Ovacion
Sábado 05 de Marzo de 2016

Argentina cayó ante Polonia en el partido de dobles por la Copa Davis

El resultado final fue 6-3. 6-4 y 6-4. La serie quedó entonces 2-1 a favor del equipo nacional. Mañana, desde las 8 hora argentina, Leonardo Mayer será el primer singlista que tratará de darle el punto que le falta a nuestro país para avanzar de ronda.

 La experimentada pareja integrada por Lukasz Kubot y Marcin Matkowski impuso esta mañana la lógica en el encuentro de dobles al derrotar en sets corridos al chascomusense Carlos Berlocq y el rosarino debutante Renzo Olivo, para que Polonia descuente ante la Argentina, que se impone 2-1 en la serie de primera ronda del Grupo Mundial que se disputa en Gdansk.

En el estadio Ergo Arena, que volvió a lucir con poco público, los experimentados polacos consiguieron el triunfo con parciales de 6-3, 6-4 y 6-4, en dos horas y cuatro minutos de juego.

El viernes, con una muy sólida actuación y sin siquiera ceder un set, Argentina se puso al frente con los triunfos del debutante bahiense Guido Pella (42 del ránking mundial) y el correntino Leonardo Mayer (41º), que dejaron a la Argentina a un paso de los cuartos de final de Copa Davis.

A primer turno, Pella había superado los nervios del debut frente a Michal Przysiezny (318º) con parciales de 6-1, 6-4 y 7-6 (5).

Luego entró en cancha Leo Mayer, quien ratificó su mote de “copero” para ampliar su invicto en singles a diez partidos con un triunfo por 6-2, 7-6 (3) y 6-2 sobre el juvenil Huber Hurkacz, 602 del escalafón.

Ahora, la Argentina buscará el triunfo que le dé la clasificación a cuartos de final en los singles pautados para este domingo, donde a partir de las 8.00 (hora argentina), se invertirán los duelos del viernes con Mayer frente a Przysiezny, antes que Pella se mida ante Hurkacz en un hipotético quinto punto.

El ganador de la eliminatoria jugará en cuartos de final ante el vencedor de la serie que Italia le gana a Suiza en Pesaro (2-0), mientras que el perdedor deberá esperar el repechaje de septiembre, donde buscará mantener su lugar en el Grupo Mundial de la competición.
Chances desperdiciadas
La dupla argentina no jugó un mal partido, pero la mayor jerarquía y roce en este tipo de encuentros de la pareja polaca fue clave en los momentos importantes.

Porque, en el balance de los dos primeros sets, Argentina tuvo más chances de quiebre -tres en total- pero no pudo conseguir la diferencia, algo que sí logró Polonia al romper el servicio de Olivo en las dos oportunidades con las que contó.

De entrada, Argentina agarró “dormida” a la pareja polaca y tuvo una doble chance de quiebre en el primer game del partido, que desaprovechó.

Luego, cada vez que sacaron Lukasz Kubot y Marcin Matkowski se le hizo cuesta arriba a los dirigidos por Daniel Orsanic, pero principalmente por el nivel rival, no por estar bajos en su juego.

Kubot fue impecable desde la devolución, siempre buscó con sus tiros una transición defensa-ataque, y Matkowski, pese a un evidente físico poco cuidado, demostró con su muñeca por qué es el número 17 del mundo en el ránking de la especialidad.

El único quiebre del primer set se dio en el sexto game, cuando Olivo flaqueó en el servicio y los polacos no lo perdonaron, para sacar la primera diferencia en el partido.

En el segundo parcial, la historia no se modificó demasiado, tanto en el juego como en el resultado, porque si bien los argentinos lograban encontrar resquicios en la pareja polaca, los locales eran los que llevaban las riendas anímicas.
Porque con el apoyo de su público, la confianza fue en alza, más aún en el quinto game, cuando otra vez sobre el servicio de Olivo, Polonia encontró el quiebre.

Enseguida, Argentina tuvo la posibilidad de recuperarse en el tanteador, pero no hubo caso, porque los saques polacos eran bombas que caían del lado albiceleste, sin poder devolverlas, y el 6-4 alejaba la chance de la clasificación este mismo sábado.

El inicio del tercer set mostró a Lukasz Kubot y Marcin Matkowski dominadores desde el comienzo, al obtener un quiebre rápido en el primer game, que encarriló la historia.

Es cierto que, sobre el saque de Matkowski, Argentina volvió a tener su posibilidad, pero otra vez fue desperdiciada y Polonia se encaminó sin sobresaltos al cierre del match, con otro 6-4.

Argentina perdió su primer match point en la serie, pero este domingo tendrá dos chances de concretar su avance a cuartos de final, para mantener intacto el sueño de alcanzar su primera Ensaladera de Plata.

Comentarios