Violencia de Género
Martes 29 de Noviembre de 2016

Atacó a golpes a su expareja y lo detuvieron: tenía restricción

Un hombre reincidió en ejercer violencia de género contra una mujer y terminó arrestado. En Chajarí otro sujeto violó la restricción

Una vez más, una restricción judicial no significó la protección para una víctima de violencia de género. Una vez más, al agresor no le importó lo que un juez le ordenó. Fue en la ciudad de San Benito, donde un hombre terminó detenido luego de haber violado la orden de restricción de acercamiento a su expareja, y le propinó una feroz golpiza. Hubo momentos de tensión luego de que llegó la Policía al domicilio, pero luego la situación se tranquilizó y terminó con el violento en la Alcaidía de Tribunales.

Claudio Gobatto, de 34 años, ya contaba con antecedentes por violento con quien era su pareja. Por esto la mujer había realizado reiteradas denuncias que llegaron a la Justicia. Por las causas en trámite, el Juzgado de Garantías le había dictado la prohibición de acercarse a la víctima, principalmente a su domicilio de calle Santa Fe, entre Libertad y Urquiza de San Benito.

En horas de la madrugada de ayer, el dictamen judicial no le importó, ni tampoco las consecuencias de incumplirlo. Gobatto llegó a la vivienda de su expareja, irrumpió y comenzó a gritarle, tanto a ella como a los familiares que estaban en la casa. El sujeto, tras unas pocas palabras de discusión, arremetió a golpes contra la mujer.

Se generó un gran revuelo en la cuadra, y en la comisaría local recibieron el llamado telefónico que advertía el violento episodio que se estaba produciendo. En breve, los uniformados arribaron al lugar y trataron de apaciguar los ánimos, lo que no resultó para nada sencillo.

De inmediato, por lo que les señalaron los testigos y la víctima, los policías detuvieron al agresor, y lo trasladaron a la dependencia policial. Por el momento de tensión, los familiares de la mujer insultaban también a los efectivos. Luego se retiraron hacia la comisaría y le informaron a la víctima que podía ir a realizar la denuncia. Momentos más tarde la mujer se presentó y radicó la exposición correspondiente, y también entregó el oficio judicial que ordenaba la restricción para el agresor.

El mismo fue puesto a disposición de la agente fiscal de la Unidad de Violencia de Genero y Abuso Sexual, Mariela Romero, quien dispuso su traslado a la Alcaldía de Tribunales. En las próximas horas, será imputado por el nuevo delito cometido en un contexto de violencia de género, y a su vez se analizará en qué situación quedará, ya que no se descarta una medida cautelar de prisión. También se espera conocer cómo se calificará el hecho, de acuerdo al diagnóstico de las lesiones que presentaba la víctima. Según se informó, la mujer resultó con heridas en el rostro, en la cabeza y en distintas partes del cuerpo como consecuencia de la golpiza recibida.


***


Otro episodio de desobediencia judicial, que tuvo como protagonista a una violento y como víctima a la expareja, sucedió el domingo a la tarde en Chajarí. El sujeto de 28 años tenía prohibido acercarse a la casa de la mujer, pero poco le importó. No solo que fue al domicilio a agredirla verbal y físicamente, sino que también le agarró el celular donde tenía la aplicación de "botón antipánico" y se lo destruyó.

Cuando la Policía local fue advertida del episodio, llegaron al lugar los efectivos y detuvieron al agresor por desobediencia judicial. Según se pudo reconstruir, el hombre entró a la casa sin ser escuchado por la mujer, por lo cual logró agarrar el teléfono y romperlo.

Aún se espera la implementación del sistema de la pulsera electrónica para los violentos, que le quite a la víctima la responsabilidad de avisar a la Policía.


Comentarios