La Provincia
Jueves 25 de Junio de 2015

Bajas temperaturas incentivan ventas de abrigos para mascotas

Mayores opciones. El mercado ofrece para los perros diversos modelos de prendas para paliar el frío. Creciente demanda en Paraná

Las bajas temperaturas obligan a munirse de mayor abrigo, y esto en muchos casos se extiende también a las mascotas, sobre todo a los perros, que muchas veces suelen sufrir el frío de acuerdo al pelaje natural que los protege.

La demanda de este tipo de indumentarias en Paraná creció con la llegada de jornadas más frescas. Y al igual que en el mercado de ropa para las personas, en las veterinarias y los comercios abocados a la venta de productos para animales pueden encontrarse modelos de los más diversos: camperas forradas de cuero o de tela; piezas forradas con corderito; estampados para todos los gustos, incluyendo el animal print; moños, tachas y apliques de estrás; botones y cuellos para prendas de tipo universitario; modelos de los más variados géneros.

Más allá de los gustos de los propietarios, los especialistas recomiendan sobre todo atender a las necesidades de las mascotas al momento de elegir. “Los inviernos son más duros que antes, y cuando bajan las temperaturas los dueños toman conciencia y adquieren algún abrigo para sus perros, pero hay que tener en cuenta si son necesarios. Todo depende de cada perro, hay razas que de por sí tienen un manto de pelo muy pequeño y hasta prácticamente inexistente y en estas épocas sufren, sobre todo por el cambio que se registra entre un espacio calefaccionado y el exterior, que puede causar problemas”, señaló a UNO el veterinario Santiago González.

Por lo general, los perros de tamaño chico son más vulnerables a esta estación del año. Chihuahuas y varias razas de pinscher o terrier necesitan una protección adicional, en ocasiones aún en el interior de una vivienda. También la precisan ejemplares más grandes pero de pelo extremadamente corto como los galgos o los doberman.

González indicó que además hay que considerar la etapa de la vida en la que se encuentra el animal, ya que los cachorros son los que se ven más afectados por las variaciones de temperatura. “Por otro lado se encuentran aquellos que tienen artritis, otras enfermedades crónicas o los más viejos, que también necesitan de protección extra en estas épocas”, acotó.

Asimismo, manifestó que muchas veces son los propietarios los que sienten frío y abrigan a su perro, pero el animal está incómodo con su atuendo. “Habitualmente los perros tienen mayor temperatura corporal que los humanos y por ahí nos guiamos de acuerdo a cómo nos sentimos nosotros. Hay que tener en cuenta este dato, porque a veces los abrigamos por demás y el animal no se deja nada puesto porque tiene calor. El ovejero alemán, por ejemplo, tiene una capa de doble pelo que lo cubre y no le hace falta abrigo”.

Por otra parte, indicó que si la mascota no está habituada de chica a usar alguna indumentaria, posiblemente de grande no se acostumbre a llevar puesta una capa u otro tipo de prenda.

Precios y opciones

En distintos comercios del rubro se publicitan las alternativas para abrigar a las mascotas. Los precios varían según los modelos y tamaños. Los más básicos arrancan en 50 pesos, pero hay opciones más costosas, como una campera forrada de cuero, que va de los 239 pesos a los 440, de acuerdo al talle. En todos los casos tienen cinturón y detalles en corderito que adornan la prenda. Las forradas en tela oscilan los 210 y los 280 pesos.

También se ofrecen camperas reversibles tipo universitario, del talle 1 al 6, con un costo que va entre los 256 y los 350 pesos. Las de algodón, con interior de friza y capucha varían entre los 180 pesos y los 249.

“Al perro le da lo mismo si tiene un detalle, una decoración o un color determinado”, expresó Santiago González, y agregó: “Hay marcas muy importantes de la Argentina que ofrecen modelos que se asemejan a las modas de las personas. Tiene que ver con una cuestión de mercado. Pero lo importante es que la prenda sea funcional, que sirva y cumpla el objetivo de abrigar. Para saber cuál es el adecuado, hay que tratar de observar a la mascota y también contar con una recomendación de un profesional veterinario”. 

Entre los consejos para elegir el mejor atuendo, se explica que hay que medirla desde la base del cuello hasta donde comienza la cola. El perro debe estar de pie en ángulo recto con el piso, y debe permanecer quieto. 

Una vez adquirido el abrigo, hay que lavarlo periódicamente con agua fría, sin utilizar blanqueador. Si se lo pone en lavarropas hay que optar por la opción de la ropa delicada.

Otros cuidados en el invierno

Santiago González comentó que por lo general durante el invierno las mascotas ingieren una mayor cantidad de alimento, para tener más calorías. Y advirtió que no se les debe cambiar la dieta habitual de alimento balanceado por comida casera, ya que esto puede traer algún tipo de trastornos en la digestión y en la salud bucal del animal. 

Por otra parte, contó que en el mercado hay una nueva vacuna para prevenir ciertas enfermedades respiratorias.

 

Comentarios