Policiales
Sábado 09 de Enero de 2016

Asaltaron un almacén dos veces en 15 días en el barrio José Hernández

Preocupación. En esta zona de Paraná, vecinos y comerciantes han sufrido robos. Al empleado de un negocio lo encañonaron el jueves. Ayer la Policía desplegó operativos de control.

Dos ladrones armados entraron a un almacén del barrio José Hernández de Paraná, encañonaron a los empleados y se llevaron plata, una computadora y un celular. En el mismo comercio habían sufrido otro asalto similar 15 días atrás. Y unas horas antes se produjo otro robo en un drugstore ubicado sobre Blas Parera. A pocas cuadras, en el barrio Vicoer 80 Viviendas, volvieron a robar en casas, como ya informó UNO el lunes. Esta zona del norte de la ciudad está más insegura desde hace unas semanas. Ayer por la tarde hubo más presencia policial con controles y secuestro de motos sin documentación.
“Estábamos yo y mi hermano, que todavía está como shockeado”, contó a UNO el muchacho que atendía el almacén el jueves a las 20. “Fue una experiencia demasiado fea”, agregó Gabriela, la dueña. El joven siguió: “Habíamos estado afuera una hora tomando mate, yo tenía mi computadora porque íbamos a hacer un trabajo. Entramos, mi hermano se puso a ordenar y en eso entraron esos dos pibes que nunca vi en el barrio, haciendo como que iban a comprar, sacaron el revólver y le apuntaron a mi hermano. ‘Quédense quietos, dame todo...’. Uno estaba de gorrita, el otro no”.
El mismo empleado recordó un episodio parecido que sucedió a fines de diciembre: “Vinieron dos de allá, entré para atenderlos, no sé si tenían armas porque estaban con una campera”. En total, dijo Gabriela, “se llevaron la recaudación, dos computadoras, una en cada hecho, y un celular. Lo más cómico es que un ratito antes robaron el drugstore de Blas Parera, después vinieron y nos asaltaron a nosotros”.
En los dos casos “eran personas diferentes -relató el empleado-. Acá los veía antes cuando eran más chicos. A los cuatro primeros que vinieron sí los conocía (dos entraron y otros dos los esperaban para huir en motos), los tenía de vista, los otros dos fueron a la escuela con mi hermano, cuando eran chicos, los saludaron y todo”. En el asalto del jueves “vinieron caminando y salieron corriendo, no los vi dar vueltas en ningún momento. Cuando salí afuera (después del robo) uno me dijo ‘se fueron para allá por la calle de tierra’, y salí en la moto a buscarlos”. 
“Mucha gente salió a correrlos -contó Gabriela-, eran las ocho de la noche, te imaginás, estaban todos afuera, se subieron a los autos. Mi hijo cuando salió corriendo se encontró con un muchacho que es policía, vecino y cliente nuestro, lo levantó en la moto y le pidió que le indicara quiénes eran, cuando salen a buscarlos los encuentran y los tirotearon en los pies, justo llegaba el patrullero y lo trajeron. Nunca los agarraron”.
La situación se ha complicado en esta zona de la ciudad, y tanto desde la Policía como los propios vecinos señalan a personas que residen en el barrio Nueva Ciudad, relacionadas al ambiente delictivo.

Motos secuestradas y un detenido
En horas de la tarde de ayer, en este contexto, se dispuso un amplio operativo de control vehicular por parte de la División de Seguridad Urbana y Bancaria, tanto sobre Blas Parera como sobre calle Martín Fierro. El resultado, según se informó, fue el secuestro de cuatro motos que carecían de documentación, y una multa por una infracción.
Por otro lado, respecto del mencionado episodio ocurrido en Blas Parera el jueves a la tarde, desde la Policía se informó que un hombre de 28 años sustrajo unos packs de gaseosas de un negocio y que minutos antes habría intentado, sin éxito, robar una aspiradora en un lavadero de autos. Tras la intervención del personal de la comisaría 14ª los elementos fueron recuperados y devueltos a su dueña y el ladrón fue trasladado y alojado en Alcaidía de Tribunales. El sujeto, según se informó desde la fuerza de seguridad, tiene varias causas por hechos delictivos.

Comentarios