Usurpación de terrenos
Jueves 08 de Septiembre de 2016

Avanzan nuevas viviendas sobre las barrancas del Parque Varisco

Hay casas de material construidas sobre terrenos que pertenecen al área natural protegida

Sobre la barranca del Parque Nuevo Humberto Cayetano Varisco de Paraná, aquella que tiene vista al río, avanza la construcción de viviendas en terrenos que pertenecen a uno de los espacios verdes más importantes de la ciudad. Las casas son de material y levantadas en una zona privilegiada. El hecho no es nuevo, pero tampoco aparecen soluciones al corto plazo. Desde la Municipalidad informaron que hay un déficit habitacional en la ciudad que deben estudiar.
Hace dos años eran de chapa y muy humildes. Pero esas casas precarias ya no están más. En el mismo lugar ahora se levantan otras; unas construidas con ventanales que dan al río, acondicionador de aire y tanques de agua. Son de material, las paredes por lo menos son de ladrillo hueco y eso se nota en las últimas, las más cercanas a la esquina de Coronel Manuel Navarro. Para ser precisos, las construcciones se levantan en la equina opuesta al mástil, de cara al río. Al recorrer el lugar uno advierte que no son casas de personas ricas, todo lo contrario; pero tampoco son de chapa y están en un lugar que le pertenece a todos los paranaenses. Ante la necesidad de tener un techo propio, la contradicción es grande. Pero en ese lugar, las casas que parecen más avanzadas cuentan con servicio de televisión satelital, es que tan alto no llega el cable convencional. En el fondo y a lo lejos había algunos autos estacionados, quizás no cero kilómetro, pero tampoco tan viejos.
Paraná declaró al área del Parque como natural y protegida, con lo cual nada se puede construir en ella. En su momento se ganaron 92 hectáreas en un espacio pensado como educativo, recreativo, paisajístico y turístico. Para lograrlo se juntaron 13.000 firmas.
La vegetación autóctona, el entorno natural y la altura elevada permiten una de las mejores vistas de la ciudad y del río, la misma que tienen las habitaciones de estas viviendas.
En 2013 se había alambrado una zona cercana estas casas, pero hoy solo quedan los parantes, y del hecho UNO dio cuenta en su momento. Hay además, a una cuadra, una base de cemento, como si se hubiera querido hacer un gran salón. Un trabajador en el lugar, en 2014, había señalado que se trataba de la construcción de un comedor de pescado. Sin embargo, después se supo que ese emprendimiento se construía atrás del mástil: hoy solo quedan los cimientos, varias columnas y el movimiento de tierra. Con solo caminar el lugar se nota que la obra está parada y abandonada.

Techo
Frente al avance de la construcción de viviendas en terrenos que pertenecen al Parque, UNO habló con el secretario de Proyectos Estratégicos, Eduardo Barbagelata. Si bien no es un tema que su Secretaría atiende de manera directa, sí está en la tarea de resolver parte de las necesidades habitacionales de la ciudad. “Como área no tenemos incumbencia directa. Lo vemos con preocupación y compartimos la postura de que hay que poner un control inmediato a ese avance. La Secretaría sí está encargada de viviendas y estamos en la obtención de un cupo que pueda ir desmantelando esas instalaciones ilegítimas. Ya hemos conseguido 100 de emergencia que podemos utilizar para sacar a algunos de ahí (por el Parque) y cuyo destino no estaría lejos. Eso nos permite pensar que pueden aceptar trasladarse. Después estamos atrás de 500 casas más, en fonavi, pero cuyos terrenos no están definidos todavía”, explicó.
Ayer le faltaban precisiones, de hecho manifestó que esperaba una reunión con el intendente, Sergio Varisco, para avanzar en definiciones.
“La idea del intendente es tratar de lograr la menor agresión social posible, de modo de que cuando uno saque a quienes están en terrenos que no deben, tengan un lugar alternativo como para que se instalen”, agregó. Barbagelata aclaró que la preocupación está presente y todavía no hay certezas de cómo se distribuirán esas primeras viviendas, aunque contemplarán a familias más necesitadas. “Son para quienes habitan en lugares precarios e inestables y estos (los del Parque) cumplen algunas de las condiciones”.
Señaló que contratarán un estudio que realizará la Universidad Nacional del Litoral y que esperan resultados en 60 días. La evaluación caracterizará la situación habitacional y Barbagelata aclaró que Nación no enviará fondos para viviendas si no está resuelto el estudio.

Comentarios