Tránsito
Miércoles 01 de Febrero de 2017

Atravesar avenida Ramírez lleva el mismo tiempo que viajar hasta Santa Fe

El tránsito de Paraná está en rojo: UNO recorrió, cronómetro en mano, desde Antonio Crespo hasta avenida De las Américas. Así se pudo corroborar cómo los 24 semáforos a cruzar no están sincronizados a pesar de la onda verde

Antes estaba sincronizado. En horarios pico podían generarse algunas demoras, pero no los 20 minutos que se pierden hoy para atravesar la ciudad por avenida Ramírez. UNO la recorrió, cronómetro en mano, desde Antonio Crespo hasta avenida De las Américas. Hay que cruzar 24 semáforos, 11 de ellos en rojo y terminar el recorrido lleva lo mismo que viajar desde el Túnel hasta la Fuente de la Cordialidad, en Santa Fe.

La mayor demora en toda la travesía se da hasta Cinco Esquinas. A primera vista es así porque se deben cruzar las calles que llevan y sacan automovilistas del centro. Entonces el flujo es mucho más elevado y más trabado que en el resto del trayecto. De hecho, a veces hay que esperar varios ciclos del semáforo para poder avanzar en algunas intersecciones. En otras directamente no es posible seguir con el verde porque uno queda lejos ante la cola de autos, motos, colectivos y camiones.

Antes también pasaba, pero más o menos desde los primeros días del año se perdió la sincronización de esos equipos semafóricos, no coinciden ni siquiera si se respeta la velocidad estimada.

Días atrás, Rubén Amaya, secretario municipal de Servicios Públicos, dijo sobre avenida Ramírez que una serie de accidentes generaron trastornos en semáforos, debido a que muchos son "ciegos", no les pueden regular las secuencias y deben hacerlo de manera manual. Además sostuvo que a la mitad de los semáforos de la ciudad no los pueden controlar.

Hasta diciembre por lo menos era posible atravesar la avenida más importante de la capital provincial casi sin parar. Los equipos de alta tecnología estaban sincronizados entre sí e incluso también aquellos que se encuentran en las intersecciones que cortan el corredor.

Un semáforo en rojo en avenida Ramírez tiene una demora 36 segundos los más simples y llegan hasta 90 los que más demoran.

En el recorrido que realizó UNO, el primer semáforo luego de dejar Antonio Crespo ya no permite la continuidad del paso. Además, antes de atravesar el tercero, el cuarto semáforo a lo lejos ya se ve habilitado con el verde y segundos antes de llegar, por supuesto, el rojo no da posibilidad de avanzar.

Incluso, mientras se espera el paso en ese cuarto semáforo, el quinto lleva tiempo en verde y la imposibilidad de seguir se vuelve a dar a los pocos metros de alcanzar su intersección. En horario pico para atravesarlo el tiempo que se pierde es aún mayor.


***
Congestionado


Por avenida Ramírez, al realizar las primeras 15 cuadras en auto en el recorrido determinado, se atravesaron 10 semáforos de los cuales a la mitad siempre se los encontró en rojo.

En lo alto, en varias oportunidades, es posible encontrarse con los carteles luminosos que señalan que a 45 kilómetros por hora se puede acceder a la ahora inexistente onda verde.

También hay otra cuenta que se debe destacar: de los 15 semáforos que hay hasta Cinco Esquinas, ocho se agarran en rojo y no hay manera de evitarlo. Hasta esa tradicional intersección y clave para el tránsito, en auto se pierden poco más de 10 minutos.

La Municipalidad había realizado años atrás un estudio técnico para poder colocar la flecha verde para los vehículos que llegan hasta la esquina de avenida Ramírez y Carbó. El objetivo fue evitar una cola larga que deje a los autos atravesados en Cinco Esquinas, permita el paso y agilice la onda verde. Eso se logró y nunca se perdió la sincronización. Pero ahora, cuando uno va por el carril rápido, debe encontrar la manera de cruzarse al otro lado antes de llegar a Carbó. Es una maniobra no tan fácil por la cantidad de conductores que avanzaron luego de quedar atrapados en el rojo de Cinco Esquinas.

Después el trayecto descripto se descongestiona un poco. En avenida Ramírez y Provincias Unidas, a pesar de que también está el cartel que avisa la posibilidad de circular a 45 kilómetros por hora sin parar, es imposible agarrar la onda verde, incluso si se marcha a esa misma velocidad. Hay que ir mucho más rápido y ni el tránsito ni la seguridad vial lo permiten.

Después hay otros semáforos que se deben atravesar en los que hay que esperar el rojo, pero ya casi se está sobre el final del recorrido trazado. En total, de los 24 equipos, hay 11 que por lo menos, en la prueba realizada, se alcanzaron en rojo y en más de uno hubo que esperar dos ciclos para cruzarlo.

La demora hasta avenida De las Américas supera por poco a los 20 minutos. Son 5,3 kilómetros que deberían poder recorrerse con onda verde.

Quienes viajan a Santa Fe con regularidad saben por costumbre o cronómetro, que desde el Túnel hasta la Fuente de la Cordialidad o hasta el Puente Colgante, no se pierden más de 20 minutos y eso sin necesidad de viajar tan rápido. Se trata de 21 kilómetros.


***
Números


21 son los kilómetros que hay desde el Túnel a Santa Fe, contra 5,3 de Ramírez.
8 es el total de semáforos, de 15, que se agarran en rojo antes de Cinco Esquinas.

Comentarios