porque nos tirotearon. Los vecinos llamaron todos al 911", relató la mujer, quien destacó: "La Policía actúa, lo mismo con la comisaría 12ª, vos los llamás y están acá, pero vienen y al momento que llegan los tipos se desaparecen".
Olga, la víctima del balazo en la pierna, agrega: "Lo que pasa es que nosotros ahora no tenemos derecho ni a estar sentadas en la puerta de nuestra casa, porque antes tiraban de allá para acá, pero ahora pasan en moto y tiran para todos los pasillos, como hacían las primeras veces, y hay muchas criaturas. Ayer (por el jueves) estaba fresco y no había casi nadie, porque siempre a esa hora los gurises que no tienen escuela al otro día, andan jugando".
Lo que a esta altura nadie comprende es el motivo de la agresión. Parecen ser resabios de las broncas entre los barrios que están a uno y otro lado de la calle Gobernador Crespo: "Hoy no entiendo porqué es, sabemos que Municipal y Lomas tienen problemas desde hace años", dijo Ana, y Olga acotó: "No entendemos porqué el tiroteo así, si no hay chicos de la edad de ellos como para decir que nuestros chicos les tiran a ellos. Antes decían que los del Jauretche se juntan con los del Lomas, vienen y tiran, y ahora no viene nadie al barrio, entonces no entendemos porqué las balaceras, no tienen motivos".
Por último, Ana lamentó: "Aparte en este sector todos tienen hijos chiquitos, son criaturas, y hoy por hoy estamos en la misma situación de antes, las criaturas no pueden estar jugando acá en la plaza de enfrente, ni siquiera sentados en la vereda, los tenés que tener encerrados, y no puede ser. Es algo de nunca acabar".

Comentarios