Espectaculos
Domingo 14 de Junio de 2015

Aznar: “Mi trabajo no se siente como trabajo”

Música. El ícono del rock nacional se presentará esta noche en el Teatro Municipal 3 de Febrero de Paraná, en el marco de una extensa gira. Escenario dialogó con él sobre su nuevo show  

Luciana Actis/De la Redacción de UNO
lactis@uno.com.ar

Pedro Aznar presentará un nuevo show con su banda esta noche, a las 21, en el Teatro 3 de Febrero de Paraná. En este espectáculo adelantará algunos temas de su próximo disco de estudio y, por supuesto, brindará un recorrido por toda su carrera.
La banda que lo acompaña está formada por Alejandro Oliva en percusión, Julián Semprini en batería, Coqui Rodríguez en guitarras y Tomás Fares en teclados.
Lo que va de 2015 ha estado colmado de actividad para Aznar. Participó del Festival Viña del Mar, como jurado y como artista de la obertura, donde hizo un emocionante homenaje a Gustavo Cerati encargado especialmente por la organización del festival, además de realizar su show con la banda. Esta presentación le valió innumerables elogios de la prensa argentina, chilena y del resto de Latinoamérica, y fue vista por una audiencia de 150 millones de personas en el mundo entero.

A pedido del público trasandino, el artista volverá al Movistar Arena el 27 de junio para presentarse junto a su banda. El 22 de marzo formó parte del line-up del Festival Lollapalooza Argentina, siendo uno de los pocos artistas locales en ese cartel y confirmando el potencial de su obra.
Vale recordar que en enero comenzó este intenso año con una destacada participación en el Festival Nacional de Folclore de Cosquín, con un repertorio especial y siendo después considerado uno de los valores destacados del certamen, por su calidad y fineza.
Recientemente fue invitado en tres funciones por Joan Manuel Serrat para compartir escenario en el marco de la gira argentina del catalán. Durante el año, Pedro sumará alrededor de 100 conciertos en su agenda por todo el país y varios puntos de Latinoamérica.

Escenario dialogó con él sobre el show que brindará esta noche y sobre diversos aspectos de su impecable carrera.

—¿Qué es lo que depara tu próximo show para el público de Paraná?

—Será un poco la contracara de A la carta. Esta vez nosotros elegimos qué tocar, a diferencia del año pasado, en que lo hizo el público. Podría llamarse La casa recomienda (risas). Vamos a incorporar canciones que hace mucho no llevamos al escenario, y otro gran motivo de este espectáculo es permitirles echarle un vistazo a la música que viene. Vamos a estrenar canciones nuevas, que van a formar parte del próximo álbum de estudio, que seguramente grabaremos antes de fin de año.

—¿Qué podés contar de tu próximo disco, del cual harás adelantos en este show?

—Todavía estoy descubriendo la música que va queriendo salir. Soy muy respetuoso de lo que nace, creo que las canciones tienen una suerte de alma propia, que, cuando se convierten en una docena de relatos, al conformar un disco, ellas mismas te dicen qué están narrando o por dónde anda tu mundo interior. Estoy en el principio de ese proceso, así que no podría precisar su esencia demasiado, todavía. En unos meses más me voy a enterar, yo mismo, de lo que tengo necesidad de expresar.

Escribir canciones tiene esa magia especial, te informa de cosas muy profundas, que tu consciente todavía no alcanzó a ver. Pero sé que se van a entusiasmar con las que les vamos a mostrar en el teatro. En los conciertos que ya hicimos de esta nueva gira recibimos muy lindos comentarios sobre la música nueva.

—¿Cómo es el proceso de composición de tus letras?

—Suelo escribir las letras cuando la música ya está lista, y así la métrica y musicalidad de las palabras van siendo sugeridas por la melodía de la canción.

También he escrito poemas, que, a mitad de camino, noto que “quieren” ser canciones. Me pasó con Quebrado, que cuando noté que podría tener una gran potencia como letra, decidí repetir las mismas métricas en la segunda parte, para después poder musicalizarla y convertirla en canción. Y resultó en una de mis canciones más conocidas y queridas por la gente.

—Este 2015 ha estado lleno de conciertos, ¿cómo repartís el día a día, con los viajes, los compromisos y con los tiempos destinados a la creatividad?

—Arrancamos participando de Cosquín, Viña del Mar y Lollapalooza, todos ellos, festivales enormes, y vamos a totalizar más de 100 conciertos en el año.

Mi trabajo no se siente como “trabajo”, salvo en la logística de viajes, hoteles, ensayos, aeropuertos, obligaciones de horarios. El tiempo arriba del escenario o en el estudio de grabación es totalmente placentero, y eso hace que uno lo disfrute muchísimo y se “olvide” de que está, de hecho, haciendo un gran esfuerzo, dejando el alma en cada performance. Por eso me obligo a tomarme vacaciones, aunque sean cortas, cada tres o cuatro meses. Es la manera de mantener las cosas frescas y la cabeza en su lugar.

—¿Qué es lo que más disfrutás de tu trabajo?

—Cuando me conmuevo o exploto de entusiasmo con algo que toco, compongo o canto. Y cuando eso mismo le pasa a quien me oye, es una satisfacción impresionante.




Una trayectoria de 40 años con la música
A los 15 años, Pedro Aznar ya tocaba en el grupo under Madre Atómica. Poco tiempo después, en 1977, Aznar ingresó en Alas, también un trío de jazz-rock, aunque con influencias del tango.

Pero el gran salto en su carrera lo daría en 1978, cuando fue convocado por Charly García para integrar Serú Girán. A pesar del tímido comienzo, Aznar se fue consolidando hasta ser un pilar fundamental del cuarteto, al punto de ser su partida determinante en la disolución de Serú, en 1982, cuando viajó a Estados Unidos para perfeccionar sus estudios en la Universidad de Berklee

Luego pasaría por el Pat Metheny Group, hasta 1984. Ese año emprendió su carrera solista. Desde entonces participa como productor, compositor, arreglador, instrumentista y cantante en sesiones de grabación y conciertos con las más importantes figuras del medio argentino e internacional.

Comentarios