Ovacion
Martes 31 de Mayo de 2016

Aquino: “Fue una pelea con muchos condimentos”

El Terrible regresó luego de dos años sin pelear en el país. Cayó en el primer asalto, se recuperó y cantó victoria en Luján.

Andrés Martino
amartino@uno.com.ar

Pasaron 10 meses sin pelear. La última vez fue ante el lituano Evaldas Petrauskas, con derrota en la AIBA Pro Boxing, en un combate que complicó su pase a los Juegos Olímpicos.

En tanto que en el país hacía dos años que no veía acción en el campo rentado. El paranaense Daniel Aquino se sacó las ganas y regresó al cuadrilátero en su tierra. Fue en Luján con victoria, por nocaut técnico en el quinto asalto,  ante el concordiense Leonardo Cirolla. Ayer, El Terrible, quién aún sueña con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, habló con Ovación respecto de esta vuelta. “Fue una pelea con muchos condimentos. Pasaron dos años sin pelear en Argentina, mucha gente me quería ver, toda mi familia y la verdad es que tenía todo eso en la cabeza de volver a pelear acá. En el primer round eso me jugó en contra porque salí ansioso y nervioso. Después de la caída se me bloqueó la cabeza porque sabía que arrancaba varios puntos abajo. Fue eso, pero a pesar de todo, fue lindo y terminó con una victoria”.

Daniel Aquino se tuvo que ver las caras en su regreso con un concordiense. De alguna manera fue un derby entrerriano en Buenos Aires. “Fue el duelo entrerriano como dijeron ahí. Ya lo conocía porque en la época amateur  él peleaba en una categoría más alta. Hoy después de muchos años nos tocó volver a pelear. Lo bueno es que esta vez salí ganando yo. Fue una buena pelea y a todos los presentes les gustó”.

No podía perder en este regreso y a eso Aquino lo tenía claro.  “Esta es mi carrera profesional y no podía perder. El récord ahora quedó con 14 ganadas, 11 por nocaut y una derrota. La famosa con Puñalef Calfin. Me lo crucé en el festival y la verdad tenía ganas de decirle algo, pero no me dio. Ojalá que el destino nos vuela a cruzar para sacarme ese peso de encima”.

El Terrible, más allá del éxito, contó como se sintió arriba del ring. “Como yo explicada acá. Yo guanteaba con Wenceslao (Mansilla)  y otros chicos, pero después de estos 5 round hoy me duelo todo. Un guanteo es muy distinto a pelear. Además alguna marquita me tengo que traer (risas). Me sentí bien, pero es mucho tiempo de inactividad y en el primer y segundo round estuve como bloqueado y más después de la caída. Después me serené y comencé a pensar round a round porque me podía noquear. Después en el tercero lo dominé y el cuarto y quinto fue tal cual lo pensé en la concentración”.

En el futuro para el púgil Daniel Aquino aparece nuevamente la posibilidad de ir tras el sueño de lograr el pasaporte a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Está claro que a esta altura, con los Juegos a la vuelta de la esquina, todo será mucho más complicado que antes. Pero antes de ir tras esa posibilidad, es probable que haya un combate más en este territorio. “Mario (por Margossian, su promotor) habló con mi viejo y le dijo que la próxima semana me iba a llamar para ver si podemos hacer una pelea más este mes porque en julio, no sé bien en qué fecha, me voy a Venezuela al Preolímpico en una de las últimas chances para ir a los Juegos. Estuve cerca, no pude, ahora se da otra oportunidad y la tengo que aprovechar”.

En la FAB
Fue caída paranaense. El boxeador Gianluca Olmedo, púgil del Club Ministerio, perdió el fin de semana ante el bonaerense Lucas Villanueva por puntos en un combate amateur en 60 kilogramos. La cita fue en la Federación Argentina de Box donde el paranaense estuvo acompañado por el boxeador profesional Wenceslao Mansilla.

Comentarios