Ovacion
Martes 16 de Junio de 2015

Apuesta a los chicos para ser más grande

Desde la asunción de Alejandro Schneider como presidente en Belgrano hay dedicación en categorías menores.

Edgardo Comar / Ovación
ecomar@uno.com.ar


Desde que asumió como presidente en 2009, se registró una variante más que importante en las políticas deportivas a aplicar. Con Alejandro Schneider como primer mandatario, en Belgrano se profundizó el trabajo en las divisiones inferiores. Los resultados se reflejan en que jugadores formados en las canteras Mondongueras comienzan a surgir en clubes con fútbol profesional. De las tareas que se vienen efectuando, de los proyectos a corto y largo plazo, el primer mandatario Blanquiceleste habló con Ovación. 

En la conferencia de prensa de presentación de la indumentaria, jugadores y el vino del club, la cara visible de la comisión directiva de la entidad de Salta y Nogoyá, expresó: “Con el cuerpo técnico que encabeza Néstor Giacinti se habló de llegar lo más lejos posible en el Federal B y en lo posible coronar el trabajo con un ascenso. Sabemos que no es fácil, pero se trabaja a conciencia. No descarto la posibilidad; creo que el equipo va ir creciendo con el paso de las fechas y que a pesar de que hay muchos juveniles, el plantel tiene una madurez suficiente”. 

La formación de jugadores para volcarlos a mercados con mayor cotización es una tarea que se viene implementando desde hace seis años: “Desde 2009 se aplica un trabajo profesional en inferiores, para armar una base de equipo y también para abastecer a clubes con fútbol profesional. Se pueden lograr cosas contratando jugadores de experiencia. Pero si no vas formando una base para que sea alternativa o sirva en el recambio es difícil poder mantenerse. Los resultados comienzan a verse. No solamente Eric Remedi es una realidad, también el Gaba Pozoula y el Bracho Micheli están jugando en la Reserva de Banfield y con grandes posibilidades de saltar en cualquier momento a integrar el plantel que dirige Matías Almeyda. En la medida que esos jugadores logren sus objetivos en el profesionalismo, Belgrano ganará una base económica importante”, acotó.

El tiempo, dinero y servicios que brinda el Mondo a las inferiores es una especie de excepción dentro de un fútbol con un amateurismo demasiado profundo: “Lo teníamos que hacer. Tratamos de imitar el trabajo que clubes profesionales realizan en inferiores. No los mismos recursos de un club con fútbol profesional, pero hoy trabajamos con muchos profesionales en los distintos cuerpos técnicos. En cada categoría hay una asistencia médica que es indispensable. Belgrano tiene en Luis Guillón un departamento para aquellos chicos del club que están entidades del sur bonaerense y no se adaptan a vivir en las pensiones. En los pequeños lo que se intenta es primero que se diviertan y vayan aprendiendo a ser buenos chicos”, remarcó.

Cuando la gran mayoría arma lo que puede para el certamen de la LPF, Belgrano siempre apuesta a poner lo mejor en cancha: “Belgrano le da prioridad a la Liga porque pertenecemos a la misma, somos parte de ella y poniendo lo mejor es una manera de buscar potenciarla. Intentamos que el nivel se equilibre pero para arriba”, finalizó.

 

Comentarios