Pais
Sábado 15 de Octubre de 2016

Argentina y FAO impulsan campaña para visibilizar problemas de la mujer rural

El objetivo es fomentar el compromiso de los distintos poderes del Estado para el diseño y la implementación de políticas públicas.

Una cuarta parte del conjunto de la población mundial son mujeres rurales. En nuestro continente las mujeres rurales constituyen aproximadamente el 43 por ciento de la mano de obra agrícola. Ellas producen, procesan y preparan gran parte de los alimentos disponibles.

El peso de este colectivo en la sociedad es tal que la Organización de las Naciones Unidas para las Mujeres, ONU Mujeres, considera que éstas "son agentes clave para conseguir los cambios económicos, ambientales y sociales necesarios para alcanzar un desarrollo sostenible".

En el Día Internacional de la Mujer Rural, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Argentina presentó una campaña bajo el lema “Mujeres Rurales, motores del desarrollo” con el propósito de instalar en la agenda nacional la problemática que tienen hoy las mujeres rurales en la Argentina.

Continuando con la presentación de la campaña “Mujeres Rurales, motores del desarrollo”, realizada por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) Argentina, se llevaron a cabo este jueves en el Senado de la Nación diversos paneles con la presencia de funcionarios del Poder Ejecutivo y diputadas nacionales.

Los paneles trataron las siguientes temáticas: “La importancia de las mujeres rurales en la agricultura”; "Mujeres rurales y derechos humanos. Desafíos para las políticas públicas" y “El Poder Legislativo y el compromiso con las mujeres rurales”.

En primer lugar, el secretario Coordinación y Desarrollo Territorial del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Santiago Hardie, resaltó que desde la Nación se deben propiciar “las políticas públicas que fomenten el arraigo rural y la igualdad”.

El funcionario mencionó que “con FAO venimos trabajando en programas para eliminar la pobreza rural” y, en este punto, enfatizó que se debe “visibilizar la situación para entender la necesidad fuerte que tienen las economías regionales, la ruralidad y los pequeños productores”.

A continuación, Fabiana Tuñez, presidenta del Consejo Nacional de la Mujer, destacó que “trabajar por la igualdad implica decisiones concretas que tiene que tomar el Estado” y mencionó el “Plan Nacional para la Erradicación de la Violencia de Género” el cual tiene “que considerar las situaciones regionales”.

Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, se refirió a las mujeres rurales y la política de derechos humanos y, al respecto, manifestó que “una parte importante nuestra de derechos humanos es que esta problemática de las mujeres rurales sea conocida por la sociedad”.

En tanto, la diputada nacional Carla Carrizo enfatizó que “hablamos de la necesidad de posicionar a la mujer rural, que no tiene que ver con un clima de época sino que es una deuda histórica estructural de la democracia argentina”.

Por último, la diputada nacional Cornelia Schmidt Liermann agradeció el rol de la FAO ya que “visibilizar a la trabajadora rural implica visibilizar que el productor recibe muy poco por lo que produce” y que “hay que trabajar para que se pueda producir más y para que se pueda consumir a mejor precio”, finalizó.

Télam / Terra

Comentarios