Policiales
Jueves 07 de Enero de 2016

Asesino de Podestá esperaba el juicio por otro homicidio

Nahuel Siegfried está procesado por el crimen de Ramón Abasto. Todavía sigue sin aparecer  

Anoche los investigadores del homicidio de Rodrigo Podestá esperaban dar con el paradero de Nahuel Siegfried Flores, luego de dos allanamientos realizados durante el día en los que no se pudo encontrar al Gula. Pero en la requisa de su vivienda, en el barrio Lomas del Mirador II, hallaron un arma y cocaína.

El joven de 25 años, principal sospechoso del asesinato ocurrido en la noche del lunes en el corazón Lomas II, permanecía prófugo a pesar de los rumores de que se entregaría con un abogado en la Justicia. No pudo ser encontrado luego de los procedimientos solicitados por el fiscal Álvaro Piérola y llevados adelante por el personal de la División Homicidios.

El primero tuvo lugar en la casa del acusado, en calle Quinquela Martín, donde los uniformados encontraron un revólver calibre 38 con el tambor cargado, y un envoltorio con 10 gramos de cocaína. El segundo fue en calle Du Graty al final, de barrio El Morro, donde viven familiares de Siegfried Flores. Allí incautaron una computadora y celulares.

Como informó ayer UNO, Gula estuvo vinculado a un homicidio ocurrido el 28 de noviembre de 2013 en el barrio La Milagrosa: aquella tarde un grupo de personas fue hasta la casa de Ramón Cecilio Abasto y se cobraron venganza por el supuesto robo de un caballo unos días antes. Por la muerte de Abasto y las heridas a otro hombre de apellido Portillo, se encuentra con procesamiento confirmado por la Cámara del Crimen Nahuel Ceferino Siegried Flores. Otro joven que estuvo nombrado en aquel episodio, de apellido Moyano, quedó con falta de mérito. Desde entonces, hace más de dos años, Gula está esperando el juicio para rendir cuentas por este asesinato. Mientras, siguió en libertad y ahora se encuentra envuelto en otra causa por el homicidio de Podestá.

A su vez, el joven está en pareja con la hija de un hombre que está involucrado en el asesinato de un muchacho ocurrido en 2014 en el barrio 4 de junio.

Lo que nadie sabe es dónde terminará la guerra entre bandas o clanes familiares en la zona este de Paraná. Los Siegfried Flores eran de La Milagrosa y están desde hace años enfrentados a familias del barrio Municipal. Desde hace un tiempo, algunos se radicaron en el Lomas II, con la colaboración de otros personajes conocidos en este barrio. La disputa por el territorio, con el trasfondo de la venta de droga parece imparable.


 

Comentarios